DESIGUAL, COMO NO PODÍA SER DE OTRA FORMA por Hamlet

Portada de LOS MEJORES RELATOS DE FANTASÍA II

De nuevo vuelvo a toparme de bruces con una realidad que va camino de convertirse en una certeza: las antologías de relatos son siempre desiguales. Eso sí, y es importante, unas veces más y otras menos, para lo bueno o malo. En este caso en concreto la desigualdad es abrumadora. Al lado de relatos excelentes encontramos otros flojos, cuando no pasables o directamente malos, como el caso de ISLA CUARENTA Y SIETE.
No obstante, no puedo decir que me arrepienta de la lectura de esta antología ya que he podido descubrir pequeñas joyas (tan sólo por duración) del género fantástico, que de otra manera seguramente nunca hubiera llegado a conocer, ya que algunos de sus autores son pocos conocidos. El más claro ejemplo de lo que digo es EL HOMBRE QUE VENDÍA MAGIA uno de esos relatos atmosféricos, pausados, cautivadores y con un final no exento de moraleja. Un relato maravilloso que, incluso, uno puede leer a los más pequeños, para su indudable disfrute y aprendizaje, ya que tiene ese tono legendario, de obra que no nace de una única mente, si no inscrita con pleno derecho en el corpus fantástico de cualquier cultura del norte de Europa.
Otros descubrimientos muy gratos han sido por ejemplo EL DOMINIO DEL BRUJO de Elizabeth A. Lynn (a la que ya conocía por su obra, premiada con el World Fantasy, LA ATALAYA). Me ha parecido un relato fascinante sobre los complejos vínculos de amistad entre dos hombres, un brujo y un marinero fornido y pendenciero, pertenecientes a mundos distintos pero compartidos. Puede que Lynn no revolucione el género fantástico con ella, pero sin duda lo enriquece con una obra conmovedora, emotiva y plagada de excelentes imágenes, que me ha mantenido encandilado en la butaca como hacía tiempo que no me pasaba con una novela de este género. También LAMIA Y LORD CROMIS (aunque menos que los dos anteriores), me ha parecido un buen relato. Sobretodo me ha sorprendido porque pese a ser poco original en el planteamiento inicial (su mundo es el típico de las fantasías medievales, con enanos incluidos) su desarrollo es interesante y está bien narrado, escondiendo alguna sorpresa (no, por cierto, parte del final si uno sabe de antemano que es una Lamía. Yo, como lo sabía, he encontrado un error darle ese título al relato porque me permitió hacerme alguna anticipación acertada que mejor hubiera sido no saber, por aquello de la sorpresa).
Los otros dos que destacaría serían LA CAZA DEL UNICORNIO y LA PALABRA QUE LIBERA, ya que se nota la solidez y saber hacer de sus dos autoras. El relato en concreto de Ursula K. Le Guin puede sorprender y fascinar más a aquellos que no hayan leído sus LIBROS DE TERRAMAR, ya que tiene como protagonista a un mago de Terramar llamado Festin y en él asistimos de nuevo a su original concepción de la magia.
Por desgracia el resto de relatos tiene una calidad bastante cuestionable, sobretodo si se publicita como una compilación de los mejores relatos de fantasía, siendo predominantes los flojos o los que no dejan ni frío ni caliente.

Escrita hace 10 años · 0 votos · @Hamlet le ha puesto un 5 ·

Comentarios