SOBRENATURAL, QUERIDO WATSON por FAUSTO

Portada de EL SABUESO DE LOS BASKERVILLE

Este es el libro, según la mayoría de lectores y degustadores sherlockianos, mejor logrado y más estimado de la obra del genial e inmortal detective, y desde luego el más famoso. Es la 3ª ó 4ª vez que lo leo y, sin ningún lugar dudas, es el de mayor calidad literariamente hablando; aunque, personalmente puedo preferir algunas de sus aventuras, ya sea por la dificultad, originalidad o la resolución del misterio.

La novela fue escrita en 1901 a pesar que oficialmente el personaje llevaba 8 años “muerto”, cuando se precipitó, junto con su archienemigo Moriarty, por las cataratas Reichenbach en “El problema final”. Sin embargo, este nuevo escrito no fue una resurrección, sino una “historia previa”, pues el autor situó la acción unos años antes de dicha muerte literaria. El ejemplar tuvo un éxito sin precedentes y, afortunadamente, ante la presión de numerosos seguidores, finalmente reapareció el personaje en 1903 con “La aventura de la casa deshabitada”.

El origen de la maldición de los Baskerville se debe a un amigo del escritor, que en una noche lluviosa y junto al fuego de una chimenea, mientras se contaban cuentos de terror se gestó la idea de una “novela de miedo” (anécdota que recuerda a una noche similar en la villa Diodati del poeta Lord Byron, donde se concibieron las historias de “Frankenstein” y “El vampiro” de Polidori). Surgieron ciertas leyendas de Dartmoor, una extensa meseta yerma que atrajo la atención del literato. Un paraje “fascinante” que visitó, recorrió e inspeccionó, quedando satisfecho para el perfecto escenario de su nueva novela, que escribió buena parte de ella sobre ese mismo terreno sombrío.

“El sabueso de los Baskerville” presenta algunas diferencias con el resto de la obra holmesiana. El inicio es similar con el “juego” de descubrir, mediante las huellas encontradas en un objeto cotidiano y vulgar, la personalidad de su dueño; donde el Dr. Watson intentará aplicar los métodos deductivos de su amigo, y con la acostumbrada superioridad y algo de burla, Sherlock desbaratará las conclusiones, primero con sagaces observaciones (Sherlock comenta: “El mundo está lleno de cosas evidentes, en las que nadie se fija ni por casualidad”), y más tarde aplicando su inteligencia para obtener las deducciones verdaderas.
A continuación comienza la exposición del caso, que mediante el análisis y la lógica aplicadas a las pistas y hechos, se hace una visión global del misterio haciéndolo más enigmático que al principio.
A partir de aquí, y en esta ocasión, el novelista introduce 2 novedades.

La primera variante es el ambiente tétrico, gótico, inquietante y de suspense (más que de terror) que flota en todo el relato. Una leyenda demoniaca con crímenes y crueldad, se convierte en una maldición para los Baskerville. Es un componente diabólico que incide en el misterio, el caso fluctúa entre el punto de vista sobrenatural o una posible voluntad humana.
El entorno escalofriante se completa con pinceladas “fantasmales” (ruidos, pasos sigilosos, aullidos, sollozos) de la mansión familiar; y por último un protagonista importante y principal de la trama: la localización espectral, brumosa y amenazadora del páramo, habitado por un ser infernal, ciénagas mortales, acantilados amenazantes, minas abandonadas, chozas prehistóricas, y la presencia de un criminal peligroso. Una atmósfera perfectamente conseguida, contribuyendo, en grado superior, en envolver adecuadamente la intriga.

La segunda variación es el considerable protagonismo que desempeña Watson respecto a Sherlock. El detective sólo tiene una presencia destacable al principio y final del relato. El doctor será quien lleve las riendas y nos guie entre los habitantes y los sucesos del páramo, intentando desenmarañar la madeja de los enigmas. Y debo confesar que, aunque parezca extraño, no se le echa de menos (no mucho) la figura de Holmes, pues la intriga de la narración está impecablemente construida, pulida y rematada.

Alejándome del argumento principal con asuntos “paranormales”, el escrito tiene varios detalles curiosos con las alusiones a creencias dudosas, como a la frenología, o al policía francés Bertillon, inventor de otra seudociencia con fines policiales: la antropometría.
Siendo peculiar al mencionar la superstición, demostrando el sentido del humor de Conan Doyle al “caricutarizarse”, cuando pone en boca de Sherlock el desprecio por las personas creyentes de lo sobrenatural, calificándolas coleccionistas de cuentos de hadas, ya que era una “convicción” muy arraigada en el narrador la existencia de estos pequeños seres alados. Cosa insólita, es una fantasía propia de mentes simples o infantiles, y no de una persona de ciencia, culta e inteligente.

Por último, y puesto que he parodiado con el título de la reseña una exclusiva frase del cine (nunca la escribió Conan Doyle), comentaré brevemente la adaptación cinematográfica que hizo Terence Fisher en 1959, la cual he vuelto a ver. Como aficionado al cine puede ser una película buena, en mi opinión es solamente entretenida, con una gran ambientación tétrica como corresponde a la productora Hammer, experta en la escenografía de terror; y con una acertada elección de Sherlock con Peter Cushing, pues se adapta a la fisonomía del protagonista, aunque más bajo, no obstante tiene lagunas en su interpretación nerviosa ante la falta de capacidad de observación y reflexión del detective genuino.
Pero como seguidor del personaje, la versión deja mucho que desear. Del texto han utilizado las ideas principales del argumento, pero arruinando lo demás: han cambiado personalidades, incluso mezclando caracteres; las ideas secundarias las han acortado o simplemente no las han desarrollado convenientemente; han introducido nuevos temas a la trama que desvirtúan y cambia el sentido original, y además sin aportar nada.
Una adaptación pobre y decepcionante para un “purista” en la literatura sherlockiana.

Escrita hace 10 años · 4.7 puntos con 7 votos · @FAUSTO le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@nikkus2008 hace 10 años

Me dieron ganas de empezar este libro Fausto. Por suerte lo tengo en mi biblioteca y siempre lo he mirado con ganas, pero ahora, mucho más. Libros y un to

@nikkus2008 hace 10 años

¡No se que diablos pasó!, decía: Libros y un toque de cine al final. Inmejorable conjunción ¿cierto?. ¡Excelente reseña además!

@FAUSTO hace 10 años

¡Hola nikkus! Sí que es una buena combinación. Hace tiempo tengo la costumbre después de leer una novela procurar ver, si existe y puedo conseguirla, la adaptación al cine.
Si de esta novela prefieres una versión más fiel, te recomiendo la serie de la BBC “Las aventuras de Sherlock” (1984), que realizó una excelente adaptación, y bastante más larga que la película de Terence Fisher.

@Poverello hace 10 años

Buena y completísima reseña, Fausto. También pienso que es la mejor novela de Holmes, aunque me gustan más los relatos. Difiero sin embargo en un par de detalles. para mí Doyle y su Holmes en muchísimas ocasiones son tétricos e inquietantes; recuerdo algunos relatos de Las aventuras de Sherlock Holmes como El hombre del labio torcido u otro sobre el Ku-Klux-Klan, que me pusieron mal cuerpo, o el final mismo de Estudio en escarlata.
Por otro lado, aunque es cierto que Holmes tiene escaso protagonismo presencial en la obra, creo que se debe más a su extensión, por tratarse de una novela, pues al ser de manera habitual Watson el narrador de todos los relatos (creo que Holmes sólo toma ese papel en uno: ¿La melena del león?) su protagonismo en las obras cortas es siempre extraordinario, al no narrar nada en lo que él mismo no hubiera estado presente o le hubieran contado, pero se nota menos. Holmes aparece en muchas ocasiones al final para dar su toque de color y de mala uva (dicen que House, el ínclito doctor de la serie de TV está absolutamente inspirado en el genial detective).
Creo que la peli para TV (supongo al ser de la BBC) de la que hablas no la he visto. La de Fisher sí me gustó, aunque dejando aparte su relación con la novela. Sí os recomiendo la última serie de TV -también de la BBC-: Sherlock. Son sólo seis capítulos de 90m de duración inspirados libremente en los distintos relatos o novelas de Doyle, uno de ellos la que nos ocupa.
No obstante a mis percepciones más o menos acertadas, reitero sin duda, que esforzada y estudiada reseña, Fausto.

@FAUSTO hace 10 años

Hola Poverello, pues con algunos matices estoy de acuerdo con tus indicaciones. Si es verdad que Conan Doyle escribió otras aventuras con este ambiente tétrico (me viene a la memoria “La aventura del vampiro de Sussex”), pero con “El sabueso de los Baskerville”, y por lo que recuerdo de las restantes historias, es el mejor relato con que ha conseguido esta atmósfera; también ayuda que sea una obra más extensa y cuidada, ya que empleó bastante dedicación y entusiasmo al escribirla.

La presencia menor de Sherlock es evidente (tienes razón en lo que comentas), aunque con trampa, pues sólo es en “cuerpo” nunca en espíritu. Durante toda esta ausencia Watson lo recuerda constantemente, y sus pensamientos y acciones son siempre puestos en comparación con lo que haría Sherlock en su situación, e incluso llevar a cabo trabajos de deducción y persecución para superar al maestro. Además están los numerosos informes que escribe para su admirado amigo. Watson es un “eclipse” ficticio del detective, puesto que la figura de Sherlock siempre le acompaña. Al final, esta aclaración no la quise glosar en la reseña para no fuese más extensa y, aun así, se han quedado varias cosas en el tintero.

Acerca de la película, habrá opiniones para todos los gustos, si la juzgo como film, para mí es entretenida, pero si lo hago como versión de la novela sale muy malparada, ya que los cambios que introduce, según mi opinión, no mejoran el texto.
De la serie que menciono sólo he visto 2 capítulos, el otro es “El signo de los cuatro” (veré todos a medida que vuelva a leer los relatos), y con estas dos experiencias puedo decir que están bien adaptados. Aparte de lo estupendamente lograda y bien cuidada que está la ambientación, los 2 actores principales reflejan muy bien el carácter de los personajes literarios; en especial Jeremy Brett en el papel de Sherlock, me parece un notable trabajo.
La otra serie que mencionas todavía no la he visto, aunque una adaptación del detective en una época actual no me atrae mucho, seguro que la veré. Todo lo que se filma, para pantalla pequeña o grande, lo veo. Incluso las pelis que a priori parezcan lamentables, y ya me he “tragado” unas cuantas, desde parodias, versiones dudosas y las que parecen honradas con los personajes.

Un saludo.

@Poverello hace 10 años

Hola de nuevo, Fausto. Totalmente de acuerdo con tus argumentaciones.

Respecto a la serie de TV, decirte, que aunque es cierto que está ambientada en la época actual, nada que ver con las paupérrimas adaptaciones (según mi humilde opinión) de Robert Downey Jr. basadas en los cómics. Me apuntaré la otra de la BBC. Desde pequeñín me han atraído hasta el espanto las novelas de personajes deductivos. Como ya he comentado en alguna reseña me impresionó El misterio del cuarto amarillo por ser lo primero que leía en este sentido, y el inicio de los Crímenes de la Calle Morgue, mientras Dupin pasea en silencio con su amigo por las calles de parís me parece fastuoso.

Gracias por tus múltiples informaciones.

@Hamlet hace 10 años

Aunque, personalmente, y a nivel cinematográfico, la película de Terence Fisher me encanta por las mismas razones señaladas por Fausto (la ambientación Hammer y Peter Cushing,como no), he de sumarme a su recomendación y predilección por la serie de la BBC del año 84 ( aunque duraría algunas más). Es un ejercicio serio y brillante por adaptar Sherlock Holmes con la mayor precisión posible. Los interpretes son fantásticos, destacando como no podía ser de otra forma Jeremy Brett ( Sherlock) y David Burke (Watson). Inolvidables. Yo la tengo entera y seguro que la podéis encontrar por internet. Un clásico que ningún aficionado a la más famosa creación de Conan Doyle debería perderse. Si os apetece saber más sobre ella observad sus puntuaciones en filmaffinity y las reseñas que le dedican. Esta es la entrada:
filmaffinity.

Habéis conseguido que esta tarde me apetezca ver de nuevo uno de sus capítulos, quizás "El sabueso de los Baskerville".

Saludos!!

@FAUSTO hace 10 años

Hola Hamlet. Pues todas las críticas son favorables como mínimo. Por lo poco que he visto de la serie, estoy totalmente de acuerdo con los comentarios de filmaffinity: la fidelidad con el texto original, la ambientación y la gran actuación de los actores; es un buen reflejo del ambiente narrado en los relatos. Y dentro de poco lo seguiré comprobando, pues no pasará mucho tiempo para continuar con la relectura de las obras sherlockianas.

Un saludo, y que disfrutes del capítulo.

@Poverello hace 10 años

Estaréis contentos. Ya lo habéis conseguido con vuestros comentarios... Me estoy descargando la serie de la BBC y mi tiempo no dará para más (no se lo digáis a la SGAE, pleeeeease).
Tomaré bebidas estimulantes para mantenerme despierto a altas horas de la madrugada.

Saludos, diremos que odiosos sin serlo.

@FAUSTO hace 10 años

jeje, por fortuna hace tiempo que tengo completa la serie, son 4 temporadas. Y sólo he tenido que resistir la tentación de verla hasta que no lea los relatos.

Saludos, ánimo y una buena taza de café, como mínimo.