CRIA CUERVOS... por BriGid

Portada de TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN

No hay muchas novelas hoy en día que marquen o dejen una gran huella al lector y menos las hay que logren plantearte muchos aspectos en tu vida, no las hay, pero esta es una de ellas.
La primera impresión que puede causar es la de un libro de autoayuda para los padres de hoy en día o una especie de advertencia por el posible "monstruito" en el que cabe la posibilidad de que se conviera su dulce retoño. Pero no es así o no solo puede ser ese el gran objetivo de esta novela epistolar.
Uno de los grandes objetivos a mi modo de ver, es que una cosa es como educar a los hijos y otra muy diferente como quererlos o darles la atención y el cariño que se merecen.
Esa es más o menos la idea que trata de transmitir la historia, que resumiendo llegaría a ser aproximadamente, una mujer embarazada que no desea a su hijo y a pesar de hacer todo lo posible por educarlo y quererlo la criatura se lo pone mucho más que difícil, tan difícil hasta el punto de convertirse casi en su peor pesadilla.
No, no es un libro de terror ni mucho menos, asi que los fans del género abstenerse, es un libro lleno de psicología evolutiva, educación, violencia y de hasta que punto somos capaces de aguantar cuando nuestro hijos se nos va vertiginosamente de las manos.

Más que una novela, sería un reto literario, porque causa una gran tensión e impacto, asi que advierto que no es recomendable para mentes o padres excesivamente sensibles y me atrevería a decir que mucho menos para mujeres embarazadas.

Escrita hace 9 años · 3.7 puntos con 3 votos · @BriGid le ha puesto un 9 ·

Comentarios

@Poverello hace 9 años

No leí el libro, Brigid, vi la película hace menos de un mes y al contrario de lo que parece desprenderse del libro según tu reseña la evidencia es que el nene (por ser fino) tiene un claro Trastorno Límite de la Personalidad. Mi diagnóstico clínico, ja ja. Por desgracia lo he visto muchas veces en mi curro, y acojona, bastante, porque no sabe uno por dónde pillarle las vueltas al individuo.
El filme me impactó mucho, también como para no olvidarlo, y la tensión acumulativa es muy desagradable. Desde el minuto uno casi cuando no sabes por dónde viene la cosa. Bufff....

@BriGid hace 9 años

Asi que el film es también recomendable ¿no? lo tendré en cuenta, las tensiones psicológicas me vuelven loca.
Acojana sí y mucho, son extredamente inteligentes y siempre tienen respuesta para todo. Afortunadamente y también añadiría desgraciadamente yo solo dí con un caso así una vez en mi vida, en un campamento de verano.

@Poverello hace 9 años

La peli es buena, pero rarita. No es un thriller o drama al uso ni muchísimo menos. Silencios, encuadres curiosos, constantes Flash-back... Pero sí muy recomendable.

@BriGid hace 9 años

¿Rarita? entonces seguro que me encanta jaja

@salakov hace 9 años

A mí la película sí que me flipó. Tilda Swinton se sale y el niño que hace de Kevin... uh... le da un nuevo concepto a la maternidad. Me apunto el libro.
(y otra película de este año que me moló y pasó desapercibida es "Declaración de guerra"; me ha venido a la cabeza porque la vi la misma semana que "Tenemos que hablar de Kevin", sin más, pero aprovecho para recomendarla)

@BriGid hace 9 años

A mi la película me gustó menos, porque me dio la sensación de que "parcheaba" muchas escenas, como queriendo apurar todas las posibles del libro y demasiados flashes a diestro y siniestro, aún así al final no le pongo ninguna pega, eso si que me flipó, más que la mirada del chico que ponía los pelos como escarpias.

@Poverello hace 9 años

"Declaración de guerra" vendría más a cuento aún en las reseñas y comentarios sobre "Arrugas", de Paco Roca. Sin duda una de las películas más lúcidas y realistas que ha dado el cine en las últimas décadas sobre la enfermedad y su influencia en las personas que la rodean. Tal vez será sin duda porque la directora, aparte de la actriz principal del filme, se basa en su propia historia personal y el calvario que tuvo que pasar con su hijo pequeño. Curioso que los padres de la criatura se llamen Romeo y Julieta: ¿el amor puede con todo? Va a ser que quizá no.
Muy recomendable, vaya, salakov.

@salakov hace 9 años

A mí me gustó mucho, desde luego. Qué llorada. Pero si tuviera que asociar "Declaración de guerra" con un cómic... umh... estos podrían ser "SEÑAL Y RUIDO" de Gaiman&McKean o el "PÍLDORAS AZULES" de Peeters, ambos también tratando el tema de una enfermedad grave con un tono bastante diferente al de Paco Roca.
Y hablando de enfermedades graves y peliculones, pues aquí voy a mencionar "LAS INVASIONES BÁRBARAS". Supongo que todo el mundo la habrá visto, pero por si acaso...
Saludos.

@BriGid hace 9 años

¡Yo no! pero he oído muy buenas críticas sobre ella, lo tendré en cuenta, para posibles dias sin nada interesante que hacer.

@ladronadelibros hace 8 años

Leí el libro y ví la pelí. La película me gusto pero no tanto como el libro. Coincido que es una lectura muy fuerte porque a pesar del tema que toca, los personajes son demasiado reales. Hacia mucho tiempo que un libro no me sacudía tanto!

@ladronadelibros hace 8 años

Leí el libro y ví la pelí. La película me gusto pero no tanto como el libro. Coincido que es una lectura muy fuerte porque a pesar del tema que toca, los personajes son demasiado reales. Hacia mucho tiempo que un libro no me sacudía tanto!

@BriGid hace 8 años

Si, sentiste algo exactamente lo mismo que yo ladronadelibros. Es un libro que marca con fuego.

@Tharl hace 7 años

Acabo de ver la película de “Tenemos que hablar de Kevin” y, salvo por su valor como anticonceptivo, no me hizo ni pizca de gracia.

Todo en la película me parece inverosímil. La directora rehúye toda ambigüedad con pavor, solo la importa el efectismo y el ejercicio de estilo; ¿para qué hacer creíble sus personajes, sus relaciones y el resto? Eso debe ser de simples. Y luego ponen verde a manieristas ejercicios de estilo mucho mejores…

No creo en los monstros, pero si hubiera enfocado el efectismo, en especial el de la prometedora primera media hora, alrededor de una película de terror, tal vez habría sido una digna secuela de “La semilla del diablo”.

Por lo que escribes en tu reseña el libro parece todo lo contrario, una pena.