TARÁNTULA por Shorby

Portada de TARÁNTULA

No recuerdo dónde leí, buscando información sobre esta novela, la siguiente frase sobre ella: “Un camino al desbarajuste mental humano, que nace de la venganza”. De verdad que no puedo estar más de acuerdo.
Tarántula es una historia corta, pero raras veces he leído algo tan intenso escrito en tan pocas páginas.

Tenemos cuatro personajes principales en esta historia, bastante bien perfilados, a los que podemos conocer a la perfección:
Éve, una muchacha atractiva, cuyos hobbies son la pintura y la música, a la que tienen sometida bajo llave en una lujosa casa. Mantiene una extraña relación amor-odio con el dueño de la misma, que tan pronto la prostituye, como la saca a cenar en plan romántico.
Lafargue, un culto y famoso cirujano plástico, muy bueno y valorado en su trabajo, pero sin embargo con una cara oculta… El adinerado viudo convive –por así decirlo- con Éve, con la que va de cuando en cuando a visitar a su hija Viviane, que vegeta en un centro psiquiátrico.
Alex, un delincuente más bien mediocre que busca en Lafargue una vía de escape a todos sus problemas, pues sabe que el cirujano puede proporcionarle mediante bisturí la solución que está buscando.
Vincent, un amigo de Alex que desapareció hace mucho tiempo, el cual nos cuenta en segunda persona (como si tú fueses él mismo) lo que le ocurre. Secuestrado por alguien a quien llama Tarántula en un sótano y despojado al máximo de su persona, nos hace partícipes de crudos y aberrantes momentos, narrados a su vez con una elegancia abrumadora.

Nuestra historia se divide en tres partes, atando cabos por a poco en esta tela de araña que la Tarántula teje con gran maestría, dejando al lector con la boca literalmente abierta –al menos en mi caso- al llegar al tramo final.
Una novela retorcida, una concentración de horrores (como bien dicta su contraportada), plagada de violencia y acompañada de matices sexuales, a ratos enfermizos y desoladores.

Desde luego que ha sido una sorpresa.

El autor, Thierry Jonquet, es uno de los principales autores franceses de novela negra. Él mismo ha explicado que se inspira en artículos leídos en periódicos, aún sabiendo que dicho método sabe que no agrada a muchos de sus compañeros.

Para acabar, decir que Almodóvar adquirió en su día los derechos para llevar la novela a la gran pantalla; su título es “La piel que habito”. Hoy en día ya podemos ver algún que otro trailer bastante suculento –aunque no se muestra apenas nada-, donde Banderas tiene un papel principal que le viene bastante bien.
Aunque según se ha dicho, es una adaptación bastante libre, tengo unas ganas tremendas de verla.

Escrita hace 10 años · 4.3 puntos con 3 votos · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@FAUSTO hace 9 años

Coincido con tus calificativos de intenso y de sorpresa, Shorby. Es una novela corta con un estilo ágil e inquietante que va atrapando poco a poco al lector. Esta intriga absorbente, su rapidez en leerlo, se lee en un suspiro, y la introducción de narradores internos, son las características más destacables de este relato de suspense. En cambio, según lo veo, tiene en contra la inverosimilitud, tanto del odio y el plan retorcido del protagonista como la sumisión y la aceptación “total” (el entrecomillado lo entenderá perfectamente quien conozca el argumento) de la víctima; asimismo, aparte de esta incredulidad, hay un grado excesivo de casualidad entre los personajes. No me parece fortuita una alusión, al final de la obra, a las novelas de Leblanc con su carácter rocambolesco.
No obstante, estas consideraciones no son óbice para disfrutar de una buena, apasionada y amena lectura.

Me recordó a otra historia que tiene como núcleo el “amor” y no el odio: “El coleccionista” de Fowles. Una obra más ambiciosa y con matiz psicológico más relevante de unos personajes más “corrientes”. Tiene un excelente inicio y desarrollo de la trama, que sólo se puede criticar la excesiva prolijidad del relato de la prisionera (sobre todo la parte personal de su vida) y la tercera parte: el desenlace (en la película está mejor desarrollado). Pero, en definitiva, una gran novela sobre el deseo, el amor, la libertad, la tolerancia, el poder, la belleza del arte, etc., que tiene como contendientes a dos personas de mundos y almas diferentes.
El genial William Wyler (calificado por muchos como artesano del cine) hizo una magistral adaptación cinematográfica. Recomendables ambas obras.

Y hablando de películas, espero ver este fin de semana “La piel que habito” que hasta ahora no he tenido la oportunidad. Tengo curiosidad por saber qué clase de adaptación ha realizado Almodóvar.

@Shorby hace 9 años

La verdad es que no está nada mal... eso sí, se toma ciertas libertades y no es tan enrevesada como la novela (una lástima), ya que te enteras de todo antes de llegar a mitad de la peli.
Y aparte tiene el guiño almodovariano que no sé qué narices pinta y no me gustó nada... (ya sabrás cuál es en cuanto la veas jejeje).
Ya me dirás =)

@Poverello hace 9 años

Acabo de descubrir esta reseña tuya, Shorby, gracias a las últimas entradas. Muy interesante, como siempre, y me gusta que les des tu toque cinéfilo habitual. La película de Almodóvar la vi hace meses, y no sabía que estaba basada en una novela (mi torpeza llega a límites inauditos). Me da hasta cosilla decirlo, pero la verdad es que me paració una tomadura de pelo en muchos momentos, con bastantes idas de olla almodovarianas (je je, voy a patentar ese término que usaste, Shorby) y considero que Banderas se excede en la interpretación de su personaje (aunque creo que como suele pasar con el director, sus personajes son excesivos). Tampoco me hagáis mucho caso porque soy de los que no le encuentra su tilín al 'genio' manchego. Y mira que lo intento, que he visto una 'jartá', pero quitando 'Todo sobre mi madre', 'Volver', 'Hable con ella'... es que algunas me parecen absolutos bodrios. Y bueno, lo dejo, que parece que le tengo manía y no es eso, es que no hay manera de sacarle jugo a este hombre.
Pero fíjate, que me llamó la atención la novela con tu reseña (no está en la biblioteca, me cachis).

@Shorby hace 9 años

Te recomiendo la novela, ya te digo que se toma bastantes libertades... aunque pierde un poquito la gracia, ya que en la novela se descubre todo al final. Igualmente, está muy bien hilada =)
Almodóvar es un director que tiene su toque personal, como otros tantos, y es de los que o gusta mucho, o todo lo contrario. Eso es algo que me hace especial tilín siempre jejejej La verdad es que el papel de Banderas, en este caso, me encantó, se me parecía un montón al personaje de la novela.

@FAUSTO hace 9 años

Pues vista. Desde luego “La piel que habito” no está entre sus mejores filmes, pero se deja ver y, como bien dices, tiene sus inevitables toques almodovarianos. La chica protagonista, Vera en la peli, es diferente a la literaria, siendo más rebelde (algo que veo más lógico) y no está claro lo que representa para Robert y cuál es su “misión”. En la novela es evidente que es un bello instrumento para su venganza.

De la actuación del trío protagonista me quedo, sin lugar a dudas, con la interpretación de Marisa Paredes. La actriz es una apuesta segura, ya que nunca la he visto en un mal papel sin importar la calidad de la película.

La adaptación, bastante libre y con algún enfoque bueno, me decepcionó. Ya se sabe que una fiel versión no siempre resulta una buena película, pues literatura y cine son diferentes medios de expresión, pero se echa de menos algo más ajustado al texto. Has empleado la palabra lástima, y eso es justo lo que se siente al ver como Almodóvar desaprovecha las posibilidades que ofrece el argumento original. A priori (es imposible saberlo a ciencia cierta), una adaptación más aproximada a la novela hubiera añadido más suspense, intriga y, sería ineludible, con imágenes más duras e impactantes.

Al final, Shorby, opino como tú: prefiero la inquietante y breve historia de Jonquet.

@Tharl hace 9 años

Solo puedo opinar sobre la película, pues el libro no lo he leído –ganas dan después de tu reseña Shorby-, y aunque no es de mis favoritas del genio manchego (a mi sí es un director que me encanta; no se por qué me recuerda a Fellini), la disfrute enormemente.
La veo todos los fallos que se la han echado en cara y son ciertos, e inexplicablemente apenas me importan; ni las mezcolanzas de género, ni los desvaríos ni los deslices. Tiene algo que no se expresar y me atrae enormemente. No me refiero (solo?) a ese par de... guiños "almodovarianos" de protagonismo excesivo, pero con lógica dentro del sentido de la plástica película. La puse un merecido 7 y me ha entrado curiosidad por volver a verla, si me surge la oportunidad lo haré en un tiempo, a ver si así puedo argumentar mejor mi postura.

@Tharl hace 9 años

:O disculpad los "laismos" :s

@Shorby hace 9 años

Claro, a mí por ejemplo, el guiño-momento-tigre... me sobró por completo, pero porque es inevitable compararlo con la novela.
Te animo a leerla ;)

@Poverello hace 5 años

Pues buena recomendación la tuya, Shorby. Sin duda puedo recomendar su lectura -a pesar de ser desagradable y/o desapacible en buenos tramos- a todo el mundo sin temor a que me echen a los perros.

Aunque es de los 80 y ya se habían dado muchos tiros literarios, no por ello deja de ser original en estructura y estilo, con una alternancia interesante de tercera y segunda persona del singular en según qué tramos.

Perfecta tela de araña a la que le pongo un único pero, que en parte me ha hecho ir bamboleando la nota final: el motivo -resuelto en ese trepidante final- que conduce al doctor a elaborar el cruel plan de destrucción de una persona, si bien es lógico, desentona un poco con el medido fluir de la trama y coge de sopetón, pero con poca clarividencia según mi opinión.

La peli de Almodóvar más patata todavía una vez leída la obra en que se basa.

@Shorby hace 5 años

Me alegro un montón de que te haya gustado! =)