MARAVILLOSO por nikkus2008

Portada de LA COLINA DE LOS SUEÑOS

\"La colina de los sueños\" es el apasionado testimonio de la lucha de un escritor (Lucian Taylor) por plasmar en papel sus impresiones e ideas, y en la cuál buscará la \"palabra mágica\", el extraño significado que se esconde de las palabras, y las extraordinarias sensaciones que suscitan, como si se tratara de una suerte de alquimia de las letras; y es que leer a Machen es algo así, es como si cada palabra haya sido escogida cuidadosamente, para encajar la idea o la emoción que nos quiere comunicar. La contemplación fantástica de las cosas, como en sus otros libros, es aquí muy evidente. Lucian Taylor, al mudarse a Londres para llevar a cabo la difícil tarea de trabajar en su manuscrito, encuentra sucias y grises las calles, y frías y hostiles a las personas. Constantemente recuerda las colinas mágicas de su ciudad natal, en donde había realizado una excursión de joven, y había encontrado los restos de un fuerte romano, y en el cuál se había introducido, dejándole una fuerte impresión de miedo y magia: \"...le parecía a su imaginación como si la colina tuviese un halo, una aureola que fluctuara como una llama a su alrededor\".
Abunda el libro de felices y maravillosas líneas: \"El río discurría tranquilo y crecido; y el agua amarillenta, reflejando el sol del atardecer, brillaba en las charcas profundas como el bronce empañado\"; o esta otra: \"La luna navegaba entre los velos de tenues nubes, y colgaba en el aire como una linterna espléndida y dorada; y, engastados en el seto oscuro, aparecían los minúsculos fuegos verdes de las luciérnagas\". O esta otra: \"...Luego el aire cambió otra vez, aumentó la coloración rojiza, y una mancha como de sangre surgió en la charca junto a la entrada, y todas las nubes se tiñeron de manchas ígneas y pinceladas llameantes\"; también ésta: \"Al aumentar el rojo en el cielo, la tierra y todo cuanto la cubría adquirió una calidad incandescente; incluso se encendieron los campos y las laderas grises e invernales; las aguas de las charcas eran como balsas de bronce derretido, y la misma carretera centelleaba; Lucian se quedó asombrado, casi sobrecogido ante la magia escarlata del resplandor del crepúsculo\".
Podría seguir y seguir agregando párrafos fabulosos, dorados, musicales; esta es la delicada prosa de Machen, pero prefiero que consigan el libro y lo lean, lo paladeen, los degusten con paciencia, saboreando cada palabra, cada metáfora, penetrando en el mundo perfumado, maravilloso y crepuscular de este gran escritor galés. La irrupción de lo mágico, de lo fantástico para contrarrestar la melancolía, la soledad, las calles mojadas, enlodadas, repugnantes de Londres, han sido un bálsamo elemental para la concreción de la obra de Arthur Machen, el gran creador y propagador de la mágico detrás de lo ordinario y abyecto.

Escrita hace 10 años · 4 puntos con 1 voto · @nikkus2008 le ha puesto un 10 ·

Comentarios