PARA CUANDO ESTÁS DE BAJÓN por Aliomo

Portada de BROOKLYN FOLLIES

Este libro me encanta. Fue el primero que leí en el que Paul Auster se alejaba de sus historias metafísicas y centraba sus personajes en el mundo real. Se palpan los problemas que atañen a todo hijo de vecino: que si el divorcio, que si las enfermedades, que si el distanciamiento con los hijos, que si la desilusión por los proyectos no realizados, etc. De paso el autor hace referencia de pasada a algunos temas que ciertos secotores de la sociedad americana considera tabú, tales como las sectas religiosas o la homosexualidad. Pero lo mejor de todo es ese final optimista que levanta el ánimo a cualquiera. Es Auster sin ser Auster.

Escrita hace 11 años · 2.7 puntos con 3 votos · @Aliomo le ha puesto un 9 ·

Comentarios

@Faulkneriano hace 10 años

Pues a mí me gusta más Auster.