EL VIAJE INICIÁTICO DE MACHEN por nikkus2008

Portada de UN FRAGMENTO DE VIDA

"En el momento de despertar, Edward Darnell estaba soñando con un bosque arcaico y un límpido manantial que se alzaba en nieblas y vapores bajo un calor que volvía trémulo el paisaje; y, al abrir los ojos, vio que la habitación estaba inundada por el sol y que la luz centelleaba en los muebles recién barnizados." Este primer párrafo, resume a la perfección la filosofía de Arthur Machen y quién haya disfrutado y deleitado con su finísima, delicada prosa, sabrá de que estoy hablando. Este sueño, supone un símbolo, un aviso para el protagonista que casado recientemente y aunque feliz, tiene que luchar y cuidar cada centavo; y a quién le agobia en cierta forma el tener que ocupar su tiempo y su mente, otrora fantástica y colorida, en los problemas comunes que acosan a cualquier hombre. Pero Darnell, irá redescubriendo la antigua magia, la que poseía de niño, recuperará la capacidad de observación más allá de los límites de nuestros sentidos entorpecidos. El descubrimiento de lo bello tras lo vulgar; la percepción mágica de la vida, los vestigios de un pasado fabuloso latiendo en su interior, que se ha ido borrando con el tiempo y la madurez y las preocupaciones económicas y las miserables ocupaciones consuetudinarias, en lugar de sentir esa llama viva, ese canto interior que despierta y ayuda a comprender y a VER a los espíritus de los bosques, de los lagos, de las montañas, y los rituales místicos (tan característicos en la obra de Machen, como por ejemplo "El pueblo blanco") y el eterno asombro por todas las cosas de la tierra. Machen descorre una y otra vez, los pesados y burdos velos que nos limitan la visión; donde él ve una calle llena de posibilidades fantásticas, brillando en el crepúsculo con luces mágicas, nosotros vemos una sucia calle común y corriente, donde él observa y disfruta de una “Una luz de luna embrujada” nosotros nos quedamos con el pálido y acostumbrado resplandor de todas las noches. Arthur Machen ha pertenecido a la orden mística llamada “Orden hermética del alba dorada” u “Orden Hermética del amanecer dorado” y tal vez se explique entonces esta peculiar y fantástica filosofía que ha dominado casi la totalidad de su obra. En fin, es un libro extraño, pero exquisito, y sinceramente antes de leer cualquier novela preferiría antes releer esta maravilla, repleta de magia y poesía y que invita a soñar despierto y a descubrir otra realidad; realidad maravillosa que late bajo las pálidas formas que conocemos.

Escrita hace 10 años · 5 puntos con 1 voto · @nikkus2008 le ha puesto un 9 ·

Comentarios