AMANTES, CAUTIVAS Y GUERRERAS

Portada del libro AMANTES, CAUTIVAS Y GUERRERAS

Autor
MARTA DE PARÍS
ISBN/ASIN
9508502096
Género
Ensayo
Editorial
EL FRANCOTIRADOR EDICIONES S.R.L.
Edición
1998
Páginas
202
Creada por
EKELEDUDU

Sinopsis

AMANTES, CAUTIVAS Y GUERRERAS tiene el gran mérito de ofrecer un completo mapa de acción de la mujer al lado de los varones en el difícil período de las guerras de la independencia, y más allá después, hasta abarcar otros tiempos y otros conflictos, como la guerra de fronteras entre indios y aborígenes, o la guerra del Paraguay. Excede asimismo los límites argentinos y rescata figuras que pertenecen a la común historia latinoamericana.

Pero no se ciñe sólo a nombres ya famosos (Manuela Sánez, Vicenta Romero de Peñaloza, Macacha Güemes, Encarnación Ezcurra...), ni a las damas de clase alta y de raza blanca. Incluye también a las valerosas mujeres del pueblo llano, a las negras, mulatas y mestizas, a criadas, esclavas y libertas, ellas también como genuinas protagonistas, a tantas que hoy eran, para casi todos, anónimas: la negra Jonatás, servidora de Manuela Sáenz; la heroica sergento primero Carmen Ledesma, la cuartelera Josefa Tenorio y otras muchas, algunas conocidas únicamente por sus apodos.

Abundan aquí episodios estremecedores, y quizás sobresale entre ellos la extraordinaria historia de las cautivas correntinas de la Guerra del Paraguay, narrada de manera que estimularía la imaginación de cualquier novelista (y acaso sea este libro, por qué no, el que coloque a este relato de la vida en el camino de su reelaboración ficcional).

Por éstas y tantas otras razones, sólo cabe, en fin, celebrar la reedición de una obra que sigue justificadamente despertando el interés de los lectores argentinos.

7


1 voto

import_contacts Más libros

library_books Reseñas

Ordenar por Nuevas | Antiguas | Mejores | Peores

  • Imagen de perfil EKELEDUDU

    PROS Y CONTRAS DE UNA SUERTE DE OBRA PIONERA por @EKELEDUDU hace 9 años

    Triste sería el sino de nosotros, los hombres, si no existieran las mujeres: ¿a quién endilgaríamos la culpa por nuestros yerros? Por otro lado, ya se sabe que detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer... Y para no supeditar el papel de las...
    0 votos, 0 comentarios, Ver completa