LA CANCIÓN SIGUE SIENDO LA MISMA por nikkus2008

Portada de CONAN EL CIMMERIO
El autor de esta reseña ha idicado que contiene spoiler, mostrar contenido.

¿Howard se repite?, es posible; es más, diría que es una certeza. Ahora bien, eso a mi no me molesta en absoluto. Además, ¿que escritor - salvo el múltiple Flaubert - no se repite?. De alguna manera leer una obra de Borges, es leer toda su obra; leer un poema de Girondo, es, salvo variaciones lógicas, como leer todos sus poemas; Chesterton se repite, a Dios gracias; lo mismo ocurre con Hesse, con Shakespeare, con Byron, con Arlt, con Gautier, con Lovecraft, con Bradbury, por poner algunos ejemplos, de los infinitos que habrá y que jamás conoceré, pero que puedo intuir. Picasso se repite en el Cubismo, en "La época rosa y azul"; Monet con sus paisajes "borrosos"; William Turner con sus cielos fantasticos; Brueghel y Bosch, con su genial locura, precursora de Dalí, que también se repite. Lo mismo con Blake, o con Miró, o con Gris. Los grabados de Durero - increíblemente hermosos y terribles del Apocalipsis - son similares en su grandiosidad, y los mismo se puede decir con Doré o con Fusseli. Es decir, que la repetición no es algo que necesariamente sea negativo, por el contrario, es una cualidad, o podría también verse de ese modo, ya que comporta un sello, una identidad.
Esta reseña o mero comentario (como diría algún recién llegado no sin cierta desagradable impunidad) no tiene como finalidad el análisis exhaustivo, ni intenta darse aires importantes. Mi intención elemental es guiar a quién no conoce al escritor, hacerle conocer el estilo simple, directo, llano, pero a un tiempo cargado y excesivo del texano.
Al libro entonces, o mejor dicho, a la trama de los relatos que conforman este tomo:

Sombras de hierro a la luz de la luna: Transcurre esta historia en una isla donde en las impresionantes ruinas de lo que fuera un gran templo, escondido entre el follaje de una espesa selva, Conan descubre junto a su ocasional compañera Olivia, unas enormes estatuas de hierro, representantes de una raza antigua, de terrible y dura expresión, como expectante, en sus rostros metálicos y fríos. Todo lo contiene este relato: hechizos, batallas, magia, terror.

Xuthal del crepúsculo: El segundo relato del libro comienza con una imponente imagen del cimmerio, terrible bajo los poderosos e implacables rayos del abrasador sol del desierto. Conan y su compañera, luego de haber huído del ataque de estigios y kushitas, y perderse en las arenas infinitas del desierto, descubren, justo en el momento en que se creían sin salvación, una ciudad en medio de aquella vasta extensión. Una ciudad de locura, donde los "muertos resucitan" y los habitantes de aquel extraño palacio deambulan por sus habitaciones y pasillos como presos del sueño del opio. Pero un ser infernal y primitivo se agazapa en los rincones de este palacio, esperando saciar su hambre eterna.

El estanque del negro: Conan trepa a bordo de un barco, al que llega nadando desde islas lejanas; el capitán del navío, llamado Zaporavo, acompañado por Sancha, una bella mujer, favorita del capitán, observa al bárbaro con desconfianza, pero lo acepta en su tripulación. Llegan al fin a tierra, desde donde una aroma a especias y plantas llega con el viento. El capitán baja con una parte de su tripulación y se interna solo en la densa selva en busca de algún tesoro. Conan lo sigue con intenciones de asesinarle. Algo descubre, sin embargo, dentro de esa selva. Una extraña construcción, con patios y un estanque circular en una de ellas. Apoyadas en unos estantes, unas figuras talladas con increíble perfección, y del tamaño de una mano, descansaban en los anaqueles. Al descubrir estas estatuas pequeñas, Conan experimenta una sensación de repugnancia. Unos enormes seres, negros de vago aspecto humano, pero mucho más altos y de miembros más poderosos y de rostro maligno, llegan con Sancha y los otros marineros que descansaban en la playa, adormecidos por el efecto de una fruta dorada que habían encontrado en la playa. Luego Conan vió como uno de los marineros era sumergido en aquel estanque de aguas verdosas, y su tamaño se reducía y modificaba la constitución de su cuerpo de carne por otro de una especie de arcilla.
Esta idea macabra me parece a mi un ingrediente sobresaliente y una idea que se aparta de los tópicos manejados - siempre impecablemente - por Howard.

Villanos en la casa: Una casa repleta de trampas, ingeniosamente crueles, un sacerdote, Conan, un joven aristócrata, y un ser enorme y monstruoso son los protagonistas de esta historia, más de horror que de aventuras. El resultado es bueno sin llegar a ser brillante.

El valle de las mujeres perdidas: El relato más corto del libro, trata sobre una mujer, raptada y a cuyo hermano han asesinado ante sus propios ojos, y Conan, quién llega con sus guerreros a realizar algún tipo de festejo de alianza con el jefe de dicha tribu.
La mujer, que logra hablarle a Conan y rogarle su ayuda, a cambio de ofrecerse como su esclava y amante, escapa, en medio de la masacre, y huye desesperadamente de aquella ominosa selva, donde las espadas vertían la sangre a raudales, olvidando el pacto con Conan. Llega de esta manera a una hermoso valle, donde un silencio "terciopelo" llenaba el ambiente y las estrellas se apiñaban en lo alto del firmamento. Era este el valle de las mujeres perdidas, donde ningún hombre jamás había osado hollar; era el valle temido y respetado donde la muchacha se sentía al fin segura y libre del yugo de los hombres. Pero en este valle, de aspecto encantador, no todo es tan puro y perfecto como parece...

El diablo de hierro: El último relato, es, según mi parecer, el mejor del libro. Hace su aparición un personaje absolutamente extraordinario: hablo de Khosastral Khel, un brujo, hechicero, tan poderoso era su espíritu que su forma física no podía estar constituída de carne y hueso, sino que para contener su esencia tremenda, era necesario un cuerpo apropiado para soportarlo. Estaba formado por una sustancia similar al hierro, tan impermeable a las espadas como insensible a los golpes y la corrupción del tiempo. Sólo pudo ser derrotado por una daga, hecha de un material extraterrestre proveniente de un meteoro caído en el desierto. Un sacerdote yuetshi fue quién atravesó el pecho del gigante de hierro con la daga mágica, dejándola clavada en su cuerpo para mantenerlo por toda la eternidad derrotado; pero un pescador curioso, al descubrir las ruinas donde descansaba el gran Khosastral Khel con el puñal en su cuerpo incorruptible, rígido como una estatua soberbia de metal resplandeciente, quita la daga curva, de empuñadura enjoyada de su pecho, desatando un verdadero infierno en la tierra.

El tono general del libro es el conocido; magia, violencia, aventuras, bellos paisajes junto a ominosos templos, altares de sacrificios, demonios antiguos, piratas, batallas sonoras y altamente visuales y sobre todo mucha dinámica y acción.

La canción es siempre la misma; pero me gusta.

Escrita hace 9 años · 5 puntos con 3 votos · @nikkus2008 le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@Faulkneriano hace 9 años

Pues claro que Howard se repite: faltaria más. El primer cuento que leí de Conan, lo recuerdo bien, fue Nacerá una bruja (que, todo sea dicho, a los 15 o 16 años me dejó estupefacto) y a partir de ahí tiendo a confundir todos los título de los cuentos de Conan o incluso de otras series. Dada la multiplicidad de ediciones de las narraciones del cimerio y de su inclusión en tantas antologías, ya no sé ni los que he leído ni me atrevo a votarlos. Por eso me viene extraordinariamente bien que analices, con tu habitual meticulosidad, uno por uno cada cuento del volumen.

@lucero hace 9 años

Siempre meticuloso nikkus2008, cuento por cuento y hermosas referencias a los pintores, sobre todo al maravilloso Turner, uno de mis preferidos. Le diste imagen y color a Conan (que no sea Arnold...ja ja)

@Poverello hace 9 años

De Conan tengo odios, fobias y amores... Robert E. Howard siempre será el amor, así como las maravillosas adaptaciones de guión de Roy Thomas... El problema es el dibujo, aunque me crucifiquen y surja algún Amorabarry -parafraseando a @Lucero, ja ja, me duele el dibujo prerrafaelista y clasicista de Barry Smith para las historias de Conan, lo que me hace valorar escasamente esa etapa, al igual que la que se presupone un clásico de la serie: Clavos Rojos, que me resulta de dibujo ñoño y excesivamente estilizado (es cierto que el color añadido en las revisiones no le ayuda especialmente). Ahora sí, mis más gratos recuerdos, pasados y actuales son con la decisión final de Joh Buscema de hacerse cargo del cómic... Ay, me rindo a sus pies, con un Conan bárbaro (en los dos sentidos, je je), más sombrío, amenazante y gótico, considero que mucho más acorde a la idea primigenia de Howard, de clara influencia fantástica de Lovecraft.
Bueno, no os doy más la brasa y a saborear al Cimmerio, que tampoco le hizo ascos a Clavos Rojos y tarde lo justo en ventilármelo.

Ciaoooooo.

@Faulkneriano hace 9 años

Tienes razón, Poverello: Barry Smith convierte al rudo cimerio en algo más parecido al Príncipe Valiente (es una exageración, pero sirve para entendernos) que a otra cosa. Buscema es el mejor, como puede ver cualquiera que lea el ciclo de Conan y Belit. De cualquier manera, el musculoso y un tanto fascistoide Howard siempre me ha incomodado un poco. Escribe bien, pero en un registro muy limitado. Y mucho emparejar a Conan con mozas de buen ver pero él no se separaba de su mamá...

@Poverello hace 9 años

Ja ja ja. Amén, Faulk, pero es que la "falta de conocimiento" de Howard ha sido compartida por grandes genios, mitigaran o no luego sus ideas (Céline, Wagner, incluso John Ford. aunque lo hayan estigmatizado en exceso). Y aunque estoy de acuerdo contigo en que sus historias se basaban en personajes muy muy similares estamos hablando de las primeras décadas del siglo XX, lo que supuso en cierta medida una renovación del género fantástico. Yo lo asimilo con el boom de Burroughs con Tarzán... Es verdad que no tenía nada, pero también rompió moldes a principios de siglo en lo que se refiere a lectura de sobremesa, que yo llamo, ja ja (Best-sellers ahora). Pero deseando estoy que me des en los morros con tus locuaces argumentaciones, porque de esto sabes una "jartá" más que yo.

Un abrazo bárrrrrrbaro.

@Faulkneriano hace 9 años

El especialista en Howard es el amigo Nikkus. Las desaforadas aventuras de Conan me gustan, pero otros cuentos de Howard son desaforadamente racistas. En cuanto a calidad, los de Solomon Kane y algunos de terror no me parecen muy felices, así como los que he leído de la serie de Bran Mak Morn. Claro que las ediciones son un lío, y no digo nada de los cuentos "inspirados" en o a cargo de otros autores, un poco al estilo Lovecraft.

Nikkus, explica y mójate sobre un tema que me preocupa: ¿qué opinas de las continuaciones de Conan debidas a otras plumas?

@FAUSTO hace 9 años

Hola nikkus. Buena reseña (o comentario), aunque no la he leído completa, pues es un libro que “debo” leer y cuando analizas los capítulos sólo he leído las primeras líneas. Como comentamos en otra reseña tuya sobre este magnífico personaje, quedé bastante decepcionado sobre las diferencias y percepciones distintas que tuve entre los textos y las viñetas del comic que, vuelvo a reiterar, la serie “La espada salvaje de Conan” es de las mejores sobre este héroe. Sin ser un gran conocedor y experto sobre los dibujantes (soy medio analfabeto en estos “detalles” de los comics), coincido con Poverello y Faulkneriano sobre la gran calidad de Buscema.

Cuando programe su lectura espero tener un poco más de suerte, y que tu admiración y pasión por este escritor me contagie. Ya que dices que se repite, rezaré para que esta segunda oportunidad sea para mí una nueva sensación, donde pueda sacar más jugo y provecho que la primera vez. Que sea una canción con armonía y ritmo, y si puede ser tan contundente como Manowar.
Saludos.

@nikkus2008 hace 9 años

Hola y muchas gracias a todos por sus comentarios; el tema es que quedo totalmente descolgado acerca de los comics; poco y nada se de este tema. Voy a tomar en cuenta sus consejos y tratar de conocer algo, auqnue sea leerlos por internet, si no los consigo. ¡Que comentario malicioso el de Faulk , acerca de mi intocable Howard!, ¿como es eso que no se separaba de su mamá?, ¡ojo Faulk, con meterte con el pobre Robert Ervin eh!jejeje; es que era un poco delirante el muchacho, eso es lo que le pasaba. Lovecraft también ha sido muy apegado a su madre y su matrimonio ha sido un terrible fracaso. A mi me dan pena ambos. Lógicamente, toda esa masa de músculos y esas batallas sangrientas y esas mujeres perfectas, las sacaba este hombre de sus deseos insatisfechos. Respecto a lo del racismo, si bien es cierto, también es cierto que he leído comentarios contradictorios. Por ejemplo, él habla a favor de la raza picta, raza aborigen, de piel de tono oscuro y rasgos casi simiescos, de estatura mediana a baja, y tremendamente valientes y feroces. En la introducción de "Gusanos de la tierra " escribe sobre su simpatía y favoritismo hacia esta raza salvaje. Eso me llama la atención. También leí alguna otra cosa que me resultó bastante contradictoria, y que ahora no recuerdo. Creo haber dicho en alguna otra reseña de un libro de Howard, que si bien no me gusta nada el tema del racismo, tampoco empaña su obra, ni un poco. Nietzsche - salvando las grandes distancias - también era requecontra racista y violento, y sin embargo parte de su obra me parece genial.

Veré el tema de los comics. Y Fausto, leer a Howard, es tan contundente como escuchar a Manowar. Es más, te aconsejo que leas por ejemplo estos relatos: "El Dios gris pasa"; "Los caminantes de Valhalla"; "Reyes de la noche"; ""Los dioses de Bal-Sagoth"; "¡Con esta hacha gobierno!", por poner los ejemplos de relatos más violentos, y escuhar luego a Manowar, especialmente "Call to Arms", "Hail and Kill", "The Gods Made Heavy Metal", "Gates of Valhalla", "The Crown And The Ring", "Today Is A Good Day To Die", "Die for metal", y algunas más (o varias más, muchas más mejor dicho) y me contás a ver que te parece la mezcla. ¡¡Aguante el sonido furioso de las Espadas y el metal!!

@Faulkneriano hace 9 años

Aquí cada uno sale por donde quiere: unos, por los comics; otros, por el heavy metal. ¡Alegría!

Ya comentaremos otro día lo del racismo de Howard...

@FAUSTO hace 9 años

Pues gracias por los consejos Nikkus. Primero leeré este volumen y ya te comentaré. Sobre los relatos que mencionas miraré si se encuentran en los otros 2 libros de la colección, y si no están los buscaré por internet.

Y siguiendo con la guasa de Faulkneriano ¡Alegría! Ya que cualquier obra literaria puede derivar en varios sentidos, y esta vez nos ha faltado la vertiente del cine, que por lo que recuerdo sólo es pasable y no hay mucho que comentar. Y eso que tanto “Conan el bárbaro” como “Conan el destructor” las vi de adolescente y no llegaron a entusiasmarme tanto como el cómic. Por ahora no me apetece ver la última versión del año pasado.

@nikkus2008 hace 9 años

No lo hagas estimado Fausto, no veas la última versión de Conan; es decir, es muy mala, tal vez no tan mala como es representada por el puntaje en filmaffinity, pero sí es verdaderamente floja. Ahora bien, y lo dije y lo vuelvo a repetir: también es válido el entretenimiento, no siempre hay que pretender, creo, encontrar la genialidad en todo. Si se quiere pasar un rato entre amigos, o simplemente divertirse un poco, puede pasar, digo, según cada uno. Tampoco veo como un pecado el ver este tipo de cine como lo hacen algunos "paladares negros", estetas del arte, "fariseos del buen gusto" (El lobo estepario).
Yo consumo de todo, según mi día: si tengo un día de retroceso, un día claramente infantil, pues me pongo hasta dibujitos; si estoy furioso, algo violento (luego algo de Judas Priest, "Painkiller" por ejemplo) y para calmar y "bajar" un poco, A vucchella por Pavarotti o los Jam de Gilmour de "On an island"; es decir, que uno va equilibrándose, según lo que consume, todo el tiempo.
Basta. Tengo que ir a trabajar.
Un abrazo amios!!

@nikkus2008 hace 9 años

Lo último: ¿no molesta la gente que puntúa con baja nota el cine berreta?, es decir, me da la sensación de que votan a propósito para darse importancia. Ver sino cualquier película de acción palomitera y leer las críticas de dos o tres "intelectuales" amados y venerados como dioses, y da para reíre un rato. En fin...

@Poverello hace 9 años

Nikkus, nikkus... que perdemos las amistades, ja ja. Yo voté la última de Conan con un 1, porque no había menos nota, y te aseguro que no fue para darme la más mínima importancia, de hecho odié que fuera tan mala. Para más datos al respecto leer mi "crítica" en FilmAffinity.

Y sí, hay pelis para ver con amigotes y amigotas y echar un buen rato, pero eso no resta que dicha peli sea un bodrio. Ahora mismo estoy viendo la tercera revisión de The Thing y le planto otro 1 como una casa (o un 2 porque quizá no alcance las cotas de indignidad de Conan, ja ja). El último film que revisioné con amig@s fue OldBoy, porque se puede ver de todo.

Gracias por lo que me toca de intelectualoide amdo y venerado, ja ja ja. Anda anda... que ya te vale.

@Poverello hace 9 años

Espera, hermano... Ahora que recuerdo, creo que tú le colocaste un 1 a El día de mañana, palomitera al 100%, ja ja ja. Pues explícamelo, anda, de forma más o menos objetiva dentro de dicha imposibilidad, que ya leí tu crítica en Filmaffinity, el por qué es peor que Conan.

En serio, no me expliques nada. Son gustos. Un abrazo, aunque más me apetezca darte un coscorrón, ja ja.

@nikkus2008 hace 9 años

Todavía no me fui, voy a llegar tarde...Pove, no se trata del puntaje en definitiva; hombre, yo hablo de los que construyen su personalidad, su forma, su "venta" hacia los demás con sus constantes quejas sobre cualquier tipo de manifestación artística, de eso hablo, no de que le pongas un uno a Conan. Yo le pongo un uno a casi todos los productos argentinos televisivos porque se lo merecen; pero no hablo ni escribo constantemente - salvo para divertirme - hablando de mi "buen gusto". Hombre, si tengo buen gusto, bien, y si no lo tengo, los mismo. Me irrita, amigo Pove, que una tipo vote 5.000 películas, que ame el cine (en apariencia) y que su promedio se un "4,50". Dos cosas, o ese tipo es un idiota, o es tan exigente (quisiera verlos actuar, dirigir, a estos críticos exigentes y duros) que sólo le pone un diez a dos películas de 6.000 que ha visto en su vida.
Basta, ahora si, después la seguimos. Abrazo!!

@Poverello hace 9 años

Ok. Comparto. para mi desgracia tengo una afinidad de casi el 94% con un tipo de FilmAffinity que ha votado más de 7.000 y... ¡ninguna tiene un 10! Yo pienso que es masoquista, ja ja. Y de forma objetiva, que uno debe tener un criterio de comparación, por burdo que sea, y si no hay una sola obra maestra las puntuaciones es imposible que sean reales, pues parten de una entelequia, que no es otra cosa que eso: entelequia.

@nikkus2008 hace 9 años

Eso lo hago para irritar; si lees mis reseñas son vulgares, charras, asquerosas, porque siempre alguien pica, no porque otra cosa. Varias veces me han escrito insultándome, pero más, y eso me pone contento, me han escrito diciendo que se ríen con mis barbaridades. Es distinto Pove, te doy un ejemplo de los avinagrados idiotas que hace poco molestaron en la reseña de "No me gusta Borges y punto...", ¿me comprendés hermano?, a ese tipo de gente me refiero, ¿me comprendés ahora?, y no te toca a vos lo de venerado Pove, me refiero a MALDITO BASTARDO, THE FUCKER, MIGUEL, ARCHILUPO, todos grandes conocedores de cine, pero todos grandes pedantes. Yo también admiro a Von Trier, a Polanski, a Wilder, a Iñárritu, a Mendes, parcialmente a Cóppola, a gran Scorsese, etc. Y le pongo un uno a todas las del pobre de Emmerich porque son una tomadura de pelo, ya son demasiado para cualquiera. De todos modos, me lo tomo en broma, sin odio.
A Emmerich hay que tomarlo en broma.
Me fui.

@FAUSTO hace 9 años

Pues si antes tenía pocas ganas por ver la pelí, ahora has matado con la posible curiosidad que pudiera resistirse. Por cierto nikkus, esas reseñas tuyas en filmaffinity debo leerlas para reírme un rato.
Y coincidimos en los gustos variados por los diferentes artes, como la literatura, música o cine. Me parece correcto y sano poder disfrutar de la multiplicidad, ya sea en “calidad”, estilo o género.

@Poverello hace 9 años

Al menos, Fausto, la película del austríaco de apellido impronunciable hace algo de honor al cómic por la ambientación y demás. No obstante, nikkus creo que le puso un regular, el cutre fui yo, ja ja, así que tú mismo.

Respecto a lo de saber o no de cine, de literatura... todo es relativo. me acojo a la enmienda y duda de Sócrates: "sólo sé que no sé nada". Y aprovecho la ocasión propicia para pedir disculpas si en alguna ocasión mis reseñas o comentarios dan la sensación contraria, pues no ha de ser así. las valoraciones son siempre subjetivas y sobre la base de los conocimientos y capacidad de relacionar conceptos a título personal, sin nada más, y uno sólo sabe lo que cree saber, que suele ser poco y sesgado. Lo que sucede es que queda bastante mal recurrir cada dos por tres al "yo creo", "yo pienso", "para mí", "según mi criterio", porque claramente se da por hecho que no hablas por otro, aunque esa ausencia pueda conllevar a la creencia errónea de que lo dicho va a misa, cuando a misa no va a veces ni Dios (y perdón por la blasfemia).
Yo disfruto inmensamente de los comentarios porque aprendo y me animan a "investigar" y a conocer. Y sobre todo a hacer realidad y humildad aquello que dijo no sé quien de "cuanto más aprendo menos sé".

Por cierto, Fausto, leete algunas de esas críticas de nikkus. No sé si es la de 2012, pero me hizo bastante gracia, a lo mejor porque estaba de acuerdo con él, ja ja, y suelen caernos mejor las ideas que coinciden con las nuestras.

Un abrazo a tod@s.