¡ ENCONTRÉ UN FILÓN ! por Hamlet

Portada de LA MINA DEL ALEMÁN PERDIDO

Con el díptico argumental que componen "La mina del alemán perdido" y " El fantasma de las balas de oro" me he acercado por primera vez a la serie de Blueberry y he de decir que he quedado francamente maravillado. El dibujo de Jean Giraud ( también conocido como Moebius ) es asombrosamente bueno, como ya es habitual en él. Su capacidad para trasladarnos y recrear el lejano Oeste con todo lujo de detalles ( vestuario, localizaciones, ...) es magistral. Se nota a la legua el gran trabajo de documentación llevado a cabo. Cualquiera de las páginas de estos dos albums es una auténtica joya del noveno arte, trabajadísima hasta en sus más nimios detalles. Giraud demuestra aquí un dominio de la narrativa gráfica, de las perspectivas, de la utilización de las sombras, y de tantas y tantas cosas, que hay que verlo para creerlo. Por otro lado, su compañero de viaje, el guionista Charlier, tampoco se queda corto al ofrecer un guión que no sólo contiene muchos de los elementos que se le pueden pedir a un buen western si no que hace un uso notable de ellos.

Charlier y Giraud, juntos, en combinación, ofrecen una estupenda lectura de la que es imposible distraer la atención. Sus personajes rezuman autenticidad, el ritmo es imparable, y las escenas son tan variadas y emocionantes que atrapan.

Destaca también la astucia que tienen los personajes en lid, demostrando que un enfrentamiento o una lucha por la vida en el oeste es algo más que tiros y puñetazos. El aprovechamiento de sus conocimientos del medio es fantástico.

Resumiendo, un par de cómics francamente recomendables. Si uno es amante del western, y yo lo soy, no puede dejarlos escapar. No es Ford, no es Mann, no es Hawks ni Peckimpah, pero es puro western. Afortunadamente aún me quedan muchos más Blueberry por leer.

http://dentrodellaberinto-jareth.blogspot.com.es/2012/11/mi-coleccion-lecturas-comiqueras-de.html

Escrita hace 8 años · 4 puntos con 1 voto · @Hamlet le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@Poverello hace 8 años

Blueberry es un antes y un después en el género. Un pasote. Aunque me maten los puristas de ahora, prefiero a Giraud que a Moebius. A lo mejor es simple nostalgia.

@Hamlet hace 8 años

La verdad es que es difícil separar radicalmente a Giraud de Moebius, pese a que él mismo marcara unas diferencias entre sus dos "firmas" artísticas. Por ejemplo, el "Blueberry" de estos dos álbums es ya muy Moebius a nivel técnico, aunque claro no aparecen las prodigiosas posibilidades de inventiva que le posibilita el marco de la ciencia-ficción. Por otro lado, algunas de las imágenes de su faceta Moebius están muy influidas por el western como se puede apreciar en "Arzak". Y es que ya fuera como Giraud o Moebius, Jean Giraud, el hombre, era un amante del western y un visionario de la ciencia-ficción.

Por cierto, que llevo ya leídos seis Blueberrys y estoy enganchado, enganchadísimo a la serie. El nivel de cada uno de sus álbums es sorprendente a todos los niveles. No es experimental como los álbums de Moebius, pero es el paradigma de lo que debe ser un buen cómic de género. Imprescindible.