FRESCURA EN FANTASÍA por Laura

Portada de EL NOMBRE DEL VIENTO

Una de las razones de que me gustara tanto El Nombre del Viento fue que se dignara volver a una historia de fantasía. Me han gustado obras fantásticas que de fantásticas no tienen casi nada, pues más parecen novelas históricas disfrazadas, pero también he comenzado a hartarme de tanta reiteración de "realismo" y de tantos personajes oscuros, oscuros como la noche. Algunas novelas, de hecho, dan la idea de que no existen en el mundo más que sujetos disfuncionales y medio psicópatas, lo que cansa de tanto repetirse.

En El Nombre del Viento volvemos a un personaje real. Un chico listo, y agradable, con una buena ración de buena suerte y otra buena ración de mala suerte, que cuenta su historia con cierto humor y a la vez, la va sesgando con justificaciones. Lo precede una leyenda oscura, que él mismo comienza a desmitificar, y que encierra una historia agridulce, quizá más trágica que feliz, y que aún queda mucho por desarrollar.

Algunos critican la historia por la aparente perfección del personaje. A mí no me molestó en absoluto Kvothe, al contrario, me pareció muy agradable, y bastante inocente en muchas situaciones, como puede serlo un chico de 15 años que se enfrenta a un mundo del que desconoce mucho. Las personas a las que conoce en el camino son seres que puedes encontrar en tu calle, en tu escuela, en tu trabajo, excepto claro está, los seres realmente fantásticos (como los Chandrian, o los seres féericos). Profesores pagados de sí mismos, chicos populares que envidian porque no soportan que se les haga sombra, alternan con un profesor bastante chalado, y otros muy normales, algunos serios y solemnes, otros menos estrictos, chicas bonitas y feas, algunas coquetas, otras formales, y compañeros de toda índole. En su paso por Tarbean, se topa con seres indeseables y también con alguna nobleza, como es de esperarse en una ciudad real, donde no todo es negro y ruin ni todo es hermoso y perfecto.

El lenguaje, muy cuidado, con belleza poética y ritmo fluido. La estructura, interesante, pues intercala de cuando en cuando una narración de tercera persona en medio del relato en primera persona de Kvothe, lo que nos permite tomar distancia de vez en cuando. Deja aún muchas incógnitas, por ser apenas el primer volumen de tres, y lo terminas en un santiamén, no por simple sino por fluido. Lo recomiendo mucho y sólo le pongo el 9 porque aún no sé cómo será la historia completa.
Puntuación: 9

Escrita hace 11 años · 5 puntos con 2 votos · @Laura le ha puesto un 9 ·

Comentarios

@Kvothe hace 10 años

Estoy muy de acuerdo contigo en todo.Sobre todo cuando explicas que te parecio Kvothe y tambien mucho en como explicas como son las personas que conoce Kvothe.Seguro que ya queda poco para seguir disfrutando la saga.