ANACRÓNICO por Culkas

Portada de EL EJÉRCITO PERDIDO

Un libro anacrónico hasta la saciedad, cargado de personajes contemporáneos políticamente correctos y poco creíbles, con un tufillo a amor romántico e idealizado.

La protagonista, una adolescente campesina que nunca ha salido de su aldea, resulta ser sin embargo una chica de mente abierta y tolerante, más astuta e inteligente que los mismísimos comandantes del ejército griego (sí, la campesina que no ha salido de su aldea es capaz de criticar los prejuicios de los hombres libres de las polis...). Su visión de los griegos es puramente contemporánea, y parece contradictorio que Manfredi para dismitificar al hombre griego y en parte criticar sus valores, idealice a un personaje femenino desprovisto de cultura o experiencia.

El personaje de Jenofonte es grisáceo, aburrido, plano, sin apenas desarrollo, y con reacciones a veces poco comprensibles. Las tramas sorprenden gracias a pistas falsas que va dando al autor para engañar al lector, para que de golpe ¡sorpresa! nada es como parecía. Semejantes trampas argumentales se caen por su propio peso siendo el resultado poco creíble, más si cabe cuando los personajes parecen ser peleles en manos de los designios del autor, incapaces de salirse del guión o de la mínima capacidad racional.

A parte de los personajes anacrónicos de valores contemporáneos y políticamente correctos (sobre todo en lo que respecta al trato del género femenino), el final es tan rebuscado, romántico, idealista e irreal que provocó que tirase el libro al otro lado de la habitación enfadado ante semejante burla a los lectores. Una rotunda decepción de un escritor al que tenía en estima por su trilogía sobre Alejandro Magno, con la que disfruté enormemente, pero que ya empezó a decepcionarme con La última Legión, una novela bastante insulsa aunque mucho mejor que éste Ejército Perdido.

Recomendable solo para aquellos que busquen en la novela histórica heroínas en las que verse reflejada, vistiendo peplo en vez ropa de Zara. Manfredi aborda aquí la Antigüedad como una excusa colorida para desarrollar tramas romanticoides aderezadas conspiraciones dignas de la C.I.A.

Resumiendo, "El ejército perdido" tiene todos los aspectos negativos de un best seller (sin la parte positiva de la literatura más comercial), y todos los tópicos de la novela histórica menos fiel a la realidad (con descripción detallada de torturas incluída). Se hace tan evidente que se dirige a un sector del público femenino poco exigente que cualquier otro lector no debería encontrar en él más que sinsabores, decepciones, y anacronismos.

Escrita hace 11 años · 0 votos · @Culkas le ha puesto un 3 ·

Comentarios