PISTOLAS DE JUGUETE por _567_

Portada de LA PISTA DE ARENA

Como buen amante de la novela negra recibí de buen grado el regalo de este libro el 23 de abril del año pasado, suceden tantas cosas en un solo año que resulta curioso que justo ahora me haya acordado de esta lectura, pero así son las cosas de la memoria y asimismo me dispongo a contarlas; pues bien, por una de esas curiosidades de la vida en aquel entonces mi tiempo de ocio disfrutaba descubriendo el sur de Italia, o la isla de Sicilia para ser más exactos, conocimiento de músicas de aquellas tierras y viajes mentales relacionados con el cine del maestro Coppola, así que no me hagáis demasiado caso, esta introducción tan solo es un ejercicio de situación personal en el tiempo pasado. Y es que sería muy interesante que además de conocer la fecha de publicación y de edición de un libro cualquiera, el lector pudiera incluir en su ficha mental el momento justo en que dio cuenta de la obra en cuestión; sí, supongo que sería demasiado caprichoso y hasta retorcido pero sin duda gratificante… vaya, que me desvío de la pista con mis cavilaciones, decía que lo de volver por aquellos pagos, habida cuenta de lo aprendido con anterioridad, suponía de entrada un estimulo añadido.

Pero que una cosa me guste sobremanera, la novela negra, también implica que sea más crítico con lo que me ofrecen, en este caso las aventuras y desventuras del comisario siciliano Salvo Montalbano me han dejado una sensación de deja vu, por no ser excesivamente duro con el autor y acusarlo de plagio directamente, y es que me recuerda, algo así como muchísimo, al Pepe Carvalho de Vázquez Montalbán: entre otras cosas por su afición a la buena mesa y al alcohol de alta graduación, por la relación con sus subordinados y con las bellas señoritas que desfilan por la trama como personajes secundarios de la acción (aunque aparezcan lo suficiente en escena como para bajarse las bragas ante el agente de la ley, claro está, lo malo es que el comisario se olvida de los preliminares que conforman cualquier seducción que se precie… ). Además esta historia forma parte de una saga de 30 novelas de la serie Montalbano, puede que ya sean más, desconozco el número exacto; y aunque sea justo reconocerle que la que nos ocupa, quiero creer que las otras también, puede leerse como un episodio particular, además de forma amena y muy ligera por la sobreabundancia de diálogos y la carencia total de esas descripciones tan fundamentales en el género; digamos que en mi opinión quedan demasiados cabos sueltos en cuanto a personajes que aparecen y que se le supone al lector que debería haber conocido con anterioridad. A mi particularmente no me ha gustado demasiado por lo que no creo que vuelva a seguir las andanzas de il signore Montalbano, aunque nunca se sabe si el destino te puede deparar la sorpresa de encontrarte investigando de nuevo entre las páginas de algún que otro de sus casos por resolver. A caballo regalado no le mires… el dictado.

Andrea Camilleri está considerado actualmente el escritor más popular de Italia y uno de los más leídos en Europa, algunos votos irregulares observo en esta página también. Profesor de arte dramático, guionista, director de teatro y televisión; vale tío, pedazo carrera la tuya... Pero no nos engañemos, más allá de intentar describir, con escasa calidad literaria los tejemanejes de las apuestas ilegales, las carreras de caballos o los salvajes saraos de la gente pudiente en sus fiestas privadas, creo que no se atreve a denunciar abiertamente todo lo que las investigaciones del comisario cincuentón anota en su libreta, jugando frívolamente con supuestos acertijos cuando el nombre de la mafia hace acto de presencia en la historia, en este sentido Roberto Saviano (otro escritor italiano no tan leído, lamentablemente) lo hubiera hecho mucho mejor.

Anotar como curiosidad de sabueso aficionado que husmea en la prosa ajena, un fallo inmenso que me ha parecido detectar en el personaje de Rachelle, una guapísima femme fatale: alta, rubia de ojos azules y cuerpo escultural, que lógicamente me niego a desvelar si acaba retozando o no entre las sabanas de Salvo el Seductor; el caso es que la señorita monta un impresionante purasangre nacido para conquistar todos los hipódromos del mundo, pistas de arena ilegales incluidas, un relincho literario tan bonito por parte de Camilleri que parece olvidar que una buena jockey necesita, supongo yo, entre otras cosas, poseer una constitución física muy particular, o sea: ser más bien bajita, poco peso, pocas tetas para equilibrar su figura cuando la bestia que conduce corte el viento… y un culo potente que monte pero no desmonte esta teoría ecuestre. Buona sera.-

Escrita hace 9 años · 5 puntos con 5 votos · @_567_ no lo ha votado ·

Comentarios

@Poverello hace 9 años

Hola, Krust. Quede de entrada reflejado en mi comentario, mi gusto por la novela negra contemporánea, y al mismo tiempo, digamos, mi escasa capacidad objetiva para valorarla más allá de lo que puedo esperar de ella sin darle más vueltas literarias.
Digo esto porque he leído dos novelas de Camilleri, ambas de Montalbano, precisamente y, bueno, ambas me gustaron. Sin darle más vueltas;..ni más ni menos que los similares Connolly y Connelly (lo que se parecen los nombres.. ¿por qué será?), pero más que nuestro Guelbenzu, por ejemplo y su jueza De Marco, y bastante menos que Chandler, eso sí. Obvio a Agatha Christie o Conan Doyle, porque sus novelas son más... de ingenio y misterio, y de la primera leí tanto hace años que ni me acuerdo de votar ni una por no poder distinguir en la actualidad unas de otras. Respecto a lo de Carvalho, pues creo que tienes razón, pero es que resulta que Montalbano -ya escritor, o guionista o lo que sea, entrado mucho en añitos- fue creado por Camilleri en homenaje al detective español y de ahí su nombre (Montalbán-o).
De todas maneras, recuerdo con mayor agrado (mucho más), Un mes con Montalbano, que describe 30 casos independientes y me da la impresión de que el pulso de Camilleri para el relato corto es mejor, por ser menos exigente, si bien lo mismo opino de Conan Doyle, y donde recuerdo que sí se hacía notar la crítica del escritor respecto al tema de la Piovra (eso sí, no sé nada de Saviano salvo su colaboración en la brutal película Gomorra). Igualmente, en La forma del agua se mostraba profundamente cínico con la clase política y se mascaban -sin exceso de descripciones- los olores de los bajos fondos.
Vamos, que sin ser unos genios los escritores que he leído de novela negra me entretienen. Y punto, y me cuesta ponerles menos de un seis, pero, más que probablemente porque no espero mucho más, lo que me hace ser bastante más cruel con otro tipo de género, al que exijo más que el pasar un buen rato.

Saludos con lupa, hermano.

@_567_ hace 9 años

Hola Poverello,
La novela negra contemporánea tiene su pequeña legión de seguidores, me parece estupendo que tanto autores como lectores incluso tengan sus puntos de encuentro para compartir sensaciones, más allá de las novelas en sí, pasarlo pipa (la de Sherlock, claro): la semana negra de Gijón (aunque creo que esta lamentablemente ha desaparecido o está en vías de extinción), el BCNegra, etc… Cada país suele tener su detective, inspector o comisario de referencia; lógicamente unos pueden gustar más que otros, a mí me gusta descubrirlos a ellos, “verlos” trabajar en sus casos, analizar sus virtudes y defectos. En fin, que es un género que da para mucho si te gusta el tema, ya sabes, hay tantas opciones por descubrir… justo esta mañana investigaba un poco la actualidad y subía las fichas de algunos que desconocía: el Roger Sheringham de Berkeley (este pinta muy bien y fue todo un clásico en su época, espero descubrirlo pronto…), el Bordelli de Vichi, el Jan Fabel de Russell… otros autores se suman a esta lista internacional como es el caso de Maruja Torres que ha creado a la detective Diana Dial y ya lleva dos novelas… no sé, hay tantos por comentar que me paro aquí. De los de hoy en día personalmente me quedo con el Adamsberg de Fred Vargas, que me parece una autora muy interesante en este género, digamos que aunque todavía no la he leído demasiado me apetece repetir…
Coincido contigo en que, si hablamos de novela negra, gente de la talla de Chandler, Christie o Conan Doyle están a otro nivel, juegan otra liga para que nos entendamos. Puede que sea por esto por lo que secretamente esperemos la aparición de autores de ese calado y seguimos buscándolos en los libros que se publicaron ayer, hoy y seguro que mañana. En cuanto a Camilleri, muy bueno ese apunte que comentas sobre el Montalban-o, si el mismo reconoce el homenaje hacia Carvalho (algo que no sabía yo al no ser asiduo lector suyo), rectifico sobre esa palabra tan sucia que es “plagio”, porque como seguro apreciaste en tus lecturas el parecido con Carvalho es tan evidente que va más allá de lo razonable. En todo caso, 30 novelas explotando el personaje me parecen muchas en un autor que por lo que veo en su curriculum tiene el suficiente nivel o bagaje como para explorar otros territorios de las letras. Ah! Comentar que hay una serie de TV sobre Montalbano, he visto algún episodio suelto y me pareció bastante mala…
Sobre lo que comentas de tus puntuaciones en este género, entiendo lo que quieres decir, algo similar me pasa a mí cuando puntúo otro tipo de lecturas, como la novela gráfica o algún que otro “subgénero” como la novela erótica, romántica, etc… quiero decir que doy mis puntos en consonancia con “lo que le pido al género que leo”, vaya lío lo de organizarse con los votos, eh?, en este caso particular le doy un 4, que vendría a ser un Insuficiente como en el cole: es casi un aprobado pero no me ha gustado lo Suficiente como para seguir leyendo toda la saga, aunque tomo nota de alguna de las que comentas por si acaso se me ocurre regresar, “La forma del agua” quizás…

Salutti.-

@Poverello hace 9 años

Gracias por tu información, Krust. Me apuntaré a Vargas y ya te diré.

Respecto a Camilleri, lo mismo te dan menos... grima los relatos cortos que te digo de Un mes con Montalbano, que si te aburres los dejas a la mitad y punto pelota. La serie la estuve mirando en FilmAffinity y sí que tenía una pinta bastante penosa. Y es cuanto menos curioso que a un señor mayor como Camilleri (tendría unos 65-70 años) le dé por crear a Montalbano habiéndose dedicado a todo tipo de historias antes, tanto a televisión como teatro... No sé, la vida aburrida del jubilado, que dirían algun@s.

@FAUSTO hace 9 años

Hola Krust. Interesante reseña y comentarios. Una curiosa imagen la de la amazona voluptuosa, con varias posibles acepciones.
A Camileri todavía no he tenido la oportunidad de leerle, aunque tengo por algún estante “El ladrón de meriendas”, que por el tiempo que lleva debe estar muerto de la risa. Espero no tardar mucho para poder opinar sobre este autor. Cuando has analizado la semejanza (plagio u homenaje) de Montalbano con Carvalho, me ha recordado lo que comenta Markaris. El escritor griego (otro admirador de Vázquez Montalbán) examinaba las diferencias entre la novela negra mediterránea y la escandinava, teniendo como señas de identidad la novela latina: el clima soleado, la rica gastronomía y la pasión de la gente, que generaban unos crímenes y métodos de asesinar distintos de los lugares fríos del norte de Europa. Forzando un poco esta teoría de similitudes, se podría decir (es una suposición) que estas semejanzas tienen su razón de ser al margen del estilo literario, y sería el carácter latino.

Sobre el género negro, muy diferente de la novela detectivesca (diferentes ramas del mismo tronco) de autores como Conan Doyle o Christie, soy más asiduo de la pionera novela norteamericana, y no se puede decir que sea actual. De la novela negra escrita en Italia he leído unas 3 novelas de Donna Leon, que a pesar de ser una escritora americana se puede considerar europea. Brunetti, comisario de Venecia, es su personaje y es de lo más “anormal” del género, siendo para mí la antítesis del detective: felizmente casado y ayudado por su esposa; preocupado por la familia y la educación de sus hijos; con cierta cultura, no es bebedor y con un carácter afable la mayoría de las veces, sin llegar a ser especialmente duro. Para mí es el “antagonista” de Kurt Wallander. No son relatos espectaculares, pero tiene su interés y estando Venecia como telón de fondo posee cierto “encanto”, ya que es su lado más siniestro.
A Fred Vargas, autora que recomiendas, y a Markaris, citado antes, hace tiempo que les tengo echado el ojo y serán de los próximos que descubriré.

Y ya que mencionas la novela negra actual, no voy a dejar pasar la oportunidad para preguntarte (extensible a Poverello y a cualquier amante del género) por James Sallis. No sé si le conocerás o has oído hablar algo de él. Es un autor bastante desconocido, y en internet sólo he podido encontrar una edición digital en inglés de “Drive”.
Todo esto viene a cuento por la adaptación al cine de “Drive”. Es una película que vi la semana pasada y quedé fascinado. Siendo una pelí original tiene algo del ambiente de Lynch y la violencia de Tarantino. Una excelente historia, con buenos protagonistas y una formidable banda sonora (con ritmo de los ochenta) que acompaña perfectamente a las escenas. Para quien no la conozca y le guste el cine negro es altamente recomendable.
Sólo he podido encontrar una crítica de la novela comparándola con el film, y si bien la considera inferior a la película, la curiosidad por este libro y su autor no ha disminuido.

Venga, un saludo criminal para todos.

@_567_ hace 9 años

Hola Fausto,
A Markaris no lo conozco todavía, pero tiene muy buena prensa entre los entendidos. Seguí atentamente su paso por el BCNegra a través de la prensa y me parece un tío muy interesante, además me apetece seguir esa pista que nos lleva hacia un autor que escribe novela negra desde la Grecia actual…
Coincido en la suposición que apuntas, forzosamente deben existir diferencias, aunque lo interesante es encontrar similitudes que te descoloquen como lector, entre los autores escandinavos (tan en alza en los tiempos que corren) y los de la Europa del Sur (me gusta este término puestos a ser políticamente incorrecto). Aunque lo cierto es que casos por resolver hay en todas las latitudes…
La novela norteamericana en este género posee tal halo de clasicismo que es imposible abstraerse del magnetismo que produce. Espero que en un futuro podamos seguir charlando de aquellos clásicos y de otros actuales como James Ellroy que me parece uno de los grandes, de los nuestros, relacionados con el género que nos ocupa.
Apuntado en mi libreta de sabueso aficionado queda el nombre de Sallis, he leído maravillas analíticas sobre “Drive”, y tengo muchas ganas de verla. Recuerdo que cuando la estrenaron mi mujer quería verla pero me tocaba escoger a mí la peli y puede que me equivocara. En todo caso, mea culpa y espero que la veamos pronto. Creo que el libro ya se ha traducido al castellano, habrá que estar ojo avizor.

Como siempre, se agradece la impronta de tu huella dactilar en la reseña. Saludos.-

@Poverello hace 9 años

Hola a todos... Soy como el burrito detrás de una zanahoria. Es mentar el cine y detrás que voy. "Drive" es la mejor pelicula de género que he visto realizada en las últimas décadas (no sé ni cuántas). Para mi gusto mejor y más completa que todo Tarantino (salvando Reservoir Dogs) y con Lynch me resisto por la imposible comparación de estilo y método, aunque como bien dice Fausto, la peli de Winding comparte cierta atmósfera cold y tonos. Posiblemente, la característica específica del estilo de Tarantino es la violencia gratuita, a la que da un exquisito toque personal, de inconformista, pero en Drive ni un solo plano o disparo, o sangre, es superfluo. La siento como homenaje, incluso superior, a los thriller nacidos en la década de los 70-80 con Frankenheimer o del venido a menos Friedkin. Una gozada, donde el equilibrio entre el drama, el romanticismo y la violencia es impecable. Tan original que los que esperan pura acción la condenan y se aburren con sus medidos silencios... ¡Una pelñicula de acción con grtandes silencios, con miradas, con tristeza interna!
Y como es tarde, estoy currando (ja ja ja) y tengo muuuucho sueño, sólo decir que tan sólo he visto un par de escenas de persecución que se le acercan: Ronin, del nombrado Frankenheimer, y bastante más reciente en El mito de Bourne, de Greengrass (hay películas "normales" con secuencias excelentes).

Disculpad mi vehemencia, en serio, me dejo llevar por la emoción. Como me sabe mal no terminar hablando de literatura, ja ja, me apunto a Donna Leon. Otra más a la saca... ya pesa lo más grande.

Gracias por los magníficos comentarios, Krust y Fausto.

@nikkus2008 hace 9 años

Paso a felicitarlos por la reseña y comentarios, y a callarme, porque nada de lo que estuvieron "hablando" es de mi conocimiento. Leer las colas de las reseñas es siempre un placer. Eterna vida a SDL y a todos sus desinteresados colaboradores...

@Faulkneriano hace 9 años

No tengo mala opinión de Camillieri, aunque no he leído mucho de él. Un hilo de humo era una novela histórica sobre la Vigatà de fines del siglo XIX que no estaba nada mal, y un par de novelas o tres de la serie de Montalbano me parecieron muy curiosas. No es un autor al que defendería a capa y espada, pero no me disgusta: me parece una mezcla curiosa entre Simenon y Leonardo Sciascia, si es que tal cosa puede darse.

Me incluyo también entre los admiradores de Drive (que no sé muy bien cómo ha salido aquì): va camino de convertirse en una película de culto... Será por la cazadora del escorpión manchada de sangre o por la banda sonora tan decididamente retro.

@_567_ hace 9 años

Las colas de las reseñas, nikkus, me sumo a todos aquellos que disfrutan del buen debate literario que pueda generar una opinión personal, sea la que sea, al igual que tú observo y callo muchas veces. En mi opinión complementan todo aquello que escribe el usuario en relación a una obra cualquiera y, sin duda, le dan mucha más consistencia a lo escrito, particularmente aprendo un montón de cosas interesantes y ese es mi objetivo principal cuando paseo por esta página… Aprovecho para decir aquí, a título personal y en relación a algo que se comentaba hace unos días en las NOTAS, que he decidido puntuar solo aquellas reseñas en las que me disponga a comentar algo (sean buenas, malas, o regulares…). No sé, pero me parece la manera más justa y consecuente de participar; sólo hay que observar el delicioso ramillete de muestra que hay ahora mismo en las nuevas entradas, algunas de ellas 5 estrellas, para que sea consciente de que no puedo votar todo. Aunque dicho sea de paso, me encanta la anarquía de la gente a la hora de hacerlo cada cual a su manera, conste en acta, en todo caso observo que se ha potenciado últimamente la función de los comments y eso es algo que me parece digno de ser valorado o aprovechado al máximo. Se trata de hilar fino (ese “invisible” hilo de Ariadna del que se estira y van apareciendo cosas) y evitar que un intercambio de impresiones degenere en un “”jajajejejijijojojuju””, que es algo que no soporto en los foros, por lo tanto exijo que no aparezca en mis reseñas, creo que tengo todo el derecho a exponerlo así, a la vez que respeto que suceda en otras…

Faulk: Supongo que para opinar con fundamento sobre Camilleri debería leer algo de su obra más allá de Montalbano, aunque reconozco que tengo cierta desidia hacia los autores italianos, pero intentaremos corregirla en un futuro.

Saludos y buenas lecturas para todos.-

@nikkus2008 hace 9 años

"Drive" capta la magia de la noche como pocas películas lo han podido hacer; Drive es nocturna, bellamente nocturna; y esa excelente banda sonora, acompañando las imágenes aéreas de edificios con sus ventanas iluminadas, "llenas de amarillo", es una delicia...y el tema de apertura, tan "ochentoso", con esos títulos rosados, son decididamente retro, efectivamente. Acertada banda sonora, muy buen actor este Ryan Gosling, desde que vi esa extraña película llamada "Stay" (Tránsito) que me ha llamado la atención. Muy linda película, en fin.