DE CUCHILLEROS, ESQUINAS CON ALMACENES Y ARRABALES por nikkus2008

Portada de EL INFORME DE BRODIE

Una diferencia clara y a propósito distinguen los once relatos -de nivel extraordinario- de este tomo, con los a veces incómodos aunque, y tal vez por esa misma razón, atractivos de "El Aleph" o los de "Ficciones", libros que no he tenido la suerte de completarlos y los cuáles solo he leído parcialmente, de "El informe de Brodie"; la vuelta a los temas más comunes, a la identidad de Buenos Aires, dejando de lado, aunque no totalmente, el elemento fantástico.

El estilo directo, mucho más sintético y eficaz que el empleado en sus anteriores libros de relatos, aborda temas criollos, volviendo de esta manera al, si cabe, realismo, dejando de lado las constantes menciones, sea en poemas o en prosa o en ensayos, del tiempo recto o del tiempo cíclico, del río de Heráclito (que vendría a ser lo mismo; ese tiempo fugaz, lineal, sin principio ni fin), de los espejos y sus juegos matemáticos de horrorosas repeticiones infinitas, de los laberintos (otra forma de espejos enfrentados, de reflejos inciertos), de la literatura, de las espadas y de las clepsidras, y del Islam.

Cada relato es un perfecto ejemplo de poder narrativo, de una notable capacidad de concentrar en pocas líneas, mucha acción, muchos acontecimientos, manteniendo sin embargo, ese estilo inconfundible de Borges. La economía de palabras, la reducción de digresiones, confieren a los relatos agilidad y fluidez. Se nota mucho la influencia en los cuentos contenidos en "El informe de Brodie" del poco conocido y maravilloso escritor francés Marcel Schwob, quién en sus formidables "Vidas imaginarias" cuenta mucho en pocos párrafos, aunque con la diferencia y siempre marcando de esta manera el estilo y la esencia de cada uno, de que Schwob recurre a breves aunque deslumbrantes destellos poéticos; Borges, en cambio, apela a una narración sin descripciones o al menos las necesarias, para llevara acabo la historia.

Los relatos, que he disfrutado muchísimo, tienen una fuerza emocional a pesar del estilo en que son narrados, muy marcado. "La intrusa" es un cuento brutal. Tan bestial de puro real que nos indigna y asquea. Recuerdo que me dije para mis adentros "y pensar que esto pasaba en el mundo-y sigue pasando- hace tan solo unos sesenta o setenta años. Ahora entiendo más la liberación femenina y los derechos que reclaman y la violencia de género, etc.". Pocas páginas para un resultado muy satisfactorio y muy terrible.

No menos gráfico y dramático es "El otro duelo". Dos gauchos que se tienen un odio incurable y que finalmente acuden a la guerra juntos son, luego, capturados por los vencedores y sometidos a una carrera. Aunque previamente serán degollados. De esta manera competirán y saciarán su odio y afán de competencia hasta el final.

Hacen su aparición, en otros relatos, los elementos tan característicos del Buenos Aires antiguo: el de los cuchilleros, de los compadritos que paran en los almacenes de las esquinas, de los guapos y delincuentes, del tango y la guitarra, de los bailes, de la "farra", del puñal, del puñal como protagonista en el excelente cuento "El encuentro", donde dos puñales que conservan un odio legado por sus antiguos dueños -quienes se odiaban a su vez y se habían batido ya- y que duermen en una vitrina, impotentes, recelosos, uno al lado del otro, buscan la manera de "enfrentarse de nuevo" en un duelo, provocando una pelea entre dos invitados a un asado, en la quinta "Los laureles". Este relato, roza, a pesar del tono verídico y realista, lo fantástico, o lo sugiere como una hipótesis, al menos.

En dos relatos he adivinado, más que en los otros, y los cuáles resultan un poco más laberínticos, pero solo un poco, el influjo mencionado de Marcel Schwob. Me refiero a "El duelo" y a "Guayaquil".

"El evangelio según Marcos" es un cuento inquietante y en cierto modo macabro e igualmente que los anteriores, más que interesante.

Creo que si tuviera que recomendar a quién no guste de Borges un libro, sería este. Aunque podría, también, sugerir la lectura del primer libro de poemas que escribió, hacia el año 1923, creo, y que es "Fervor de Buenos Aires"; o bien los de las conferencias escritas: "Siete noches" o "Borges oral".

Pero en cuanto a relatos se refiere, sin dudas que sin comparten el amor por los barrios perdidos en el tiempo, conservados solo en la memoria –que no los ha conocido pero que los intuye, los imagina, los moldea- y en los escritos, en aquel Buenos Aires de matones en las esquinas, apoyados en faroles o fumando en grupos, hacia el ocaso, bajo la penumbra, quienes idealicen y agreguen una pincelada romántica a las calles, a los patios ajedrezados, blancos y negros, con aljibes, a los zaguanes, las rejas con jazmines, las puertas cancel, a las mesas domingueras bajo las parras que filtran fragmentos de sol en los manteles mientras se chupa el mate, quién imagine una joda, una farra en algún conventillo, donde se rasca la guitarra y en donde el puñal sediento se afloja con rapidez, este libro, o tal vez la sumatoria de todos los libros de Borges, sean de su agrado.

Escrita hace 8 años · 5 puntos con 7 votos · @nikkus2008 le ha puesto un 9 ·

Comentarios

@lucero hace 8 años

Gracias nikkus!!!! por volver y con esta exquisita reseña sobre el maravilloso Informe de Brodie! Me dan ganas de relerlo, pero la sensación de estos cuentos, el poso que han dejado en el tiempo, es de una brutalidad seca, desde el argumento hasta el modo de hacer y configurar el cuento. La intrusa golpea y es de un estilo tan directo, tan lineal que asusta desde un inicio. Es reslismo puro.
Creo que es herencia de Echeverría tambien, que con El Matadero marcó el inicio de la literatura argentina moderna.
Tus reseñas y las de otros en SdL, me quitan la culpa de escribir pocas....total...otros escriben maravillosamente je
Saludos compatriota, y no te vayas! que estés bien.

@nikkus2008 hace 8 años

Hola querida, como estás?, gracias a vos por la bienvenida!!. Es, efectivamente un gran libro, pero sospecho que un argentino podría disfrutarlo más, pero me refiero a que podría disfrutarlo más por estar familiarizado con detalles muy propios del país. Claro que cualquiera puede entenderlo, pero desde que uno es chiquito, viene escuchando y viendo cosas sobre la antigua Bs.As, y hasta se pueden observar ciertos vestigios, que atestiguan las historias tantas veces escuchadas y apendidas en la escuela. Echeverría me gusta bastante. El matadero es muy dura, muy gráfica, y al ser vegetariano, no me gustó, más allá de reconocer su calidad y su crítica interna; en cambio, si me gustó mucho "La cautiva". Es un notable poema donde Echeverría demuestra haber estado a la altura de los escritores románticos del momento, sin quedar por debajo. Tus palabras finales, son más de una amiga y una "vaga" (con cariño) que otra cosa. Tus reseñas son espléndidas. REcuerdo ahora una sobre Martin. Me puse a buscar ese libro inmediatamente, pero no lo pude conseguir todavía. Reseñá lucero, dale!!
Un beso grande querida, y gracias...

@Poverello hace 8 años

Pasmado estoy, nikkus. "La economía de palabras, la reducción de digresiones, confieren a los relatos agilidad y fluidez." Que parece que no estás hablando de Borges, tú. Y ese adjetivo que usas al inicio, "eficaz", al referirte al libro de relatos casi me chirría. ¡¡Borges eficaz!! Curioso cuanto menos.

Me lo anoto y a ver el contraste. Gracias por volver a reseñar. Se agradece.

@lucero hace 8 años

El cuento logrado es eficaz, Pove y algunos de los de Borges son EFICACES!

@Tharl hace 8 años

Por lo que comentáis parece que es el libro perfecto para dar una segunda oportunidad a Borges o para empezar a conocerle. Yo no he tenido aun el gusto, pero tengo ya en mi estantería EL ALEPH. Si no me gusta por confuso -algo probable y motivo por el que aún no lo leí- me queda claro con qué libro puedo darle una nueva oportunidad.

Gracias nikkus por volver con tus reseñas. Un placer.

@nikkus2008 hace 8 años

Hola a todos: Pove, es así nomás, ojo, siempre será Borges, nunca es demasiado sencillo, sino que pretende reducir complejidades, aunque se puede reconocerle sin inconvenientes. Hay un placer en reconocer las calles, las esquinas, tan nuestras; es un libro si bien no simle, mucho más accesible que otros. Lucero, tenés razón, Borges más que nunca (y creo que en sus último años propendía a este estilo mucho más que al recargado) consiguió dicho equilibrio, eficacia.
THarl: dale una segunda oportunidad amigo, y además te aconsejo el libro "Borges oral" o el otro, muy lindo también, llamado "Siete noches". Ambos son conferencias pasadas al papel y contienen todo el espíritu concentrado de Borges, toda su esencia, y son también más accesibles que algunos de sus otros libros de ensayos o poemas (que una vez que le "agarrás la mano" como se dice, te van a encantar). Y gracias a vos por tus palabras amigo. Espeo, solamente, tener el placer de que me cuentes que te gustó algo tanto este, como los otros dos libros que te sugerí, eso sería muy satisfactorio...

Un abrazo grande a todos!!

@Faulkneriano hace 8 años

Este libro de Borges me parece uno de sus volúmenes mas "argentinos" y menos "abstractos", por usar unas definiciones un tanto imprecisas. Pero tengo la sospecha (que no parece compartida) que si Borges hubiera escrito El otro duelo y no Pierre Menard no sería tan grande. Sí que es verdad que el Borges "sencillo" es más engañoso que un cretense: hay un gran trabajo de depuración estilística detrás. La intrusa y El evangelio según Marcos son dos cuentos soberbios, aunque de una crueldad desaforada, rara en Borges (sólo aparece intermitentemente en Historia universal de la infamia y en algunos cuentos que narran "venganzas" morrocotudas)

La mejor historia de cuchilleros que escribió (lo dice Borges, no yo: "acaso mi mejor cuento") no está en esta colección: se trata, claro de El sur, que siempre me ha impresionado vivamente y con cuyo protagonista me identifico hasta la médula.

Es cierto lo que decís: este libro de cuentos puede sorprender a más de uno que se haya hecho determinada idea de Borges.

@nikkus2008 hace 8 años

No leí "Pierre Menard" Faulk, pero seguramente tenés razón. Y en ambas cosas, en que posiblemente por este relato que mencionás, o por otros de Ficciones o El Aleph, Borges es tan grande, y porque es engañosa la sencillez de este tomo. El evangelio de San Marcos es terrible, y el final más aun. La intrusa es cruel, porque pudo o puede, lo que es peor, ser verídico.
El otro duelo también es feroz; hay sangre y raro en Borges, es bastante crudo, como los otros mencionados.
Vale la pena, insistimos, (los que hemos disfrutado de este libro) de que le den una chance de que Borges les entre como una daga...y lo van a amar, y una vez que le tomen el tiempo, verán que en los poemas, en los ensayos, en sus cuentos, se repiten los mismos temas, tratados de manera deliciosa, impactante.
Ahora mismo voy a releer "El sur", que leí hace ya años, y que si bien tengo un más que agradable recuerdo, es simplemente la sensación.

PD: Un título inmejorable este de "El sur". Acá siempre se habló de "el sur". Hasta hay un tango, o algunos de Goyeneche por ejemplo, y Piazzolla, letra de Manzi. El sur evoca algo, un profundo no se que; ese algo que vive todavía en Buenos Aires, en los adoquines resbaladizos por las lluvias, por los días grises, y el tango, y las esquinas despintadas...

@Faulkneriano hace 8 años

Y hablando de esquinas, otro de cuchilleros: Hombre de la esquina rosada, muy arrabalero. Compárese su prosa con El Aleph o cualquiera de Ficciones:

"­¿Quién iba a soñar que el finao, que asegún dicen, era malo en su barrio, juera a concluir de una manera tan bruta y en un lugar tan enteramente muerto como éste, ande no pasa nada, cuando no cae alguno de ajuera para distrairnos y queda para la escupida después?
El cuero no le pidió biaba a ninguno".

@nikkus2008 hace 8 años

Parecés un porteño amigo, y mucho más que muchos porteños demasiado obnubilados con la escoria reggaetonera y vilezas yanquis (no las buenas cosas, claro); sentís como un verdadero porteño, por muchas cosas, entre ellas algo que escribiste en un mensaje, acerca del Rio de la Plata; me asombra, realmente. Es como si hubieras no visitado, sino nacido acá, en las esquinas de los barrios de Buenos Aires, donde todavía, en algunos lugares, sobreviven al paso del tiempo y las constructoras, almacenes con latas de galletitas, unas latas cuadradas, con un círculo de vidrio en el frente, donde se guardaban las galletas dulces y saladas, y era mucho más mágico comprarlas (o tal vez se trate solo de una nostalgia incurable). Voy a releer también ese cuento. No tengo buena memoria como vos, pero si no me equivoco ese está en "Historia universal d ela infamia", no en "Ficciones" ¿cierto?....

@nikkus2008 hace 8 años

¡Ahh, y esos almacenes, recuerdo, tenían persianas de metal, listoneadas verticalmente, que cosa más linda!. Linda en realidad, era esa época. Tenía yo unos siete, ocho años. Y todo empezaba, recién empezaba, y todos estábamos vivos, y sanos; ese es el verdadero secreto del amor al pasado, y posiblemente y aparte de cuestiones estéticas, no otro.

@Faulkneriano hace 8 años

Es de Historia universal de la infamia, cierto. Los de Ficciones son completamente diferentes.

Y de porteño tengo poco. Recuerdo el mensaje, fue a poco de conocernos y denotaba sólo curiosidad por una ciudad muchas veces leída que es poco probable que visite,

Y, por cierto ¿qué haces despierto a las tres y media de la mañana?

@Poverello hace 8 años

Cada vez que comentéis en alguna obra voy a meter una estupidez con tal de que me salte el mensajito ese de 'tal y cual han hecho un comentario en una reseña...' No puedo perdérmelos. Son tan buenos como las reseñas.

Gracias a ambos por compartiros. Un abrazo (a cada uno).

@Faulkneriano hace 8 años

Poverello, dile a Nikkus que se vaya a dormir.

@nikkus2008 hace 8 años

Jajaja, me hiciste reír Faulk, al menos me quitaste ese principio horrible de melancolía que suele atacarme a (cualquier) estas horas. Bien Pove, comentemos en todos lados amigo, bien hacés; abrazos a ambos y para que Faulk (como hermano mayor; no te enojes, pero sos mayor que yo, no te trato de viejo ni nada) se quede tranquilo, me voy a dormir ya, no sin antes leerme algo de Smith o de Las noches árabes...buenas noches amigos...

@Poverello hace 8 años

Buenas noches, que no son horas.

@nikkus2008 hace 8 años

Jeje, bueno mi otro hermano "mayor", ustedes como son más viejos se levantan temprano a leer el diario y a desayunar y yo que soy más joven, me acuesto tarde; ahora si, buenas noches (¡muy buenos días a ustedes!)...

@sedacala hace 8 años

Suuuuuuuuuuuur,
paredón... y después...
Suuuuuuuuuuuur,
una luz... de almacén...
Ya nunca, me verás como me vieras,
recostado en la vidriera
y esperán....dote.
Ya nunca,... alumbraré con las estrellas
nuestra marcha sin querellas
por las noches de Pompe...ya...
Las calles,... y las lunas suburbanas,
y mi amor y tu ventana
todo ha muerto,...... ya lo sé...

@Faulkneriano hace 8 años

... Y ahora sedacala se arranca con un tango. Parece que se lo canturreara bajito a Nikkus para que se durmiera...

Esta página nunca dejará de sorprenderme.

@sedacala hace 8 años

No, yo no quiero dormir a nadie, es que "Sur", el tango de Anibal Troilo, es así, con ese arrastre tremendo de la u y dicho en un tono muy recogido, y desde luego, muy sentido, como suelen serlo la mayoría de tangos.

@lucero hace 8 años

Estuvieron IM-PER-DI-BLES!!!!, me voy unos días y al volver me encuentro con mis hispánicos,arrabaleros, tangueros y borgeanos.
Bien nikkus!!

@nikkus2008 hace 8 años

Hola Lu, ¿viste vos como me tratan?, Faulkneriano y Poverello me mandan a dormir, sedacala se canta un tango y no parece comprender el humor de Faulkneriano; todo esto es un poco loco. En un momento dado era más un chat que otra cosa. Muy bueno, es cierto, muy gracioso además. Me alegra que te haya divertido. Besos Lu!!