En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL SEÑOR DE LAS MOSCAS

Autor: WILLIAM GOLDING
ISBN: 9788420666570
Género: Literatura contemporánea
Editorial:ALIANZA
Edición: 2010
Número de páginas: 288

EL SEÑOR DE LAS MOSCAS
5 con 2 votos

Publicado a mediados de los 50 y considerado un clasicazo de la literatura inglesa de la posguerra.
Tenía muchas ganas de leer este libro, además llevaba un montón de tiempo con él pendiente en la estantería, así que por fin me puse manos a la obra.

Si bien siempre he leído que estaba planteado como una distopía –y que lo es-, tampoco me ha parecido tal, al menos al cien por cien; de igual manera, el planteamiento inicial ya es desolador.
Estamos a primeros de agosto de 1945, pues se menciona (muy) de pasada el lanzamiento de la bomba atómica, y debido a un accidente aéreo, un grupo de niños (entre los que los hay bastante pequeños y en comienzo de la adolescencia) acaba en una isla remota, sin adultos ni supervisión de ningún tipo… y deben sobrevivir como buenamente puedan.
Los “más mayores” deciden elegir un líder e intentan proponer unas normas, una de ellas, con la mítica caracola como protagonista, para hablar por turno en sus reuniones; y si esto cuesta que se lleve en orden, imaginad el resto. La vida misma, vaya.

Ya desde el comienzo, tenemos los roles protagonistas: Piggy, el loser con cerebro; Ralph, el carismático líder con media neurona; Jack, el “otro líder” con claros propósitos.
El autor sabe muy bien cómo presentarnos a cada uno de ellos y nos hace tremendamente fácil imaginarlos mediante las descripciones y diálogos que nos deja.
La otra protagonista indiscutible de la obra es la isla en sí, todos los misterios que con ella se les van sirviendo a cuentagotas, esa bestia que la habita y les hace la existencia más amarga si cabe.

Me ha parecido súper interesante cómo se han ido desarrollando los hechos poco a poco, cómo se ve venir el drama y, a su vez, esa pequeña mota comienza a rodar y rodar… hola, efecto bola de nieve. Brutal.
Buenísima la parte en que aparece El Señor de las Moscas, no me esperaba en absoluto que el título de la novela se sucediera de este modo y me ha encantado.

Me gustan los libros controvertidos, que en cierto modo nos dejan escenarios bastante realistas y nos dan que pensar. Y este desde luego es de los que se llevan la palma, pues asistimos a la pérdida de la inocencia, siendo a la vez una alegoría genial sobre la naturaleza del ser humano.

Es una pena que no lo haya leído de adolescente, porque es de esas historias que molan como relectura a lo largo de los años, ya que se le pueden sacar mil y un matices.
Súper recomendable.

Para acabar, tenemos dos adaptaciones homónimas (que no he visto y tengo que ponerme a ello):
1963. Dirigida por Peter Brook
1990. Dirigida por Harry Hook

Escrito por Shorby hace un mes, Su votacion: 9

Poverello hace un mes

Nunca he creído yo en que quien sobrevive siempre es el más fuerte, ni en la idea esa del ser humano perverso por naturaleza, egoísta y que se aprovecha de las demás personas en situaciones extremas.

Curiosamente, hace poco más de un mes apareció en los medios una historia real que sucedió en los años 60, que comienza de manera idéntica a El Señor de las Moscas (unos chicos adolescentes que varan en una isla desierta y se pasan allí más de un año), pero cuyo proceso es diametralmente opuesto: https://www.eluniverso.com/noticias/2020/05/20/nota/7847199/milagro-tonga-asi-sobrevivieron-6-chicos-naufragio-medio-pacifico

Yo soy más de creer estas cosas.

Shorby hace 31 días

A ver, esto es una historia de ficción, ya cada cual que crea lo que quiera y le venga bien =)

Muy interesante el artículo! No lo había oído!

Shorby hace 31 días

A ver, esto es una historia de ficción, ya cada cual que crea lo que quiera y le venga bien =)

Muy interesante el artículo! No lo había oído!

arspr hace 30 días

Ya no me acuerdo de nada de este libro que sí que leí "cuando tocaba", es decir, adolescente o pre-adolescente. Sí que me queda una vaga sensación desagradable, no ser sí por el devenir del libro en sí mismo, o porque no me gustó en su momento. Quizás tenga que releerlo.

Debes estar logueado para escribir un comentario