NO LE VEO YO SU TILÍN por Poverello

Portada de CRUMB. EL GATO FRITZ

Antes de que l@s amantes del underground me condenen a galeras tras leer la reseña, he de decir en mi defensa, y como evidente atenuante de mi culpa, que soy el responsable directo de que en SdL existan las 16 fichas de las Obras Completas de Crumb. Sin duda, se merece estar aquí, pues fue iniciador de esta corriente, y puede decirse, que sigue siendo el referente internacional del cómic underground.

Pero se me ocurre pensar con otra de mis "tontás" que el juez Charles Lynch inventó la horca, el conde de Sandwich estos maravillosos panecillos por el simple motivo de no tener que levantarse a comer cuando jugaba al... ¿bridge? o que el director italiano Pastrone fue el primero en utilizar el travelling en la película Cabiria. Sin embargo, casi nadie los conoce ni los encuentras por milagro en los libros comunes de historia.

Salvando las distancias para no caer en la demagogia (a punto estoy), he de reconocer que, quitando el hecho evidente de la influencia de Crumb en la evolución del noveno arte y en artistas posteriores (mismamente los Simpson sin ir más allá), no le veo yo su tilín. Más bien al contrario, creo que en ocasiones, con unos guiones en exceso centrados en desmontar la doble moral de los USA, sus historietas pierden fuerza, intensidad, sentido de denuncia y uno acaba pensando que Fritz es un maleducado, un salido, un porreta, un desgraciado... y punto, sin más sentido ni más historias. En una de sus páginas el propio gato suelta: "Recuerdo como era antes, nervioso, reprimido... Menos mal que he dejado de pensar"; ¿a eso nos invita Crumb? Porque lo parece, en repetidas ocasiones.

Eso sí, su dibujo sigue teniendo una originalidad, una fuerza y una expresión brutales, carentes de límites cuando se lo toma en serio -especialmente apreciables y destacables en las tiras más largas- y de una viveza casi inigualable en este movimiento contracultural (salvaré también a Corben, del que injustamente tan sólo hay una ficha en SdL -intentaré remediarlo-).

Sin duda, su lectura y conocimiento es necesidad y obligación para los amantes del cómic, pero recordad también que Pastrone creó el travelling.

Escrita hace 9 años · 4 puntos con 1 voto · @Poverello le ha puesto un 7 ·

Comentarios