CORTA POR LO SANO por Shorby

Portada de CORTA POR LO SANO

Siempre he dicho que el chick-lit es el género comodín para mí, para leer cuando no me apetece embarcarme en una trama muy enrevesada, de pensar mucho –como digo yo-, pues suele ser una lectura muy amena, rápida, en pocas palabras: fácil y resultona.
Personalmente, decir que es un género que me gusta bastante.

En el libro que traigo hoy, tenemos a Dani Myers, que trabaja para la empresa “Corta por lo sano” y se dedica, como su propio nombre indica, a cortar con aquello que su cliente no se ve capacitado a hacer, ya sea un amigo, un trabajo o una relación personal. Ellos lo hacen todo más sencillo.
Simplemente hace que la ruptura sea lo más suave posible, con sus equipos de recuperación para animar a los dejados y todo. Además de evitar que los mismos molesten al contratante.
Obviamente, una de las normas de la empresa es no involucrarse y ser absolutamente imparcial, pero Dani lo tiene difícil en su siguiente encargo… su clienta quiere dejar a su amante, que casualmente es un conocido de nuestra protagonista.

Este es otro de los casos en el que la sinopsis se carga un poco la sorpresa del libro, pero bueno, de nuevo aconsejo no leerla, aunque no deja de ser una lectura igualmente interesante.

Como decía, es un libro muy sencillo pero a la vez bastante original en su trama, ya que no es la típica del género e incluso tiene giros bastante majos que ayudan a mantenerte totalmente enganchado a la lectura.
En esta ocasión, la protagonista no es una fashion victim ni está obsesionada con su soltería, como viene siendo habitual en este tipo de libros, detalle que me gustó bastante, ya que de nuevo hace de esta historia algo diferente; tampoco es –por suerte- una petarda empalagosa, sino alguien completamente normal.

Una historia sin muchas pretensiones, que te engancha desde el principio, que se lee realmente rápido y resulta bastante divertido.

Perfecto para vacaciones.

Escrita hace 8 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 6 ·

Comentarios