SÓLO VÁLIDO COMO BASE DE DATOS por Mayte

Portada de 1001 PELÍCULAS QUE HAY QUE VER ANTES DE MORIR

Ardua tarea ha sido para mí este compendio de fichas de cine, más como obra de consulta que como lectura que se pueda llevar seguida en el tiempo, me he pasado más de un año leyendo poco a poco y consultando todas las fichas de este ejemplar.
Este volumen ofrece satisfacción simplemente como base de datos, dossier fotográfico y ordenación de fichas más que como cultura de cine. Las 1001 fichas están pobremente escogidas, algunas no merecerían ni siquiera su visionado en una sobremesa de domingo para que estén aquí recogidas dejando fuera otras que considero imprescindibles. Evidentemente cada persona tiene sus gustos y sus debilidades, y llegar a consenso en tan magna obra sería prácticamente imposible, pero aún así algunas son imperdonables. He ojeado ediciones posteriores a la que yo poseo y las primeras 800 fichas más o menos son inamovibles, pasando a cribar e incorporar nuevos títulos en los últimos años, por un lado es lógico que obras consolidadas y clásicas sean inamovibles, por otro lado injusto que sean retiradas obras maestras de los últimos años para incorporar obras nuevas, que a veces son simples booms de taquilla con calidad nula. Difícil tarea, lo reconozco.
Por otro lado la brillantez en las reseñas de cada película brilla por su ausencia, textos planos, a veces parecen escritos deprisa y corriendo o haciendo corta-pega de informaciones cogidas por hilos, otras veces y sin previo aviso te desvelan totalmente el final inesperado de una obra; como considero que prácticamente pocas personas conocen todas las películas de las que habla el volumen, me parece de mal gusto, descubrirte y ponerte los dientes largos con una obra que desconoces para acto seguido chafártela. Los índices son malos también, en mi edición a veces no coincidía la página que te marcaban con la ficha en sí, con lo cual o rebuscabas tú o pasabas directamente del asunto (no conozco si en ediciones posteriores esto fue solventado, o si es producto de un mal corta-pega con los índices de una edición a otra).
Por lo tanto y en conclusión, obra muy interesante y que recomiendo ojear como base de datos y acceso rápido y directo a fichas de cine. Buena obra también en el sentido de descubrirnos películas que igual desconocíamos o a las que no teníamos acceso, pero eso sí, si os aventuráis a ello, id con cuidado y con miedo a lo que podáis leer en la línea siguiente, os pueden fastidiar una gran obra de arte.

Escrita hace 8 años · 4 puntos con 5 votos · @Mayte le ha puesto un 6 ·

Comentarios

@Faulkneriano hace 8 años

Estos libros son una verdadera epidemia: música, cine, pintura, comics... Son operaciones editoriales con vistas al regalo: a fulanito le gusta mucho el cine, asi que le regalo 1001 películas... Fulanito, si es cinéfilo, preferiria que le invitaras al cine o que le compraras una buena monografía sobre David Lean, pongo por caso. Si no es cinéfilo, una ristra de fichas tampoco le va a decir gran cosa, y se va a aburrir a la tercera página. De los criterios de selección de estas publicaciones, mejor no hablar mucho.

Una de las pocas utilidades que veo a Internet es la consulta de datos de este tipo, prácticamente ilimitada e instantánea. Un aficionado al cine de menos de treinta años no puede hacerse una idea de los difícil que era saber quién hacía la música de Django o quien era el secundario que aparecía en Terciopelo azul. El recurso a la memoria devenía imprescindible; era, eso sí, un buen entrenamiento contra el Alzheimer.

@Mayte hace 8 años

Ahora estoy empezando con el de 1001 libros también, la verdad es que por ahora va mejor que el de cine, no sé si es porque es posterior y ya se esmeraron un poco más, o simplemente me interesa más el tema y los colaboradores tienen reseñas un poco más "literarias".

@Faulkneriano hace 8 años

Pues lo de 1001 libros lo veo todavía más dañino, por lo que tiene de formador (o deformador) del gusto en materia tan importante como la literatura. No le hagas mucho caso, por si las moscas. Si te pone sobre la pista de algún libro interesante, bienvenido sea, pero sigo pensando que leerse semejantes tochos merezca mucho la pena.

@Tharl hace 8 años

Estoy con Faulkneriano, para bases de datos tenenemos internet, dudo que cualquier enciclopedia de cine pueda ser más cómoda y exhaustiva que imdb -dejemos a un lado las conflictivas votaciones de la web-, y para listas, hay muchas y probablemente de mayor prestigio y utilidad, aunque no por ello menos polémicas (vease con sesgo americano: wikipedia.#Las_100_mejores_pel.C3.ADculas ; y con otros sesgo donde no hay ningun español: filmin. )

@sedacala hace 8 años

No estoy de acuerdo Faulkneriano, pero ademas, ni un poco siquiera. A mi particularmente, me han resultado muy utiles siempre, aunque desde luego, nunca como libros de lectura, siempre como libros de consulta. Tanto el de pelis como el de libros.

@Poverello hace 8 años

A mí lo de las listas siempre me ha parecido -a grosso modo- una estupidez supina, pero estoy con Mayte en que es interesante poder ojear algunas obras al respecto aunque sólo sea para descubrir cosas que se te han pasado de largo. Aunque soy de los que usa mucho Internet para información creo que hay trabajos muy serios sobre historia del cine y que merece la pena tener en casa y ojear de vez en cuando.

Lo del sesgo americano casi parece un eufemismo cuando lees la lista, Tharl. Esa es como para cortarse las venas, ja.

En fin, todo lo que nos pueda servir para 'culturizarnos' sabiendo lo que vamos a leer y por dónde puede cojear bienvenido sea. A mí me parece particularmente sangrante que, excepción hecha de Satyajit Ray- parece no existir vida fuera del cine occidental y chino-japonés. África o la India ni existen, y lo que se suponen inmensas enciclopedias sobre el séptimo arte pasan de puntillas sobre estas zonas del globo obviando prácticamente obras inmensas.

Saludines a tutti.

@Tylercito hace 8 años

Pues yo creo que, a pesar de las evidentes limitaciones de cualquier lista que intente recoger lo mejor de un arte, y de la decepción -bastante esperable- producida por la ausencia de ciertas obras cuya ausencia se debe únicamente a no haber sido nosotros los creadores de dicha lista, estos libros son extremadamente útiles para forjarte una cronología clara (que también podrías formarte a través de internet, pero sería un trabajo arduo) y para descubrir pequeños olvidos. Desde luego no vas a aprender literatura si eres un zote y alguien te regala un libro de este tipo, pero si sabes lo que te gusta y tienes algo de bagaje puede serte muy útil para descubrir pequeños autores que conecten con los que a ti te gustan, o para enterarte de nuevos nombres (y si quieres adentrarte en alguien más a fondo, siempre tienes internet y las bibliotecas). Yo tengo los 1001 de cine y literatura, y he de reconocer que me sirvieron para descubrir a autores de la talla de John Barth (si mal no recuerdo) y películas que, por muy cinéfilo que te creas, se te pueden escapar (Las margaritas de Věra Chytilová).

PD: Poverello, es "grosso modo" (sin el "a").

@Mayte hace 8 años

Adoro las listas, siempre me han gustado, incluso las hago en mi propia vida personal... con lo cual no es ninguna sorpresa que pique en libros de este tipo. Desde el primer momento sabía con lo que me iba a encontrar, no esperaba ninguna gran obra cultural, pero no le puedo quitar los méritos de hacerme descubrir alguna que otra película desconocida y el de hacerme pasar alguna que otra tarde de charla de cine con amigos ojeándolo. Pero ya está, ahí se queda, es lo que he querido dar a entender con mi reseña, ni me ha deformado mis propias opiniones personales sobre cine ni mis gustos, y para nada estoy en contra de este tipo de libros, dejando aparte su grado de calidad, pueden ser el acercamiento de muchas personas a este ámbito cultural.

@Tharl hace 8 años

De las listas yo pienso que tienen infinitos defectos, como toda selección y que crea unas dinámicas interesantes pero con severas consecuencias que a menudo, como dice poverello, relega obras importantes al margen. Algo grave si consideramos que el arte marginal suele aunar voces que suelen ser ignoradas y debiéramos reivindicar- Por algo es marginal en listas. Aun así, las listas son una herramienta imprescindibles y de enorme utilidad, como todo heurístico, lo importante es, pues, usarlas sin prejuicios pero con mucha conciencia de sus sesgos e inconvenientes para no quedarse en ellas o fosilizarlas. Las listas son, aunque se nos olvide, algo dinámico, algo vivo que además refleja a la perfección los gustos de la sociedad en el momento en que se hace.
Fijaos por ejemplo en los cambios de gustos y criterios reflejados en la lista Sight & Sound (copio y pego el Top 10):
1952
1. El ladrón de bicicletas (De Sica)
2. Luces de la ciudad (Chaplin)
2. La quimera del oro (Chaplin)
4. El acorazado Potemkin (Eisenstein)
5. Intolerancia (Griffith)
5. Louisiana Story (Flaherty)
7. Avaricia (von Stroheim)
7. Amanece (Carné)
7. La pasión de Juana de Arco (Dreyer)
10. Breve encuentro (Lean)
10. La regla del juego (Renoir)

1962
1. Ciudadano Kane (Welles)
2. La aventura (Antonioni)
3. La regla del juego (Renoir)
4. Avaricia (von Stroheim)
4. Cuentos de la luna pálida de agosto (Mizoguchi)
6. El acorazado Potemkin (Eisenstein)
7. El ladrón de bicicletas (De Sica)
7. Iván el terrible (Eisenstein)
9. La tierra tiembla (Visconti)
10. L’Atalante (Vigo)

1972
1. Ciudadano Kane (Welles)
2. La regla del juego (Renoir)
3. El acorazado Potemkin (Eisenstein)
4. 8½ (Fellini)
5. La aventura (Antonioni)
5. Persona (Bergman)
7. La pasión de Juana de Arco (Dreyer)
8. El maquinista de la general (Keaton)
8. El cuarto mandamiento (Welles)
10. Cuentos de la luna pálida de agosto (Mizoguchi)
10. Fresas salvajes (Bergman)

1982
1. Ciudadano Kane (Welles)
2. La regla del juego (Renoir)
3. Los siete samuráis (Kurosawa)
3. Cantando bajo la lluvia (Kelly, Donen)
5. 8½ (Fellini)
6. El acorazado Potemkin (Eisenstein)
7. La aventura (Antonioni)
7. El cuarto mandamiento (Welles)
7. Vertigo (Hitchcock)
10. El maquinista de la general (Keaton)
10. Centauros del desierto (Ford)

1992
1. Ciudadano Kane (Welles)
2. La regla del juego (Renoir)
3. Cuentos de Tokyo (Ozu)
4. Vértigo (Hitchcock)
5. Centauros del desierto (Ford)
6. L’Atalante (Vigo)
6. La pasión de Juana de Arco (Dreyer)
6. Pather Panchali (Ray)
6. El acorazado Potemkin (Eisenstein)
10. 2001: Una odisea del espacio (Kubrick)

2002
1. Ciudadano Kane (Welles)
2. Vértigo (Hitchcock)
3. La regla del juego (Renoir)
4. El Padrino Partes I y II (Coppola)
5. Cuentos de Tokyo (Ozu)
6. 2001: Una odisea del espacio (Kubrick)
7. El acorazado Potemkin (Eisenstein)
8. Amanecer (Murnau)
9. 8½ (Fellini)
10. Cantando bajo la lluvia (Kelly, Donen)
2012
1. Vertigo (Hitchcock, 1958)
2. Citizen Kane (Welles, 1941)
3. Tokyo Story (Ozu, 1953)
4. La Règle du jeu (Renoir, 1939)
5. Sunrise: a Song for Two Humans (Murnau, 1927)
6. 2001: A Space Odyssey (Kubrick, 1968)
7. The Searchers (Ford, 1956)
8. Man with a Movie Camera (Dziga Vertov, 1929)
9. The Passion of Joan of Arc (Dreyer, 1927)
10. 8 ½ (Fellini, 1963)

Otra cosa es, que todas estas listas, clasificaciones y datos se puedan encontrar por internet. Sin necesidad de gastarse la pasta y el tiempo en un libro. Pero ahí allá cada cual. Son distintas herramientas y cada uno opta por la que más le gusta. En mi caso está claro cuál creo mejor.

*Sobre las listas me gustó en su momento el artículo de Jot Down: jotdown.

@Faulkneriano hace 8 años

Volviendo a lo de 1001 libros... No me gusta el concepto (y mucho menos el imperioso título) Más que nada, se trata de cuestiones de espacio. 960 páginas para 1001 libros; a descontar introducción, fotos e índices. Poco sitio para argumentar y analizar, la verdad.

De los 1001 libros, casi 800 son del siglo XX: primera cuestión importante (y unos 545, posteriores a 1950) Segunda cuestión: mayoría abrumadora de novelas. Tercera: la selección no es mala (está José Carlos Mainer por medio), pero es insuficiente, claro, y, naturalmente, tiene que ver con las lenguas en que leen los autores (español e inglés).

Son algunas reflexiones que me hacen no interesarme por este y otros libros parecidos. A todo el mundo (sobre todo a Harold Bloom) le gusta hacer listas y dejarse a unos fuera y a otros dentro, pero no creo que sea un buen método de ponerse al día en literatura. Ya he mencionado aquí, hasta el cansancio, la necesidad de leer con aprovechamiento la buena crítica literaria, sin prisas, con monografías, panoramas y estudios más o menos generales, pero sin descender al formato tuit. Requiere, claro, más tiempo, pero es más fructífero.

A lo sumo llego a empeños como el de Domingo Ródenas y sus colaboradores, que escribieron dos gruesos volúmenes reseñando los 100 mejores autores del siglo XX en español y en otros idiomas, y ya me parecen demasiado sintéticos.

sopadelibros.

sopadelibros.