UNA INEFABLE OBRA DE ARTE por Poverello

Portada de PERRAMUS

Necesitaría 7 vidas y más páginas que El Quijote para elaborar una concienzuda y fidedigna reseña sobre “Perramus”. Ni tengo las vidas de un gato ni tantas páginas como El Quijote, por lo que tal reseña ni será concienzuda ni fidedigna, pues la única forma cierta de conseguir esa excelencia sería leer este maravilloso lienzo, perpetrado entre Sasturain y Breccia, al menos un millar de veces y renunciar explícitamente a dicho abordaje que ni me atrevo a comenzar. Demasiados piratas me esperan con tan escasas armas a mi disposición.

Mi empresa ya fue harto difícil desde el empeño inicial de tener en mis manos esta inusual obra, creada y publicada en cuatro partes -de desigual aunque similar nivel- entre 1983 y 1991. En edición sólo la última: “Diente por diente”, del resto sin noticias de Dios e incluso ni presentes o disponibles en las sempiternas webs de segunda mano. Tal es así que me vi obligado a crear una sola ficha para todas ellas, en la única edición conjunta -creo que extinta- de 1990, pues resultó del todo imposible rescatar las de las tres primeras: “El piloto del olvido”, “El alma de la ciudad” y “La isla del guano”. Las dudas surgían en mi mente y colapsaron: ¿cómo era posible que este título, considerado por muchos críticos como un referente y la obra maestra de Breccia hubiera desaparecido del mapa y ninguna editorial decidiera reeditarlo? Tras su lectura se me despejaron todas las dudas...

“Perramus” es una novela gráfica muy difícil de querer por su propia idiosincrasia. Tal vez, para no conducir a engaño, la misma portada de cada edición lo deja cristalino: el dibujo exquisito de Breccia alcanza unos límites de experimentación que jamás en mi vida había visto. Desde el perfecto uso de la aguada a lo largo de toda la obra (considero que la técnica de dibujo más difícil con creces), pasando por el raspado a cuchilla para conseguir esos excelsos claroscuros tan característicos de su pluma (no en vano era conocido como el Maestro del blanco y el negro) o el recurso a aspectos del Pop Art (como el uso detallado de recortes o de la técnica del collage). A esta evidente dificultad para el gran público, más acostumbrado a la tinta o a los trazos firmes y definidos provenientes del estilo y diseño de los cómics norteamericanos o del mismo Breccia de Mort Cinder, se une el descomunal componente metafórico y alegórico que Sasturain le infunde a los guiones y que invita, una y otra vez, a detenerse, pararse a pensar y releer, sabiendo a ciencia cierta que ni así has llegado a comprender todos los matices políticos y sociales que desprenden sus páginas.

Difícil de querer, lo acepto, pero necesario de acoger, con el cariño que estemos dispuest@s a otorgarle. Ese dibujo destrozado de Breccia, que tanto me recuerda a la etapa oscura de Goya, y los guiones satíricos y espesos de Sasturain son la evidente necesidad al sentido y significado de esta obra, culmen de la denuncia cínica y despiadada hacia las dictaduras y la falta de libertad y de ideales que, empiece donde empiece, termina abarcando a estados e individuos de una manera casi indisoluble: el “pan y circo” de Juvenal y que tan bien recuerdan los autores en uno de los episodios. El propio anti-héroe de la historia, Perramus, un cobarde que olvida que lo es, no tiene ni nombre -dicho término define una prenda tipo gabardina, símbolo quizá de la identidad ocultada para no ser eliminada-, y los “milicos” no disponen de rostros, son calaveras andantes, faltos de identidad, de humanización. Breccia y Sasturain optan por el derrumbe crónico y global a través de lo grotesco y lo metafórico, y en sus países imaginarios -que bien podrían ser los gobiernos de Chile o Argentina- nadie se salva, ni los gringos, simbolizados en una recurrente lluvia de mierda (perdón), ni la propia revolución, “una enfermedad que se cura con el tiempo”.

...y nos queda Borges, alma de la historia, maestro de cultura y sabiduría cuando abre la boca, y ese “lugar” donde convergen cada uno de los personajes, reales o ficticios, que se hacen presencia: García Márquez, Osvaldo Pugliese, Richard Gómez... Todos tiene cabida en este universo paralelo que da miedo e interroga en virtud de tanta realidad.

Termino con Kavafis, como el propio Borges: “cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias. Llegar allí es tu destino. Mas no apresures nunca el viaje. Itaca te brindó tan hermoso viaje. Sin ella no habrías emprendido el camino. Pero no tiene ya nada que darte”.

Lo necesario de “Perramus” es ese viaje, aunque no tuviera jamás nada más que darte.

Escrita hace 9 años · 5 puntos con 6 votos · @Poverello le ha puesto un 9 ·

Comentarios

@lucero hace 9 años

Leí Perramus en la Fierro y si mal no recuerdo en Skorpio también se publicaron algunas tiras.
Un maestro A.Breccia y me gusta mucho Enrique, su hijo. Sus ilustraciones, muy diferentes de las de su padre son creativas y originales. Si podés conseguí Alvar Mayor (todavía voy por la calle y reconozco caras y personas y digo ..."parece sacado de Alvar Mayor."..)
Y continuando la herencia, Patricia Breccia se dedicaba a dibujar y lo hacía, si bien no de mi gusto, con notable aceptación. Estoy algo alejada de la historieta, me falta actualización en el género.
Excelente reseña @Poverello

@Poverello hace 9 años

De Enrique (junto con Alberto), leí Che. Interesante, pero me quedo sin duda con la genialidad del patriarca de la familia. No recuerdas nada mal, se publicó en ambas, pero lo más gordo en Fierro. ya serían tiras, porque entre toda la obra las páginas se acercan a las 500.

Buscaré Alvar Mayor. Gracias por la información, Lucero.

@Faulkneriano hace 9 años

Buena reseña, Poverello. Entiendo perfectamente que Breccia puede resultar, con sus aguadas y borrones de sombra, poco "comercial". Me lo apunto.

@Poverello hace 9 años

Faulk, si no te gusta me corto las venas (en sentido figurado, a ver).

Si no lo encuentras (es harto difícil), dímelo.

Lucero, busqué Alvar Mayor, de Trillo, cómo no. También difícil más acá del océano. Seguiremos en ello.

@Faulkneriano hace 9 años

Pues cuando era jovencito solía saltarme las páginas de Breccia en las revistas de comics que leía... ¡porque eran muy siniestras! A ver si vamos a tener una desgracia... Claro que ya tengo una edad...

@lucero hace 9 años

Se nos fué Trillo hace unos meses, un guionista extraordinario.
@Faulkneriano, los climas que crean los negros y grises del "viejo" Breccia son inconfundibles y parte del guión ya que lo refuerzan, como debe ser en todo cómic. En conferencias que ha dictado Sasturain nos hemos divertido mucho con sus comienzos, cuando el "viejo" Breccia lo convocó. Parte de la realeza del cómic argentino....

@Poverello hace 9 años

¡Dime que te gusta, aunque sea mentira, ja ja!

Es que Breccia para un nene como que no. Confío en tu mejora de criterio.

@lucero hace 9 años

Alberto y Enrique, Trillo y Sasturain están en mi propio Olimpo. Me dan ganas de ir a revolver a ver si encuentro revistas de aquellas (hoy de colección).
Me re gustan!! Saludos en viñeta!!

@Hamlet hace 9 años

Excelente reseña, Poverello. La verdad es que no conocía este cómic y tomo nota, aunque por lo que comentas me costará dar con él. He buscado en una de mis recientes adquisiciones y lecturas, "1001 CÓMICS QUE HAY QUE LEER ANTES DE MORIR!, y aparece. En la reseña que se le dedica en el libro se hablan también maravillas de esta obra. Incluso aparecen unas palabras del propio Sasturain que dice de Perramus: " Ninguna empresa mítica salvará a los náufragos de la historia, pero el gesto de buscar, y el propio viaje, justifican nuestra rendición y definen su sentido único. Y creo que esto es aplicable a Perramus".
Saludos a todos!

@Hamlet hace 9 años

Excelente reseña, Poverello. La verdad es que no conocía este cómic y tomo nota, aunque por lo que comentas me costará dar con él. He buscado en una de mis recientes adquisiciones y lecturas, "1001 CÓMICS QUE HAY QUE LEER ANTES DE MORIR!, y aparece. En la reseña que se le dedica en el libro se hablan también maravillas de esta obra. Incluso aparecen unas palabras del propio Sasturain que dice de Perramus: " Ninguna empresa mítica salvará a los náufragos de la historia, pero el gesto de buscar, y el propio viaje, justifican nuestra rendición y definen su sentido único. Y creo que esto es aplicable a Perramus".
Saludos a todos!

@Poverello hace 9 años

Hola, Hamlet.

Lo de las cosas que hay que hacer antes de morir tiene un pequeño inconveniente... y es que nunca sabes cuando vas a palmarla, por eso es mejor empezar cuanto antes... Y Perramus sí que es una de esas cosas para darse prisa. La frase de Sasturain es la justa medida de la que copio de Ítaca y que le suelta Borges a Perramus en la última viñeta. Es purita verdad ese merecer la pena tan gordo. Y se me hace difícil imaginar que un lector/a que sepa a lo que se "atiene" con Perramus naufrague en sus páginas. Espero que no sea tu caso.

Y Lucero, nunca se es demasiado niño para leer literatura ni demasiado viejo para disfrutar con los cómics. Si te regustan no te desactualices, que hay verdaderas obras de arte. Y, por cierto, encontré Alvar Mayor. Es colección y soy algo vaguete para abordarlas si son muchos números, pero probablemente, cuando liquide a "Torpedo" -ya quisieran muchos haberlo hecho- le meta mano a la obra de Enrique.

Abrazos a ambos.

@Hamlet hace 9 años

Torpedo!!! Menudo clasicazo, Poverello. De pequeño leí varias de sus historias y es que ¡como dibuja Bernet!! En cuanto pueda tendría que hacer también una revisitación de este clásico del cómic.

@Poverello hace 9 años

Vaya, Hamlet... Es una auténtico pasada. hace años también leí algunas historias de él y hace unos meses, tras leer Light and Bold me entraron las cosquillas y estoy leyéndome las obras completas. Estoy disfrutando como ese enano que era.
Si te gusta Bernet es muy interesante el libro de Giral: Bernet, 50 años de viñetas, que hace un exhaustivo recorrido por toda la obra del genial dibujante. Curioso, y con algunas historias que nunca había visto.

¡¡A disfrutar de la historieta!!

@Hamlet hace 9 años

Tomo nota, amigo. Precisamente acabo de finalizar la lectura de otra fantástica historieta de Corto Maltés. Que grandes momentos ofrece el, por algunos, ninguneado cómic. Un complemento maravilloso para ir intercalando con las lecturas literarias. Que tengas un buen domingo.