EL SUEÑO AMERICANO por Maria

Portada de EL GRAN GATSBY
El autor de esta reseña ha idicado que contiene spoiler, mostrar contenido.

El gran sueño americano hecho novela. Un hombre self-made (hecho a sí mismo), rodeado del lujo y la opulencia que precedió a la Gran Depresión.
Es un libro un tanto extraño, en el mejor de lo sentidos. No es nada convencional y, sin embargo, es muy reconocible como ha inspirado, más o menos, tantas novelas y películas posteriores. Como ya he dicho, se trata del gran sueño americano (EEUU, tierra de oportunidades y todas esas cosas), de como un donnadie reúne una fortuna y pasa de ser un chico de algún pueblo del oeste a ser el rey de Nueva York. Pero, aunque esto es lo que más retrata la época, no es lo más importante. Lo más importante es porqué lo hace. Por una chica, claro. No es solo por una chica, a lo largo del libro, te da pinceladas sobre como Gatsby siempre quiso progresar, pero, cuando se cruza Daisy, una niña rica de la que se enamora, todo cambia. Y entonces, con negocios que nunca se nos dicen (no hace falta, creo. Sabemos que no son limpios, no hace falta más. Ni eso le resta calidad a Gatsby ni tampoco le añade nada) empieza a amasar una fortuna, compra una casa frente a la de su amada (que se casó con un chico de su clase y tuvo una niña), se compró un coche amarillo, un montón de camisas y espero pacientemente a que sus caminos se volvieran a cruzar. Genial.
Ya solo por dos escena, el libro merece ser leído, solo por como el autor te narra esas dos escenas. La primera es cuando el protagonista (la historia está contada en primera persona desde el punto de vista del primo de Daisy que va a vivir a Nueva York justo al lado de Gatsby, sin saber quién es ni si conoce a su prima) llega a casa de su prima y observa, desde la ventana, a Daisy y a Jordan (una amiga) sentadas en un diván. No te dice gran cosa, pero la belleza del estilo de esta escena merece la pena. Y la segunda es cuando Daisy va a casa de Gatsby, la gran mansión, y él le enseña su dormitorio, con evidente orgullo. Comienza a sacar camisas, camisas y más camisas, y las va echando en la cama. De pronto Daisy rompe a llorar, se tira sobre las camisas y dice "Lloro porque nunca había visto unas camisas tan bonitas", y la escena es perfecta porque entendemos que Gatsby ha ganado todo ese dinero por Daisy, y también entendemos que ella lo sabe, y se enternece. Quizás se arrepiente de no haber esperado, quizás simplemente siente pena... no lo sabemos, pero la escena funciona.
Y esto me llama la atención, porque el estilo de Scott Fitzgerald es cambiante. A veces usa frases hechas, vacías de sentimiento y, en la frase siguiente, usa una palabra o crea una imagen y, vuelta a empezar. Creo que era un genio, pero un genio, quizás, algo vago en algunos momentos. Pero sobra decir que el genio sobresale por encima del otro aspecto. Las frases hechas son las menos, las escena como la de las camisas brillan mucho más.
Por lo demás, la estructura es algo rara también. El susodicho Gatsby no se nos presenta hasta bien entrada la novela (aunque siempre está presente, nombrado, señalado...), por ejemplo. También hay un fuerte ingrediente de destino en este libro, la importancia del coche amarillo... que, por ser amarillo, es muy reconocible, es un signo del orgullo de su dueño (la rubia le llama Gatsby) y, al final, de modo fortuito, marca su destino... Y también decir como el autor lo deja bien claro, al final los personajes que tienen categoría actúan como basura y el supuesto gánster es al final el que vale la pena. En fin, no tengo nada más que añadir. Merece la pena leerlo, aunque solo fuera por el estilo, pero es que, además, la historia está muy bien contada.
Uno de mis libros favoritos, cada vez que lo leo, me gusta un poquito más.

Escrita hace 11 años · 4.3 puntos con 6 votos · @Maria le ha puesto un 9 ·

Comentarios

@marielbri hace 11 años

María, que buena tu reseña. Este es también uno de mis libros favoritos y comparto tu opinión, que, repito está muy bien escrita.

@Maria hace 11 años

¡Muchas gracias! He soltado un pedazo de rollo, pero este libro me inspira, Jeje ^^ ¡Beshoos!

@Tole hace 10 años

yo no me he leído la reseña entera porque sólo con leer el principio me han entrado ganas de leer la novela y me temía que me pisar parte del argumento, por si algún día la leyea, lo que quiero decir que ¿quizá necesite spolier?, o ¿me equivoco?

@Maria hace 10 años

En principio, bajo mi punto de vista no lo necesita, pero claro estas cosas son muy sensibles y muy personales y yo no quisiera estropearle un libro -y menos éste, que tanto me gustó- a nadie, así que le pediré a Angelillo que me ponga la etiqueta de spoiler, porque yo ya no puedo editar la reseña :)

@BriGid hace 10 años

A mi me resultó muy insulso, flojo, ni rozar lo que se dice ni un poquito la brillantez que tienen las obras maestras o las joyas que merecen la pena con creces.