Matar a un ruiseñor por Shorby

Portada de MATAR A UN RUISEÑOR

Hoy, uno de los Pulitzer más conocidos, el de 1961, tratando uno de los temas controvertidos por excelencia: el racismo.

Creo que la adaptación cinematográfica –con mi adorado Gregory Peck- es más que conocida, si no, no sé qué hacéis con vuestra vida sin verla. Sin embargo, es una peli que vi de pequeña y con el libro iba bastante a ciegas, así que me sorprendió mucho que estuviera contado por una niña.

Tenemos a Jean Louise Finch, que nos lleva a su infancia en el Alabama de los años 30, donde los prejuicios raciales estaban a la orden del día y ojito con que te vieran con alguien de color por allí.

Sin embargo, la niña nos cuenta como si padre, el respetable abogado Atticus Finch, decide defender a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca.

Todo bien.

Si bien la novela trata temas duros y crudos, como el pésimo sistema judicial, la educación regida por valores de mierda o la desconfianza hacia lo distinto y lo que se sale de la norma, el hecho de estar contada por boca de una niña pequeña lo suaviza, dejándonos momentos súper tiernos entre tanta controversia.

Entre ellos, tenemos ciertas escenas en el vecindario que me han parecido súper bien llevadas, con persecuciones y todo… pero el momento juicio me parece brutal, a todos los niveles y sobre todo teniendo en cuenta el desenlace del mismo, la tensión que se genera durante toda la novela a partir de que Atticus decide defender a este hombre y salirse del tiesto, solo por seguir sus creencias y hacer lo correcto… es que qué personaje más genial.

La narración es súper fluida y avanzas páginas sin apenas darte cuenta, siendo muy fácil empatizar con lo que sucede, aunque sí es cierto que algún capítulo me pareció un poco ¿de relleno?, tampoco me molestó en exceso en este caso.

Entiendo perfectamente que sea un clásico que todo el mundo debe leer, que fomenta determinados valores y le mete caña al tema del racismo, aún tan actual.

Me ha parecido un libro súper especial, con un final demoledor que te viene como una bofetada.

Totalmente recomendable.

Escrita hace 13 días · 4 puntos con 1 voto · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios

@Poverello hace 9 días

De esta novela no puedo olvidar nunca la admiración que Jean siente por su padre, y cómo se deja ver de maneras muchas veces sutiles en su narración. Creo recordar que la novela, en parte, era autobiográfica.

@Shorby hace 9 días

No sabía que tenía notas autobiográficas!