HUMOR DE PERROS por FAUSTO

Portada de CORAZÓN DE PERRO

“Corazón de perro” es una de esas novelas cortas que tanto me apasionan, pues con pocas páginas, imposible decir más con menos, crean un gran argumento con un palpable valor literario. Historias breves pero vigorosas y profundas que provocan la reflexión, la deducción particular del lector y, en este caso, acompañado con una sonrisa perversa.
Inevitablemente, al comenzar a leer este relato, tuve que evocar la célebre y magnífica “El maestro y Margarita”, que, hasta ahora, son los únicos libros que he disfrutado de Bulgakov. Huelga decir que “Corazón de perro” no llega a la excelencia de su obra más famosa, sin embargo poseen improntas comunes. La más evidente es el estilo con dobles intenciones sirviéndose del humor en todas sus variantes: sarcasmo, ironía y parodia, que consolida y da fuerza a la crítica ácida sobre el sistema político y social de la naciente Unión Soviética. No obstante este corto relato conlleva alguna ventaja ante la excelsa “El maestro…”, pues al no tener tantas páginas y ostentar un lenguaje más sencillo, ligero y directo, no llega a ser tan compleja y consigue dar más intensidad y dinamismo a la trama e ideas.

La novela, tomada globalmente, es sumamente original, además de la crítica y el ingenio ya citados, es un texto fantástico con temática de ciencia-ficción y abundan fragmentos kafkianos; pero seleccionando cada una de las tres partes en que se divide o, mejor dicho, dos mitades unidas por un pequeño nexo, tienen similitudes con otras narraciones conocidas. Por supuesto estas consideraciones son subjetivas, no tienen nada que ver, o tal vez sí, con la intención y las influencias literarias del autor. Se podría definir a cualquier lector y, por supuesto, todo escritor parafraseando a Ortega y Gasset: “Yo soy yo, mis circunstancias y mis libros”.
Se inicia la narración con el punto de vista de un protagonista canino, varias veces utilizado con gran acierto en la historia de la literatura que cuenta con diversos y buenos ejemplos: “Coloquio de perros” de Cervantes, “La llamada de lo salvaje” y “Colmillo blanco” de London, etc. Al igual que sus predecesores, Sharik (Bolita) con su experiencia y su mirada imparcial, no inocente, juzgará a todo “ser de dos patas”. Como suele suceder, la inspección perruna está llena de inteligencia, honradez y “humanismo”, capacidades que carecen las personas que le rodean. El perro vagabundo será recogido por un eminente médico, y desde esta aventajada posición es participe del privilegio de vivir en una casa acomodada y poder compararla con su anterior vida callejera. Se detalla la visión personal del mundo humano y de sí mismo, desde el lamentable pasado hasta el confortable presente.

El engarce de esta primera parte con la última es un breve capítulo en forma de diario escrito por el ayudante del insigne cirujano. La agenda precisa el desarrollo evolutivo que sufre el desventurado perro en un proceso insólito de humanización.
Consumada la transformación, también cambia el texto de óptica al estar narrado en tercera persona. Como en “Metamorfosis” de Kafka, nuestro héroe sobrelleva una conversión interna y externa; y al igual que “Frankenstein” buscará un sitio y unas gentes donde realizarse, donde también el científico renegará de su creación. Eso sí, las circunstancias y causas son totalmente diferentes con ambas obras.

La censura, como explica la sinopsis, impidió la publicación íntegra hasta 1987 (la película de la URSS se filmó en 1988, una versión muy fiel pero, según mi parecer, no llega a la contundencia del texto) y “razones” (si puede llamarse así a los motivos de la sinrazón para ejercer cualquier tipo de censura) no le faltaban. Al inicio, nuestro observador mudo pero perspicaz, es testigo de los comentarios corrosivos que se vierten sobre el bolchevismo, las maneras del proletariado, las “verdades” del Pravda (título fariseo), el sistema comunitario, las carencias de lo básico, las vilezas del camarada, las necedades de los dirigentes sociales o las incoherencias de las autoridades políticas. Sin embargo esto no condiciona al perro para soslayar la hipocresía y la insolidaridad de los habitantes de la casa; la ciencia y el prestigio están por encima de todo.
El último bloque, modificados el protagonista y la perspectiva, se centra en la parodia del proletario en sus facetas más soeces junto con las instituciones que defienden y amparan al obrero. Si antes lo fantástico era lo preeminente, ahora predominan las situaciones absurdas al estilo kafkiano en su vertiente más cómica, como si fuera un guiño al autor checo.

Y, para finalizar, vuelvo a realzar el humor como un ingrediente principal al servicio de la diversión y del análisis más incisivo. El uso de la risa inteligente, provocadora de una sonrisa amarga, es el arma de Bulgakov para contrarrestar el hostigamiento y la estulticia del régimen soviético.
“Corazón de perro” es un sugerente aperitivo para descubrir las virtudes del literato ruso (hoy sería ucraniano) y un excelente aliciente para degustar su libro más celebrado o, como es mi caso, conocer su restante bibliografía compuesta por un puñado de novelas, dramas teatrales y cartas.

Escrita hace 9 años · 5 puntos con 6 votos · @FAUSTO le ha puesto un 7 ·

Comentarios

@Faulkneriano hace 9 años

Buen trabajo, Fausto, el de dar a conocer uno de los escritores más originales de (y más perseguidos por) la Unión Soviética.

Escribió poco, pero es que tampoco se lo pusieron muy fácil...

@nikkus2008 hace 9 años

Hola Fausto, parece interesante este escritor. Como comenté en la reseña de Krust, me gratifica conocer escritores que ignoraba hasta de mención. Gracias austedes, entonces. Saludos y muy buena y completa tu reseña, como de costumbre. Abrazos.

@FAUSTO hace 9 años

Gracias Faulkneriano. Es un autor que merece mucho la pena, pues su gran originalidad le convierte en un escritor interesante y muy moderno. No son muchos los soperos que lo han leído y la gran mayoría se han decantado por “El maestro y Margarita”, algo normal y lógico; sin embargo, a pesar de su alta valoración, las únicas reseñas de su gran obra no son positivas. Respetando toda opinión (la de arspr más severa y la de sedacala más ecuánime) no me parece que le hayan hecho “justicia”, aunque, eso sí, no comparta sus puntos de vista si puedo comprender el rechazo o el desconcierto que suscita una novela tan peculiar.

Hola, nikkus. Creo que lo he expresado más veces, pero es lo que tiene de “agobiante y estresante” sitios como este. Con las reseñas, comentarios y opiniones se descubren un mundo sinfín de posibles lecturas y de todos los géneros. Incluso es frustrante no sólo no poder leer todo lo que se pretende, sino no conseguir un determinado libro como “La lechuza ciega” que comentaste.
Por cierto, si me permites otra recomendación te aconsejo otra novelita fantástica (mucho más que fantasía, por eso me encanta) que estoy seguro que te gustará: “Manuscrito encontrado en Zaragoza” de Potocki. Ya que me está costando mucho escribir la reseña y no sé si la terminare (no consigo dar con el enfoque adecuado) dejo constancia de esta sugerencia para quien le pueda interesar. Faulkneriano no me dejará por mentiroso.

Un saludo para todos.

@Faulkneriano hace 9 años

Es verdad, Nikkus: el Manuscrito encontrado en Zaragoza se ha escrito para ti. De paso, los demás nos hemos beneficiado, claro...

@sedacala hace 9 años

Por alusiones, debo decir que cada uno es cada quien y eso es algo que no se puede cambiar; cada uno de los que opinamos en SdL tiene su línea de opinión que todos más o menos conocemos y asumimos, independientemente de que nos gusten o no.

“El maestro y Margarita”, es ese tipo de libro difícil, no en valor absoluto que todo es relativo, quizá debería decir: difícil para mí, y más aún (por lo visto) para arspr. Pero eso, entra dentro de las reglas del juego de SdL; si lo que se quiere es dar opiniones independientemente de su tendencia (de crítica o de alabanza), hemos de asumir, que otras personas den la suya (contraria), sin rasgarnos las vestiduras. Pese a todo, yo particularmente, he dejado de dar opiniones críticas, excepción hecha, lógicamente, del voto que le adjudique al libro en cuestión, que ese, ahí queda reflejado.

De todas formas, después de releer aquella reseña mía, no me parece que sea de rechazo al libro, más bien al contrario, y creo, que lo que digo sobre su dificultad, está, objetivamente, bastante apoyado en la realidad de la novela.

@FAUSTO hace 9 años

Hola sedacala. Lo primero, defiendo y estoy totalmente acuerdo con tu primer párrafo, no creo que mis comentarios sean peyorativos o intenten cambiar las opiniones y gustos de los demás. La salsa de una página como esta es confrontar los diversos pareceres e intentar comprender (reitero mi comprensión a tu reseña y la de arspr) las diferentes perspectivas de todos. Siempre he dicho que son más enriquecedoras las opiniones contrarias siempre que estén bien fundamentadas, aunque no se compartan.
Y, bueno, en ningún caso me “rasgo las vestiduras” ante ninguna crítica, positiva o negativa, con la cual no coincida con mi juicio. Ni siquiera sobre las obras que considero sagradas.

Por último, leyendo tus comentarios me refería a tu parecer como de desconcierto más que de rechazo, y, por supuesto, esto es una interpretación mía de tu escrito. Y tanto el desconcierto, algo lógico ante la singularidad de la novela, como el rechazo son opciones que entiendo perfectamente. Simplemente intentaba hacer notar las virtudes de un escritor que me parece sugestivo y de gran calidad.

Saludos.

@nikkus2008 hace 9 años

Hola amigos, bueno, espero leer a este hombre para poder opinar con algún tipo de autoridad; y respecto a "El manuscrito..", se que es un libro muy conocido, y tuve la oportunidad un día de comprarlo, pero no lo hice finalmente. Jeje, me gusta eso de que fue escrito para mi. Te agradezco Fausto, te agradezco Faulk por la recomendación, y les digo, les aseguro que viniendo de ustedes, es casi imposible que ese libro no me guste.

A ver entonces donde lo consigo...abrazos!!