INTENSO Y ORIGINAL por Culkas

Portada de XENOS

Xenos es, sin duda, la mejor de las tres novelas dedicadas al inquisidor Eisenhorn. No deja de ser un libro orientado a un público juvenil, ciertamente, con algunas carencias en su prosa (y aún más en su traducción al castellano), donde expresiones como "atomizar", "licuar", "evaporar" se encuentran en los combates con cierta asiduidad para describir los efectos de las "terribles armas" de Warhammer 40k.
Pero si nos acostumbramos a ese tono hiperbólico y tétrico con cierto eco gore que busca contentar a los adolescentes, encontraremos en Xenos una novela de aventuras bastante amena y entretenida, con tremendas dosis de imaginación, algunos personajes carismáticos (los "malos" son mucho más atractivos que los "buenos", que pecan de planos y monolíticos), mundos increíbles (literalmente) y combates y acción a raudales, bien narrados eso sí, aunque con el inconveniente de que nuestro inquisidor llegue a parecer el hombre más afortunado del mundo; disparen con lo que le disparen siempre le darán en un hombro, una pierna, una mano, una oreja...
Dicen que es de lo mejor que se ha escrito entre los mediocres libros de la franquicia Warhammer 40k. No puedo confirmarlo, pues solo he leído a parte de ésta trilogía el primero de los Fantasmas de Gaunt, del mismo escritor, y debo decir que Eisenhorn es netamente superior, y que parece que Abnett repita personajes en sus libros, con distinto nombre, pero la misma personalidad. Gaunt es Eisenhorn pero con uniforme de Comisario Imperial.

La trilogía pierde bastante tras ésta primera novela, y se empieza a volver repetitiva, con altas dosis de moralina barata, y con personajes incoherentes.

Escrita hace 11 años · 0 votos · @Culkas le ha puesto un 6 ·

Comentarios