LO BUENO SI BREVE DOS VECES BUENO por Hamlet

Portada de LOS FORZADORES DEL BLOQUEO/ FRRITT-FLACC

Este refrán bien se puede aplicar a estos dos relatos poco conocidos de Verne (el primero de unas sesenta páginas y el segundo de apenas diez). El primero de ellos, más extenso y elaborado, LOS FORZADORES DEL BLOQUEO, es una historia de amor y aventuras sencilla, poco ambiciosa y con personajes bastante invariables, aunque en uno de ellos se dé un repentino cambio de prioridad vital, que no de personalidad, por obra del todopoderoso amor. Esto no lo menciono como un desmérito, ya que la brevedad y episódico de la historia tampoco da para mucho en ese sentido, y cualquier otra evolución de los personajes, fuera de la mencionada, no sería muy verosímil ni apropiada tratándose de un pequeño relato de aventuras donde lo que importa son las peripecias y situaciones a superar por estos. De hecho este me llega a parecer uno de sus puntos fuertes. LOS FORZADORES DEL BLOQUEO es un relato lineal, entretenido y bien escrito. Una de tantas historias que si bien no llegan a resultar fascinantes para quien las lee, si se puede reconocer en ellas el buen hacer de su escritor, y disfrutar con él. Así me ha parecido ya que, a diferencia de LA VUELTA AL MUNDO EN 80 DÍAS, en esta no he encontrado ningún altibajo en lo narrado. En ningún momento ha decrecido mi interés mientrás la leía, que aunque muchos pudieran pensar que es cosa sencilla en tan pocas páginas, no creo que sea algo en absoluto despreciable. En definitiva, es una historia para devorar de un tirón y quedarse con un agradable sabor de boca, sin miedo a indigestiones o repeticiones posteriores. Eso sí, no voy a engañaros, tampoco os procurará rememoraciones o regodeos de enjundia.
El siguiente relato, FRRIT-FLACC, tiene un tinte fantástico y macabro poco habitual en Verne (al menos en lo que conozco de él), y no va más allá de una de esas pequeñas historias misteriosas y tétricas que antes se contaban al calor del fuego; bien contada, eso sí, que para algo es Julio Verne quien la cuenta.

Escrita hace 11 años · 0 votos · @Hamlet le ha puesto un 6 ·

Comentarios