LA INOCENCIA DE AZARÍAS por Nastenka

Portada de LOS SANTOS INOCENTES

Una magnífica visión de la España que alguien, algún día, bautizó como profunda. Un retrato crudo de una época no muy lejana, del egoísmo del poder y de la resignada sumisión a ese poder.
Gotas de humor, de tristeza, de tragedia, de vanidad y de furia. Un desarrollo real como la vida misma y unos personajes que reflejan sus inquietudes a cada golpe de hoja. Los Santos Inocentes es tan aterradora y visceral como su reflejo en nuestro mundo real. Miguel Delibes no sólo exalta la caza sino toda la capa de putrefacción social que la rodea de forma admirable. Mención especial para las réplicas en carne y hueso de los personajes, que aparecen en la película (más que decente), y muy fiel a la novela.
Lo más esencial del libro es su desenlace, ya que una persona con sus facultades mentales mermadas, es la única que da arreglo a esa situación de abuso.

(Siempre odiaré al señorito Iván, me estremecerán los quejidos de La Niña... Siempre querré para mi una Milana Bonita)

Escrita hace 10 años · 4.3 puntos con 4 votos · @Nastenka le ha puesto un 7 ·

Comentarios