EXTRAÑO, POÉTICO E INQUIETANTE por nikkus2008

Portada de EL REY DE AMARILLO
El autor de esta reseña ha idicado que contiene spoiler, mostrar contenido.

Todas mis expectativas acerca de este libro se han cumplido totalmente. Chambers escribe de una manera deliciosa, poetica, exquisita. La descripción de los paisajes, repletos de brumas, de verdeantes espesuras de bosques escondidos, de maravillosos lagos turquesas, contrasta con el horror argumental de las historias. El primer relato es a mi juicio el mejor; me refiero a "El signo amarillo". El pálido vigilante de la iglesia, medio obeso y de asquerosa contextura blanda y fofa, es realmente aterrador. La amenaza de esta presencia aparentemente inofensiva es tremendamente inquietante. El otro relato que me ha parecido magnífico es "La máscara". Una verdadera belleza, bien narrado, y con un final emocionante. "En la corte del dragón", "El hacedor de lunas" son también excelentes.
El único defecto que le encuentro a Robert W. Chambers como cuentista es que quizá desvaríe por momentos; es decir, hay partes que parecen inconexas, que me han dejado algo confuso y me han obligado a releer; y no siempre se me han aclarado dichas dudas. De todos modos, sobrevive la última sensación, que es la de haber descubierto a un escritor poseedor de un estilo delicado, y una gran imaginación para crear mundos hostiles que amenazan agazapados junto a bellos paisajes de ensueño.

Escrita hace 10 años · 4.5 puntos con 2 votos · @nikkus2008 le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@Faulkneriano hace 9 años

Valdemar ha publicado el año pasado una recolecta de relatos de Chambers que, entiendo, es la misma que en su día hizo Abraxas. Estoy en ello y me relamo anticipadamente. Si todos son como el que da título al volumen, entonces... Pero no puede ser: no todos los días se escriben cuentos tan buenos.

@nikkus2008 hace 9 años

Es verdad, cuando vi el tomo de Valdemar (amo esa editorial, lástima que para mi el precio se multiplique por seis, sin contar el envío: 25 Euros=300 Pesos Aprox.) pensé que por fin alguien publicaría COMPLETO el "Rey de amarillo", porque como bien decís, es una recolecta de narraciones pertenecientes a diferentes libros originales. Pero no, lamentablemente (y afortunadamente, al menos se reeditó) es el mismo. El tema con Chambers es que es algo confuso a veces, ya me dirás, o tal vez habré sido yo, que lo leí desconcentrado (tengo mis épocas); aun así, escribe muy bien, se nota su categoría, y en todos los relatos hay destellos de poesía, realmente exquisitos. Un relato muy hermoso es "La máscara", más en el terreno de los fantástico que en el del horror. Espero que te guste, y espero tu comentario...

@Faulkneriano hace 9 años

No es un buen libro, en absoluto. Estoy bastante decepcionado. El reparador de reputaciones y El signo amarillo son excelentes; El creador de lunas es muy bueno; pero el resto son relatos más o menos fallidos, con intermitentes asomos de lucidez. La máscara es muy francés, pero no funciona como relato de terror. Y son los mejores relatos, entresacados, como tú dices, de los tres primeros libros de cuentos que escribió. Luego parece que siguieron casi 90 novelas de gran éxito que le convirtieron, según el prologuista, en el Scherezade de las tenderas. Creo que en Chambers, a la vista de esto, no debe haber grandes sorpresas, ni gemas ocultas. La literatura comercial norteamericana de entresiglos es a veces muy amateur y las lecturas de Chambers deben ser mucho más escasas que las de sus colegas franceses, pongo por caso. Escritores como éste tienen intuiciones geniales, pero ni su escasa formación, ni su pobre ambición narrativa ni su dejadez estilística les permiten completar argumentos a priori interesantes. Cada vez se me antoja Lovecraft, más joven que Chambers pero mucho más talentoso, como una excepción irrepetible. El recurso del libro del Rey de Amarillo se usa, además, de una forma muy poco sugerente, a la vista de los cuentos que lo mencionan. Me quedo como al principio: Chambers es el afortunado autor de El signo amarillo, y poco más.

@nikkus2008 hace 9 años

Creo que habría que ver que tal son los primeros libros de Chambers, en sus versiones completas y respetando los ciclos (The king in yellow y The maker of moons) correspondientes. Respecto a "La mascara", estoy de acuerdo con vos, pero me parció a mi un exquisito relato fantástico. Para mi, más allá de las tramas, de la construcción, están, como creo dije en la reseña, los destellos poéticos, que si bien a veces puedan parecer como incongruentes, o desubicados, son admirables. Creo que Chambers pudo haber sido mejor poeta que prosista. Ya había mencionado lo raro de sus tramas, aunque veo que no ha sido eso lo que te decepcionó. Y si bien a mi me gustó más que a vos, entiendo que este libro es algo irregular, pero como me ha parecido extraordinaria la historia y la ejecución de "El signo amarillo" con aquel fofo vigilante, tan actual, tan espantosa es esa imagen, tan repelente, y que junto a "La máscara" y "El hacedor de lunas" y "El patio del dragón" (que veo no has mencionado) creo que vale la pena conocer a este escritor. Espero poder conocer algo más de él para formar una idea; bien puede ser como vos decís; el creador de un gran relato de horror y de un par de cuentos extraños, pero esperaría todavía para juzgarlo. Para ser justos, hay que decir que Chambers no habrá tenido influencias claras, mientras que Lovecraft, que es un genio sin discusión, tiene un poco de todos: Blackwood, Dunsany, Machen, Hodgson, etc. Casi toda la obra de Lovecraft he leído, y cada vez más le encuentro las influencias mencionadas. Otro caso similar puede ser el de Frank Belknap Long, escritor de "Los perros de Tíndalos", otro relato de los mejores de "Los mitos de Cthulhu"; he leído dos más y me han gustado también, pero mucho menos: "Un punto en el tiempo", es un buen relato fantástico y "El elemental" es algo más convencional. Ahora, siempre creí que con que un escritor logre aunque sea un relato, o un poema o una novela de calidad, habrá valido la pena su existencia como artista...

@Faulkneriano hace 9 años

Pues entonces Chambers ha cumplido: repito que El signo amarillo me parece excelente. Francisco Torres Oliver, uno de los que más ha hecho por la literatura fantástica en España, lo incluyó en su antología Los cuentos de Cthulhu, de Alianza, uno de los volúmenes más influyentes entre los aficionados al fantástico que ahora tenemos entre cuarenta y cincuenta años (lo leímos todos, uno detras de otro, como si se tratara de un ritual); me alegra ver que se sigue reeditando. Lo mejor, su onirismo, su aire minimalista (tres personajes: el pintor, su modelo y el macabro heraldo del Rey de Amarillo encarnado en un personaje tan aborrecible como inolvidable) y, sobre todo, su sencilla y efectiva estructura.

Cierto que tiene a su favor que es un espíritu original: norteamericano, no parte de la tradición británica, como Machen o Dunsany, ni es un conglomerado de influencias (como Lovecraft, por no hablar de Derleth u otros escritores más jóvenes). No hace sino trasladar a Norteamerica ciertos aromas que alcanzó a conocer en la Francia finisecular, del simbolismo y del decadentismo sobre todo (como puede verse en La máscara, tan parnasiana), y a dotarle de cierta vigorosa narrativa de aspecto pulp, decididamente popular (El hacedor de lunas). El reparador de reputaciones me gusta por lo que tiene de delirio: es un extraño cuento de ciencia ficción (ambientado en unos extraños Estados Unidos de 1920, presididos por la inauguración de Cámaras letales, templos del suicidio) con (al menos) dos personajes completamente dementes: el narrador (asesino en serie, de entrada) y el extraño señor Wilde, con orejas artificiales sostenida con alambras de plata (sic), dedicado a rumiar imposibles sueños de conquista y maquiavélicos planes indefinidos. Este es el Chambers que me gusta: desquiciado, extravagante, sin concesiones al costumbrismo (caso de los relatos ambientandos en Francia) ni al sentimentalismo (La llave del dolor) Tampoco me disgusta el vigoroso terceto de cazadores de El hacedor de lunas, enfrentado a un extraño "peligro amarillo" en los bosques cercanos a Canadá, que, entre risas, puros y copazos, se enfrentan a unos extraños contrabandistas de oro y, sobre todo, a una extraña amenaza de aspecto bestial surgida del lago: quizá sea el relato que más se asemeja a las ficciones de Lovecraft, incluyendo una coda final en la que el narrador está dispuesto a volver al lugar de los hechos con una expedición gubernamental para conjurar toda amenaza.

Pero... luego vienen los peros. El emperador purpura y El mensajero, con su bieintencionada ambientación bretona, son un tanto risibles: el primero, con su rivalidad entre coleccionistas de mariposas y su desenlace cercano a Poe (en la intención, no en la maestría), tiene un pase, pero el segundo, con su Clérigo Negro, está a un paso del ridículo (aunque siempre hay un destello de interés: ¿por qué el espectro, agujereado por las balas del narrador, deja tan enorme rastro de sangre?); por su parte, La demoiselle d'Ys es, además de falso, previsible, en su forzada ambientación medieval. En el pasaje del Dragon y Una velada placentera son ambos igualmente insatisfactorios, truncados: el primero, por ejemplo, muestra lo poco que puede dar de sí la lectura del condenado libro "amarillo" (una obra de teatro, por cierto, demasiado mundana para ser terrorífica; nada que ver con el Necronomicón), aunque reconozco que está bien escrito. La llave del dolor, para acabar ya, es una buena muestra de cómo los relatos de Chambers pueden terminar por resultar insatisfactorios: el comienzo in media res, con el tumultuoso intento de linchamiento del protagonista (otro asesino) y su huida hacia el mar, es excelente, así como su llegada a la isla entre la niebla; pero su estancia en ella se convierte en una estampa kitsch, por culpa de su tendencia al sentimentalismo (siempre hay, eso sí, algún detalle espeluznante, como su víctima, enterrada en la playa, MIRANDO HACIA EL MAR, hacia la isla llamada, muy apropiadamente, del Dolor)

Y corto, que me he pasado esta vez. Casi hubiera sido mejor colgar una reseña...

@Poverello hace 9 años

Falk y nikkus, ¿no sería más acertado en ocasiones votar los comentarios en vez de las reseñas? De nuevo os salís. Vuestro conocimiento me espanta; voy a tener que negarme a leer vuestras aportaciones: mi wishlist no da para más, ja ja, y mi tiempo menos aún.

@Faulkneriano hace 9 años

No me llames Falk, que me voy a liar: voy a empezar a hablar como el teniente Colombo...

@Poverello hace 9 años

Ja ja. Ok, Sr. Faulkneriano, es que el lenguaje tiende a la economía, más aun siendo sureños. Y, hombre, Colombo estaba gracioso, aunque sólo fuera por "pesao". Tú lo

@nikkus2008 hace 9 años

Parece que el peor de los relatos no lo he leído, ya que no se encuentra en la edición de Abraxas, me refiero a "El emperador púrpura" (el nombre es sugestivo, y hermoso), y no sos el único en hacer una mala crítica sobre este relato: hay uno realizado sobre esta última edición de Valdemar, que será hermosa, seguramente, en la página "La tercera fundación" (página excelente para los amantes de lo fantástico, el horror y la ciencia ficción); y bueno, en cuanto al resto, creo que tu comentario es UNA RESEÑA, una amplia y excelente reseña; coincido en varias cosas, y ayer, luego de haber tomado el libro por la noche y a pesar del espantoso dolor de cabeza que no me dejó leer con tranquilidad, releí algunas partes de algunos cuentos. Confirmé lo dicho acerca de la prosa por momentos de una pueril dulzura descriptiva y por otro lado y como bien apuntas, argumentalmente retorcida, casi cruel y bestial y hay que reconocer que la construcción, el estilo, y los personajes, en fin, son, me parece anacrónicos, y eso es un mérito (sobre todo acerca de "El signo amarillo"). A mi me gustó más que a vos "El patio del dragón", ese final me parece terrible (Caer en las garras del Dios vivo") y todo ese tema de la distorsión del órgano en la iglesia me ha gustado bastante (he tenido un sueño, antes de leer ese relato, sobre una asquerosa y diabólica e inexplicablemente apocalíptica estridencia, provocada por un órgano en una catedral oscura; ni te cuento el miedo terrible que tuve, aun al despertar, el corazón casi se salía del pecho por los golpes; y ese miedo no tiene explicación, es irracional, pero en ese momento, en el sueño, "comprendí el horror") y por ese sueño creo me ha gustado más. La demoiselle d'Ys es cierto que me aburrió y me desconcentraba con frecuencia, más allá de lo dicho, acerca de su correcta forma de escribir. El mensajero podría haber sido mejor, sin dudas, y consigue a medias su objetivo (fíjense que solo menciono en la reseña, a "El signo amarillo", "El hacedor de lunas", "La máscara" y "El patio del dragón") y respecto a "La llave del dolor" opino como vos. Si saco el promedio (odio la frialdad de los números) del puntaje que pongo con lápiz a cada cuento en el índice, hubiera sido creo un siete. Le mandé un "ocho" por lo dicho; le agradezco "El signo amarillo" como a F.B.Long le agradezco "Los perros de Tíndalos" (el relato bien Lovecraftiano).

@nikkus2008 hace 9 años

Solo me faltan unos tres relatos de "Los mitos de Cthulhu", y si, me parece un genial compilado. Otro buen compilado (no se si tan bueno como este) es "El horror según Lovecraft" donde encontramos un relato que seguro te va a gustar (y a vos Poverello también, si te gusta el terror y el relato fantástico); hablo de "La mansión de los ruidos" de M.P. Shiel. Un exuberante y gótico, y demencial relato sobre una casa condenada, en medio del furioso batir de las olas en medio de un mar siempre encrespado y nervioso: este relato es estremecedor y tiene cuotas de surrealismo y está, por otro lado, magníficamente escrito. Acerca de estos dos tomos, quisiera saber como corrijo la falta tremenda que hice al subir las fichas. He puesto como AUTOR A LOVECRAFT, cuando en realidad no hay ni un solo relato de él en esta antología; son los relatos preferidos por H.P mencionados en sus libros de ensayos. Quisiera remediarlo pero no se puede retocar la ficha, ¿como hago?.

@Poverello hace 9 años

Hermanetes, yo sí puedo retocar la ficha. Ahora lo hago, ¿ok? y pongo VV. AA. en ambos.

Ciao. De nuevo es un placer leeros.

@Faulkneriano hace 9 años

Si, Nikkus, tienes razón, Los sabuesos de Tindalos es un cuento excelente, tanto como El signo amarillo. En casa tengo una edición inencontrable de Belknap Long. Algún día tenemos que animarnos a comentar a fondo a Lovecraft y sus secuaces de Weird Tales.

@nikkus2008 hace 9 años

¡Gracias Poverello!; será algo más que interesante hablar sobre Lovecraft más a fondo y sobre todo (hay mucha info de él en Internet, no así de sus "secuaces") de toda aquella época, tan desigual posiblemente en calidad, pero tan, pero tan prolífica y exuberante. Buen idea has tenido amigo!
Creo que "Los sabuesos de tíndalos" (¿cuál es el libro que tenés Faulk?, uno con el mismo título de la editorial Adiax?) es un excelente relato y que junto a "El signo amarillo" y "Días de ocio en el país del yann" (nada que ver con el horror en este caso; todo poesía y ensueños de Dunsany) son los mejores, aunque ninguno me ha defraudado y el nivel es bastante alto en general.

@Faulkneriano hace 9 años

Eso es, Nikkus. Editorial Adiax: muy fea editorial, por cierto, pero que publicaba excelentes libros de ciencia ficción, sobre todo: solía comprarlos en puestos callejeros, a 25 o 50 pesetas. Siempre he sido muy aficionado a las gangas, aparte de las bibliotecas. Dunsany es mejor escritor que Belknap Long o Chambers: juega en otra división, aunque tiene un arco argumental limitado. Esto es lo que suele decirse, con mayor o menos justicia, de todos los escritores fantásticos de los primeros años del siglo XX, Lovecraft incluido. Hace poco leía por aquí que todos los cuentos de Lovecraft eran poco más o menos idénticos, y todos terminaban igual: no le falta algo de razón, como bien sabemos los que nos regodeamos una y otra vez en sus historias, pero... ¿y lo buenos que son?

@nikkus2008 hace 9 años

Fea editorial, es cierto. Hay que andar con cuidado porque los libros se despegan fácilmente. Lo conseguí bastante caro, pero valió la pena, aunque no terminé todos los cuentos (creo que empecé todas las antologías o libros oficiales de relatos de todos los escritores y terminé menos de un cuarto de ellos: soy condenadamente impaciente, y necesito, si estoy leyendo Realismo algo de "fantástica" para entrecortar, o de terror o policial o teatro y siempre así, siempre así); hay alguno medio pavo, tonto, como "Las bestias oscuras" creo se llamaba.
En cuanto a lo de Dunsany, es más que cierto. Mucho mejor y más grande que Chambers y Long; esa repetición que mencionas de Lovecraft (tal vez fui yo mismo quien lo dijo, sin ánimo de despreciar, por el contrario) o de Dunsany para mi es, cuando el resultado es bueno, genial. Viva la repetición o el "plagio a si mismos" como el caso de Stratovarius (nada que ver con los libros, pero ¡como me gustaba esta banda!) que se copiaba a si mismo un solo de guitarra más de una vez, aunque con vagas y ligeras variantes.

@EKELEDUDU hace 9 años

Leí este cuento en una antología intitulada LOS MITOS DE CTULHU y me pasó lo mismo, por momentos me pareció bastante incoherente, sobre todo hacia el final; pero pensé que el problema era yo, no la obra.

@nikkus2008 hace 9 años

Hola EKELEDUDU, claro, vos estás hablando de "El signo amarillo"; pero no he dicho que este cuento me hubiera parecido incoherente, al contrario, me pareció genial; junto a "Los perros (o sabuesos) de Tíndalos" y "La piedra negra" de R.E.Howard los más duros, los más teroríficos; "Días de ocio en el país del Yann", encantador relato de Dunsany. Cuando lo termine (me faltan unos tres cuentos), reseñaré este libro, que me parece es un brillante compilado de relatos de nivel muy conseguido. Te aconsejo EKELEDUDU que leas de nuevo "El signo amarillo", ya que no te vas a arrepentir.

@nikkus2008 hace 9 años

Cuando hacía referencia a lo confuso, me refería al resto de las narraciones. Por momentos, no siempre, parecían los hechos algo inconexos. Pero el tono general es más bien satisfactorio; sobre todo por tres relatos.

@EKELEDUDU hace 9 años

Ah, es verdad, era EL SIGNO AMARILLO. Bueno, seré sincero, lo leí hace bastante y no lo recuerdo bien; pero sí me acuerdo que hubo algún detalle en el final que me pareció algo descolocado o incomprensible. Igual, posiblemente en este punto no tengamos los mismos gustos, ya que no diré que LOS PERROS DE TÍNDALOS y LA PIEDRA NEGRA me parezcan malos, pero tampoco muy destacables. Pero si te gustaron, mejor. De todos modos, no cuesta nada echarle una segunda mirada a EL SIGNO AMARILLO. Saludos.

@Minaith hace 9 años

Pero por todos los pelos del bigote de Confucio. ¡"El Rey de Amarillo"! ¿Y qué será lo próximo, decir en voz alta el nombre de Hastur? Rayos y retruécanos. Ve haciéndote una casa sin esquinas, nikkus, y comprando talismanes y viejas bibliotecas.

Tengo que echarle el guante a este libro, después de una prudente cuarentena en la que estudiaré si tu cordura y alma inmortal han sobrevivido.

@Minaith hace 9 años

Hola EKELEDUDU, mirá, a mi me parecieron excelentes relatos fantásticos. Son bien diferentes tematicamente, pero brillantes en su ejecución. La piedra negra es más "Lovecraftiano" y tiene un detalle que lo hace mucho más oscuro que los relatos de H.P; durante aquella visión del aquelarre, cuando el sacerdote en medio del frenesí y la locura de esa reunión satánica en el claro del bosque arroja contra la piedra negra a un bebé y lo hace estallar: un real espanto y una imagen verdaderamente inquietante. Me asustan más estas cosas (se que el mundo no está muy lejos de estas aberraciones) que todos los monstruos primigenios del maestro Lovecraft.
A Minaith: he sobrevivido. No estaría mal del todo volverse loco de verdad. Creo que sería la solución a muchas cosas; eso si, siempre y cuando pueda seguir leyendo libros, viendo películas, escuchando a Piazzolla, a Miles Davis, a Maiden, a The Beatles, a De Lucía, a Megadeth, etc. y siga disfrutando de Bosch, Delacroix, Füssli, Brueghel, Dalí, Monet; ahí si, compro. Prefiero volverme loco y disfrutar de lo único que me impulsa y alegra. Y dejar a un lado la locura de los noticieros, la búsqueda de estabilidad económica, etc.
¿O será que este vacuo y repetitivo discurso YA quiere decir que el efecto de "El rey de amarillo" hizo su efecto?

@nikkus2008 hace 9 años

A propósito. El de arriba soy yo; no se que pasó.

@EKELEDUDU hace 9 años

Ultimamente, hay problemas para enviar comentarios en este sitio, a mí también me pasó, aunque de otra manera, directamente no podía enviarlos. En realidad, como cuentos en el estilo de Lovecraft pero de otros autores, me quedo con ESTIRPE DE LA CRIPTA, de Clark Ashton Smith, LA IGLESIA DE HIGH STREET, de J. Ramsey-Campbell, y RELIQUIA DE UN MUNDO OLVIDADO, de Hazel Heald, aunque en este último, Lovecraft era el corrector y parece que llevó su labor mucho más allá de lo que le habría correspondido. Algo inferiores en calidad, pero muy interesantes, son algunos cuentos del argentino Claudio García Fanlo. Creo que es muy difícil adaptar a Lovecraft a nuestra época actual y encima ambientarlo en Buenos Aires, pero él se da bastante maña.

Ya que están hablando de locura, anótenme, ya he comenzado por dejar de lado noticieros y diarios; pero en lo auditivo me quedo con Beethoven, Vivaldi, Septic Flesh, Amorphis, Forefather, Arkona, Ereb Altor, Elend y otros similares; y en lo pictórico incluiría a Sydney Symmes (no sé si es la grafía correcta), Rob Gonsálves y algún otro que no recuerdo en este momento.

@nikkus2008 hace 9 años

Al parecer los problemas se han solucionado. En cuanto a los relatos que mencionás EKELEDUDU, justamente no los leí todavía; si en cambio la primera parte y la segunda del libro. Ese tal Claudio García Fanlo me resulta todo un misterio; me interesa y voy a intentar conseguir algo de él. Ya el hecho de que se "Lovecraftiano" me motiva. Respecto a la música y pintura, ya anoté un par de nombres y los estoy bajando de internet para investigarlos un poco. En cuanto escuche y vea, te comento...

@EKELEDUDU hace 9 años

Lamentablemente, de Symmes no hay nada en Internet; de Rob Gonsálves, sí. A Symmes, Lovecraft lo mencionó en algún cuento; no estoy seguro, pero creo recordar que fue en EL MODELO DE PICKMAN. De Claudio García Fanlo se puede descargar en Quedelibros el único libro que le conozco, EL DEVORADOR Y OTROS CUENTOS DE HORROR. No es lo ideal, pero dado que la única forma de comprarlo es a través de Dunken, la editorial que lo publicó, quizás lo mejor sea al menos echarle una ojeada primero. También lo comenté aquí mismo, en Sopa de Libros. Y los grupos musicales, son muy accesibles en Youtube.