DE COMO DEJARON DE DARME ASCO LAS RATAS... por Nastenka

Portada de FIRMIN

Este libro llegó a mis manos casi de casualidad, buscaba otro cuando fui a la librería con mi hermano, y fue él(nada dado a la lectura), quien lo puso en mis manos, supongo que al resultarle graciosa la portada.. y esa portada, esos ojillos tristones, me ganaron.
¿Qué nos ofrece Firmin?..Muchas cosas. Lo primero, una originalidad desbordante que se pone al servicio de uno de los mejores fines: ser un homenaje a la literatura.
Una rata que devora libros(literalmente), eso, unido a su afecto al viejo librero, van "humanizando" a un simple roedor, que acaba por ser más humano que muchas ratas, que en realidad son humanos. "Firmin no es un ratoncito humano, sino un ser humano en un cuerpo de rata"(cita Eduardo Mendoza).
Un apunte... el párrafo final, de lo mejor que he leído en mi vida, simplemente, genial.

Escrita hace 10 años · 3.8 puntos con 6 votos · @Nastenka le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@Poverello hace 9 años

Puede ser que Firmin sea un homenaje a la literatura. Puede, pero lo que sí que es es una canto a los espíritus libres, sean o no "devoradores" de libros, que creen y luchan por eso que creen, aunque nadie más lo haga o les conduzca tal intento al absurdo y a la casi desesperanza: ¿es Firmin un incauto, un ridículo ser que cree ser lo que en realidad no es? No, no es verdad. Es lo que desea ser, aunque nadie se lo crea. Y es algo más que eso, Firmin es una firme defensa y una gran alegoría del extranjero, del incomprendido, del peregrino... con esa maravillosa referencia al Mayflower que transporta su esperanza, su pasado.
Y ese final, Nastenka, vaya que sí. Un párrafo excelso, que podría incluso leerse suelto, en cualquier entrada de Internet, porque habla de lo que uno hace suyo y sabe que lo mejor es obviarlo para tirar para adelante.
Te echarán de menos. Firmin, como yo lo hago, y no importa que las ratas no lloren, ya me emociono yo por ti, por esa ternura que me inspiras, de menos crueldad que Maus -al que me recuerdas-, de más compasión que Ratatouille -que en ti se inspira-.
Gracias, Nastenka, por ti leí a Firmin. Necesitaba de su ligera escritura y de su pasión desmedida.