MUCHO BENET por Faulkneriano

Portada de UNA MEDITACIÓN

Posiblemente sea Benet el estilista español más exigente del siglo pasado y uno de los más grandes escritores de nuestra historia, de los pocos parangonables a los autores extranjeros verdaderamente influyentes. Esta es, si no su mejor novela (es difícil decidirse), una obra absorbente, redonda, sorprendente y... absolutamente impenetrable a los lectores poco acostumbrados al esfuerzo.

Escrita en una sola hoja de papel continuo, para el que el autor, ingeniero de profesión, diseñó una máquina de escribir especial, sin puntos y aparte, es un verdadero muro de escritura con el más alto estilo que han contemplado nuestras letras y sobre los más variados temas que la existencia plantea, el amor y la muerte en especial. Desarrollada en la mítica Región, inexistente comarca que el autor inventó en Volverás a Región, su primera novela, y en algún cuento previo, es parte de un inmenso tapiz que el lector atrevido puede atreverse a mirar de reojo, si es que el Numa no le abate de un disparo.

Novela experimental, tan brillante como permite la lengua española, con la que Benet se peleó toda su vida (con mejores resultados que Julián Rios, otro experimentalista) para extraerle los acordes más definitivos.

Escrita hace 11 años · 4.5 puntos con 2 votos · @Faulkneriano le ha puesto un 9 ·

Comentarios