El título correcto debió ser "Corre de Conejo" por nikkus2008

Portada de CORRE, CONEJO

Harry Angstron me pareció un personaje notablemente dibujado por Updike... Logra que uno lo deteste; en mi caso, aborrezco a estos seres indecisos, timoratos al extremo, ya que ninguna de sus acciones es sostenida por mucho tiempo... Se mueve por esa línea entre la rebeldía (vaya uno a saber de qué y hacia quién o quiénes) y la cobardía más nefasta. Al igual que otros personajes literarios idénticamente odiosos, como Madame Bovary, Nora Helmer y seguramente otros más, que se dedican a perturbar a los que no lo merecen y jamás se hacen cargo de sus propios errores, Harry pasa del remordimiento, tan volátil y transitorio como falaz, a la repetición del error que lo llevó en primera instancia a ese remordimiento previo, reanudando así el círculo de su infantil sentimiento de inconformidad ante la vida. Es egocéntrico, pueril, un idiota angustiado, igual que la repugnante Nora Helmer.

Sus gritos de ayuda no son producto de excavaciones metafísicas, no ahondan jamás en ninguna angustia existencial, ni, por el contrario, en ningún acontecimiento concreto, en algún trauma; no existe algún jirón del alma desgarrado en el pasado como para justificar sus conductas; sólo se limitan a herirse a sí mismos (y con notable celeridad curarse a sí mismos) y a todos aquellos que los rodean pero de una manera vil, ya que son personajes sumamente ciclotímicos, pero, sobre todo, pusilánimes. Ofenden (a sus seres queridos y, sobre todo, a aquellos que son débiles y que le son fieles y les perdonan) y luego piden disculpas. Se van pero luego vuelven. Son como quinceañeras ofuscadas, histéricas, que están descentradas y cuyas actitudes responden más a impulsos propios de una especie de ente semi-imbécil que a un ser consciente de sus actos y seguro de ellos.
Insta a su mujer, a quien desprecia, a beber alcohol de nuevo, justo después de haberla abandonado, justo después de haberle reprochado su conducta de persona débil y viciosa. Luego comete el mismo error y cuando parece en algún tramo que asume parte de su responsabilidad en el trágico suceso de la bañera, más tarde y en el momento menos apropiado, reconduce la culpa hacia la otra persona, hacia la misma a quién él mismo empujó, en un acto de total egoísmo, a caer nuevamente en el mal hábito.

Updike escribe muy bien. Se demora en detalles insólitos y su prosa resulta cargada, altamente expresiva. Sus criaturas se mueven en una suerte de infierno terrestre, en el aburguesado extrarradio de Pensilvania, un suburbio de casas de ladrillos rojos y gente que se aburre y que abreva el hastío a grandes sorbos, como en casi todas las pequeñas comunidades. La ciudad, o las ciudades, mejor dicho, provocan en uno una distracción permanente, un estado de alerta, una especie de bifurcación constante de los sentidos... Con todo su veneno a cuestas, sirve de tónico -que muchas veces termina por devorarnos, por aniquilarnos- pero que, al menos, no produce ese estado de incomodidad que se experimenta en los sitios silenciosos, en los arrabales que rezuman raquíticos dramas familiares y representaciones mediocres de las vidas conyugales con todos sus nimiedades y todas sus luces... Tal vez a Harry "Conejo" Angstrom le haya caído esa loza encima, ese cielo azul y esas colinas y esos escapes en auto no sirven de nada cuando uno carga sobre sus hombros el agobiante peso de la vulgar existencia y se pierden en una indecisa niebla todo horizonte y toda esperanza.

Escrita hace 9 meses · 5 puntos con 4 votos · @nikkus2008 le ha puesto un 7 ·

Comentarios

@Tharl hace 9 meses

Qué duro eres, amigo Nikkus, con todos estos personajes débiles. Ellos son las primeras víctimas de sí mismo, aunque luego esgriman su condición de víctima como patente de corso para hacer mal a los otros. Es un círculo vicioso, ¿no? Una trampa. Siempre es interesante examinar qué factores de su entorno determinan esa trampa. ¿Se puede vivir en la Pensilvania de Conejo de otro modo? En fin, es normal que te irriten pero no quisiera ser yo quien tire la primera piedra.

Tengo muchas ganas de leer esta novela, que caerá pronto. Me interesa Updike y en especial la narración en presente de esta novela.

@nikkus2008 hace 9 meses

Tharl, querido amigo, primero que nada te saludo.

No creo ser duro, creo, más bien, que este tipo de engendros atormentados sin razón quiebran la armonía y, sobre todo, al espíritu de los seres que tienen más cerca, y especialmente a los más débiles. Que ellos sean las primeras víctimas (¿víctimas de qué, me pregunto? ¿De una nostalgia que les muerde las entrañas, de un suceso funesto, de qué, en conclusión?) no debería tener que ver en que, muy conscientemente le inflijan dolor a quienes no lo merecen. Vuelvo a decir que lo que me jode, es que ninguno de ellos explica el origen, ni siquiera se acercan al nudo de la cuestión. Entiendo tu punto. No se podría vivir en Pensilvania sin experimentar ese horror ante lo fútil de la vida; pero es que estos tipos no son Baudelaire, que odiaba el progreso, "La modernidad" con toda su fealdad, ni su alejamiento de Dios, ni sus ataques de spleen, productos de un paraíso perdido, no, no, estos seres extraviados se limitan a ser imbéciles consigo mismos pero sobre todo con los otros: con sus padres, sus pequeños hijos, sus mujeres o maridos (que ellos mismos eligieron), sus mejores amigos. Ese bucle de desquitarse con el "que menos mal te hizo" es de una crueldad insostenible. A eso iba. Y encima son cobardes. Si están disconformes, que huyan, pero que huyan de verdad. Lejos y sin remordimientos. Pero no están convencidos, porque en el fondo de sus almas egoístas, saben que sus actitudes son pueriles, transitorias, vanas, caprichosas e injustificadas.
El final, la última parte de "Corre conejo", deja en evidencia la imbecilidad del protagonista. No hay argumento alguno para comprenderlo. Su agobio no está bien explicado. Ya vas a ver cuando lo leas.

Un abrazo grande, amigazo. Se los extrañaba.

@Tharl hace 9 meses

Lo peor de cuando somos imbéciles, Nikkus, es que todos solemos ser imbéciles sin motivo. La banalidad del mal.

@arspr hace 9 meses

Amén a lo de la banalidad del mal. ¿Os recuerdo la cita de mi perfil: "no achaques a la..."?

Ufff, me has casi quitado las ganas de leer el libro, (que también tenía entre los futuribles desde hace eones), con tan incisa reseña. Como que me has metido un nivel de pereza añadido bastante importante...

@nikkus2008 hace 9 meses

No, @arspr , el libro ALTAMENTE RECOMENDABLE. El tema es así. Ayer me fui a dormir con ganas de romperle los dientes a Harry, pero de verdad... Eso demuestra la calidad del escritor, en definitiva.

Tal vez vos lo puedas comprender mejor que yo. Tal vez no te provoque el mismo rechazo. Recomiendo que lo leas, sin dudas.

@nikkus2008 hace 9 meses

@Tharl Claro que sí, todos hacemos el mal, sin dudas, por algo el ser humano no me inspira la misma piedad que otras especies. El tema está en cuando hacés el mismo mal a las mismas personas y encima te decís a vos mismo que hiciste bien y para colmo esas personas son las más enclenques de todo tu grupo familiar. Eso ya ni siquiera sería recurrir al mal inherente que solemos inocularle al que tenemos más cerca en pequeñas dosis, eso ya es de reverendísimo idiota y de cobarde extremo... Ese es el tema.

Como sea, creo que ya voy a empezar "El regreso de conejo" (segundo libro sobre Harry "Conejo" Angstrom"), jajaja.

@Poverello hace 9 meses

Hace varios días terminé de leer una novela que había escogido gracias a una reseña de @arspr: La gente en los árboles, escrito por una mujer de apellido impronunciable e inescribible. Va sobre un tipo repugnante, y me decía a mí mismo mientras la leía, que "admiraba" a aquellas personas que tienen el arrojo (o la inconsciencia) de dar el protagonismo de sus obras a personajes horribles y despreciables. Yo sería incapaz de escribir algo si no empatizara lo más mínimo con el personaje principal, si lo odiara a rabiar, vaya. No pienso que sea el caso de Harry, como tampoco lo es el de Ferdinand de viaje al fin de la noche, el profe David Luire de Desgracia, o Gloria de Hermosos y Malditos. Sería incapaz, por ejemplo, de escribir Meridiano de sangre, cono el asco que me daba el juez Holden, e incluso me costaría hacer lo propio con Humbert Humbert o Juan Pablo Castel, a pesar de que los libros escritos en primera persona me los tomo con mayor relajo, pues, al fin y al cabo, son puntos de vista absolutamente subjetivos.

El caso es que con Harry, como con casi todos los demás, empatizo; quizá, simplemente, porque me veo lo mierda que soy, pero no me parece fuera del común de los mortales cagarla tanto y tan bien. Justo antes de entrar en la web de sopa, leía un artículo sobre Baudelaire por los 200 años de su nacimiento, en el que mencionaban una frase de Sartre sobre la diferencia entre ser revolucionario y ser rebelde, Más o menos decía que la persona revolucionaria quiere cambiar la sociedad, que las cosas vayan a mejor, pero la rebeldía no se preocupa en absoluto de eso, casi prefiere que las cosas se mantengan como están para seguir protestando. La mayor parte de los seres humanos, creo yo, somos bastante más rebeldes que revolucionarios, como Harry, Ferdinand, el otro Holden de El guardián entre el centeno... Vamos, peña que si nos quitan el quejarnos y el dar por saco, casi no sabríamos que hacer con la vida.

@nikkus2008 hace 9 meses

Claro, pero Ferdinand derriba personas y costumbres y sociedades enteras; es un tanque de guerra, cínico y asqueado. En su fervor derrite las caretas del hombre y desnuda su hipocresía. Hay un potente ataque en ese "viaje al fin de la noche". En el muy buen libro de Updike hay muy poco de eso.

Y no, no empatices con ese imbécil, por favor; un tipo que abandona a su mujer (nadie lo obligó a meterse con ella ni menos a hacer juntos un hijo) dos veces... con uno que... Mejor paro acá, porque voy a spoilear. Ya sabés todo lo que hizo. Y sí, fue él, no "el otro" como él quisiera...

@nikkus2008 hace 9 meses

Ahh, el "Juez Holden", terrible hijo de puta, es cierto. Gran personaje. Pero no menos que el otro, cuyo nombre no recuerdo. Galand... no ¿Cómo era el nombre? El que dispara a todo el mundo por diversión. El que vuela a un pobre gatito de un balazo sólo para pasar el tiempo. Ese es otra basura. Pero en ese increíble libro, todos son despreciables. Los indios son tan horrendos como sus cazadores, tan crueles y salvajes como los civilizados.
Es realmente un meridiano de sangre...

@Poverello hace 9 meses

Ferdinand es un egoísta recalcitrante, y si derriba cosas es por mera casualidad. Destruye todo lo que toca, pero decidimos "salvarlo" porque cuando ya casi no queda novela le salta el chip. Perdonamos a quien se arrepiente, como si fuéramos dioses, y el momento del arrepentimiento o de la conciencia parece que ya otorga cualquier otro merecimiento. Pienso en Los miserables, Javert es otro ser despreciable, sujeto a la prisión de la ley, como cada cual está sometido a su propia prisión. Harry lo único que trata es de escapar de su vida de mierda, sin ser del todo consciente de los cadáveres que deja a su paso, porque lo único que quiere es huir. "Todo el mundo está preso, quien no lo crea que intente escapar", dijo Melville.

Empatizar no es justificar, ni siquiera entender. Quizá es solo saber que somos polvo y barro, y he visto tanto barro en mi vida, a tanta gente a la que he hecho daño sin merecimiento alguno... Si pudiera huir, vete tú a saber si huiría.

En Maridiano hay un tipo honrado, el chico, el único que ni nombre tiene. Qué lástima.

@nikkus2008 hace 9 meses

Entiendo, pero al menos él fue parte de ese circo incompresible que es la guerra; él ve cosas, cosas de las cuales habla y de las cuales saca conclusiones. Harry es una ameba. Un ente que sí es consciente de los cadáveres que deja en su camino, PERO QUE SE ARREPIENTE Y LUEGO OLVIDA HASTA SU PROPIO ARREPENTIMIENTO.

Es tan miserable, mucho más que Javert, que cumplía una función, al menos, que hasta desea que su madre se muera (o él mismo) para NO ENFRENTAR LA ABSOLUTA REALIDAD DE LA QUE ES CONSCIENTE: QUE É FUE CULPABLE. QUE ES UN HIJO DE PUTA INSENSIBLE E IDIOTA.

No me conmueve a mí la gente que quiere huir y no sabe de qué quiere huir. Su vida no es una mierda. Su vida es ordinaria, nada más. Él la convierte en mierda. Y lo más importante: ÉL MISMO NO ES NADIE. No es un genio suprasensible, no es un feroz crítico del mundo moderno, no es un filósofo ni un poeta nostálgico, no es un creador, un artista, un genio, un iluminado... es un payaso con calambres mentales e histerias de adolescente ofendidita.

Cero respeto para semejante trozo de mierda.

Ferdinand está cansado. Ve más allá de todo. Concluye en que la humanidad no sirve (acertado o no), ve gusanos trepando en la carne de todas las almas; concluye, en definitiva, algo, lo que sea, pero piensa, siente, aun en su agobio y en su hartazgo. Esa es la diferencia enorme con este tirifilo hiperactivo de Harry.

@Tharl hace 9 meses

Es muy interesante esto de los personajes antipáticos. Nada más salir aquí en defensa de Nora y Madame Bovary y de Conejo, aunque con él no he tenido el gusto, me di cuenta de que es uno de los motivos por los que rechazo "Gordo de feria".

Alguien debería hacer un catálogo de hijos de puta. Mis favoritos: los que de veras hacen el mal. El juez Holden es soberbio en ello. No me importaría ser capaz de escribrilo. Hay algo gnóstico y mitológico en esa maldad que me fascina. Es la maldad de Yago en "Otelo". Luego están los héroes torturados del romanticismo, de Juan Tenorio a, por qué no, Ferdinand. Me gusta mucho la concepción de Macbeth: la caída de los mejores en el intento de hacer el bien o por las ansias de poder (Macbeth y -lanzo un doble-, Stalin). También están los y las rebeldes, que son al mismo tiempo víctimas de su entorno, héroes y heroínas que se rebelan y miserables que hacen daño a quien no se lo merecía: Madame Bovary, Hedda Gabler...

Y luego están los hombres superfluos del siglo XX. Su mayor defecto es la debilidad. Todavía tengo empatía con ellos. Woody Allen, por cierto, me genera la misma empatía y compasión hacia personajes que llego a deplorar.

Mi límite está en los yuppies de los 80 y 90. Esos miserables que lo son a sabiendas y se justifican en ello mediante el cinismo. Que pretenden tu complicidad diciéndote: "¿ves?, si tú eres tan miserable como yo, pero yo lo soy de frente", con narradores que trampean el mundo para dar la razón a su personaje y novelas que te hacen trampa: si la terminas estás dando la razón al protagonista por aguantar y hasta disfrutar tanta mierda. Pues no. Yo cierro el libro.

Pero supongo que todo depende de cómo se relaciona el autor con su criatura. Desde la fascinación romántica a la distancia irónica de un Woody Allen o la autoindulgencia de Breston Ellis y Martin Amis.

@nikkus2008 hace 9 meses

Harry, Nora y M. Bovary son la nada misma; su rebelión es aniñada, carecen de grandeza. La diferencia es que Holden es un hijo de puta y lo asume y actúa en consecuencia. Estos otros son animalitos asustados hasta de sus propias sombras pero que le hacen "¡buuu!" a su vez a quienes pueden manipular y herir para sentirse un poco mejor, o menos cagones.

Prefiero a Holden. Prefiero a alguien duro, a alguien cuya alma podrida ya se vea reflejada en su rostro, así, de esta manera, el golpe es predecible y la defensa más factible.
Con una pequeña mierdita como Bovary, o Harry Angstrom ¿Cómo saber cuándo y por qué el manotazo o la traición? ODIO A LOS COBARDES, LOS ODIO Y LOS DESPRECIO. Los desmenuzaría con mis propias manos.

@nikkus2008 hace 9 meses

Por cierto, hacía años, muchos años que no escribía tanto en esta página, con mis amigos a quienes quiero tanto... Es un placer muy grande.

@Poverello hace 9 meses

Justo iba a decir, nikkus, que lo que más me gusta de este hilo es que hacía años y años que no compartíamos vivencias y sensaciones de lecturas. parece que no ha pasado el tiempo.

@Faulkneriano hace 9 meses

¡El hilo más largo de la pandemia! Con Nikkus, Tharl, Poverello, arspr and friends. Qué gustazo y cuánto lo echo de menos... Y además hablando de Updike. Lo único que no entiendo es por qué os ponéis así con el pobre Conejo. Es inmaduro, torpe, egoísta... Joven. Si tenéis paciencia y leéis todas sus novelas (como ha hecho ya este que suscribe, con notorio gozo) le veréis equivocarse, crecer, equivocarse otra vez, buscar atisbos de felicidad, equivocarse y hallar la paz (equivocada).

Updkie es un maestro. Solo Cheever lo supera, pero como cuentista. Todos sus libros son apreciables, y aún en los menos logrados hay líneas y diálogos verdaderamente milagrosos. Las últimas 20 páginas de Cásate conmigo son ambrosía de avellanas.

Un botón de muestra: "Cuando se arrodilló junto a los pies de Sally para quitarle la parte inferior del bikini amarillo le vinieron a la memoria, de improviso, los vendedores de zapatos. De niño, le inquietaban esos hombres que se ganan la vida a base de arrodillarse y tironear los pies de otros hombres, y se preguntaba cómo se las arreglaban para no sentirse humillados". Oooole.

@nikkus2008 hace 9 meses

Me encantó Updike. Precisamente me puse a pensar, antes de irme a dormir, ¡Qué buen escritor hay que ser para llegar a tener estos sentimientos hacia un personaje que sabemos de antemano que es todo letras en un papel, salido de la imaginación de un tipo X (por más que ese tipo X sea Updike)!

Escribe muy bien, muy muy bien.

Un gusto volver a leerlos a todos, como antes.

@nikkus2008 hace 9 meses

Bueno, lo que quise decir fue: "qué buen escritor hay que ser para provocar en el lector esas sensaciones".

Creo que hoy mismo arranco "El regreso de Conejo", a ver si lo odio un poquito más todavía, jaja.

@Poverello hace 9 meses

Voy a tener que ponerme con las tareas que tengo pendientes de Updike desde que leí Corre, Conejo. Ten cuidado, nikkus, que lo mismo le coges cariño en vez de odiarlo.

@nikkus2008 hace 9 meses

Después de "cierta cosa ocurrida en el baño y en lo cual se despegó posteriormente por completo", no lo creo.

Sí que puedo disfrutar de la forma de escribir, rarísima y diferente, de John Updike.

Y también voy a empezar "Bajo el volcán", que tiene buena pinta. Total, ya tengo como cinco libros empezados que voy leyendo de a poco; qué le hace una mancha más al tigre, jaja.

@Tharl hace 9 meses

Que alegría, sí, encontrar tanta actividad por aquí. Es una fiesta. Una reunión de amigos. Y nada hace tanta falta en estos tiempos.

Ahora recuerdo, Nikkus, de que tienes que leer un artículo que tiene David Foster Wallace sobre una de las últimas novelas de Updike. Le pone verde como el mayor representante de lo que él llama "El gran macho narcisista norteamericano". Su punto de vista es bastante similar al tuyo y es un artículo brillante, Yo estaba apuntito de leer a Updike en su momento cuando leí ese artículo y le hice la cruz a Updike. Es ahora, que poco a poco vuelvo a interesarme por la narrativa contemporánea y me interesan mucho las novelas escritas en presente, que he pensado que le jodan a Foster Wallace.

@nikkus2008 hace 9 meses

Ah, mirá vos. Voy a buscarlo que seguro está en la web. No leí nada de Wallace. Recuerdo una reseña de Faulkneriano, diciendo que era un libro genial (La broma infinita, creo que era) pero agotador.
Más allá de los rótulos, te diría que lo leas. Habrá que ver si te gusta o te cansa su forma de escribir, pero seguro no te dejará indiferente. Vas a ver que es una narrativa espesa por momentos, sumamente expresiva.
Celebro que estemos todos de nuevo comentando. Ojalá se haga una costumbre, como antes. Es, de alguna manera, volver el tiempo atrás. Es engañarse un poco, como creyendo que no pasó el tiempo y todo sigue igual... ¡Que así sea!

@Faulkneriano hace 9 meses

Es curioso: he leído las excelentes críticas de Nastenka y sedacala y luego lo que yo escribía en ese hilo: me he dado cuenta que las opiniones verdaderamente importantes, sobre las obras decididamente importantes, no van a cambiar con el tiempo, por mucho que diga Foster Wallace. Mi hijo me reprocha que me guste todo, y puede que tenga razón. Pues sí: me gusta Cheever, pero también John Barth, Foster Wallace pero también Updike, y Donald Barthelme, y Pynchon, y Philip Roth, y Auster, y Carver, Capote (me cansé de poner la y, tan enfática), Doctorow, Charles Baxter... Qué pesao soy haciendo listas. Eso: que hay que leer de todo, realistas y posmodernos, machitos y feministas. Cito para otro día a las escritoras norteamericanas, que son un montón. Y lo dicho: un placer leeros. Ya consiguió algo el cobarde de Amstrong: reunir a un puñado de amigos...

@Poverello hace 9 meses

Que no guste todo es bastante posmoderno y chic y como a ti no te veo ni chic ni posmoderno, no pasa nada. Tampoco tengo claro que te guste todo, lo que pasa, quizá en eso me parezca, es que me gusta todo lo que leo, pero porque, aunque lea uno casi de todo, ya elijo lo que leo y no voy a la buena de Dios, para que no me pille el toro del tiempo y así hacerle caso a la frase esa de Thoreau a la que siempre hago referencia.

Por mi parte, además de volver a sentir esa sensación de camaradería en Sopa, me ha dado por mirar si estaba en la biblioteca la tetralogía de Conejo. Falta una, Conejo es rico.

@nikkus2008 hace 9 meses

"Conejo es rico" creo que es el tercero de cuatro (aunque leí que hay algo más dando vueltas, un tomo de cuentos o algo así). Mientras, podés ir apreciando la fabulosa manera de escribir que tiene este hombre. Ya lo dije: es muy particular, no sabría decir bien por qué.

Lo que sentí en las primera mitad, sobre todo, es algo así como haber estado flotando suavemente... Todo me parecía onírico, y a pesar de que la trama es, de base al menos, totalmente sobre temas domésticos. Hay un algo que sugiere que los acontecimientos de Harry son como un sueño, algo que se siente irreal, ingrávido... La escena en el hospital con su mujer (no digo nada más para no spoilear) tiene una cualidad como de dulce y confortable irrealidad.

Vale la pena.

@nikkus2008 hace 9 meses

Odio que no se puedan editar los mensajes.
:(

@Tharl hace 9 meses

Faulkneriano, no se vale, que eso es trampa. Te gusta todo lo bueno.

Hay algo posmoderno muy de moda, sumamente intelectualoide y abstracto, que me parece un error catastrófico: considerar que hay que leer realmente de todo, lo bueno y lo malo, porque todo es literatura y hay que saber analizar cómo funciona en cada caso. Las intenciones son buenas, y si fueramos ordenadores estaría perfecto, pero no. La mala literatura, las malas películas y la mala compañía embrutecen. Suerte que en este hilo tenemos todo lo contrario.

Me dice un amigo que las demás novelas de Conejo ya no están escritas en presente. Qué raro ese cambio de dispositivo narrrativo en mitad de la serie.

@sedacala hace 9 meses

Veo que os ha entrado un deseo repentino de compartir comentarios sobre libros, sobre sus personajes, o sobre lo que sea. Me alegra mucho, porque ya desesperaba de que algo así pudiera repetirse en un futuro. Eso indica que bajo la apatía que yo venía observando, pervive un rescoldo de interés que hace que uno siga aquí mirando lo que se dice por poco que sea. Me alegro compañeros.

@Poverello hace 9 meses

Ha hecho falta un año de pandemia para sacarnos de la apatía. Espero que no tengamos que esperar otro siglo.

@nikkus2008 hace 9 meses

A ese rescoldo hay que soplarlo entre todos para que se haga llama furiosa, mi querido @sedacala (tremendo reseñador de esta página).

Propongo que todos hagamos una reseña por semana, digamos. No importa que sea muy elaborada, total estanos acá entre amigos y lo importante es compartir las impresiones.

De esta manera tendremos más reseñas y más temas para comentar ¿Qué les parece?

Un gusto que se vayan sumando todos los de la vieja guardia (una pena que Krust haya abandonado la página).

@Faulkneriano hace 9 meses

Tharl, tienes toda la razón: solo debe leerse lo bueno. Lo demás son mandangas.