MI DISTOPIA FAVORITA por Tharl

Portada de FAHRENHEIT 451

Este libro no se puede comparar con "1984" ni "El mundo feliz". El motivo por el que se asocia estos tres libros es precisamente porque se complementan: El mundo feliz es mas tecnico, 1984 mas politico, y este, escrito por el poeta de la ciencia ficción, es más literario.
En Farenheit 451 el mundo que te describe Bradbury puede que tenga menos importancia, o este menos trabajado (lo que es más que discutible) pero lo que realmente toma importancia es la tremenda evolucion del protagonista, mejor que la del odioso Bernard Max y sobre todo los dialogos, de los mejores dialogos que he tenido el placer de leer.

Lo mejor: El dialogo del protagonista con el bombero, con el profesor y con la mujer y las amigas.
Lo peor: Las comparaciones.

Escrita hace 11 años · 3.8 puntos con 5 votos · @Tharl le ha puesto un 7 ·

Comentarios

@Hamlet hace 11 años

Completamente de acuerdo Tharl. También es mi distopía favorita, y creo que das en el clavo en muchas de los motivos porque lo es. Además, de las tres, pienso que es la novela que más tiene que decir a nuestra actual sociedad y sus problemas. A mí parecer es claramente la que mejor ha envejecido. La reunión de la mujer de Montag y sus amigas es un anticipo increiblemente fidedigno de en lo que ha degenerado gran parte de la programación televisiva. Si es que sólo le faltan Maria Teresa Campos, Ana Rosa Quintana o la Esteban.

@Tharl hace 11 años

Tienes razón, siempre he dicho eso, aunque no se porque no lo tengo en la reseña.
De las tres novelas esta ha sido la más real, es una autentica profecía del futuro, nuestro presente. El gran hermano no es el estado, somos nosotros mismos y nuestro desinterés.

Es un libro ideal para leer en el tren bajo la luz de las televisiones de los vagones del metro escupiendo publicidad y la campaña política del alcalde de turno. Mientras hay una madre en frente con dos niños, hermanos de la misma edad que no se estan hablando ni peleando sino que esta cada uno sentado a un lado de la madre jugando a la PSP sin decir nada, entre tanto la madre lee el último libro de Dan Brown. Entonces tú levantas tu vista de tu libro profético y te dan ganas de gritarles a todos y preguntarles como la chica pregunta al protagonista si de verdad son felices. Al final y puesto que no te pueden quemar con tu libro el vagón se conformaría con mirarte mal, ignorarte y comentar tu locura o lo friki que eres.

@Hamlet hace 11 años

jaja Si es muy probable que sucediera eso. De hecho lo más aterrador de esta novela, es que el mal no reside en el sistema en sí. Ni en ninguna persona, partido, corporación o lo que sea, en concreto. Si fuera así sería más fácil atacarlo. No, es un mal que domina, envilece y empobrece a los hombres desde si mismos ya que brota de ellos. Es el reino de la banalidad, donde lo anecdótico se convierte en un todo y único. Tan sólo se consumen productos que lejos de emancipar y construir auténticos individuos, construyen una masa cada vez más informe de clientes autocomplacientes. Es una perversión de aquella máxima de Aristoteles que decía "todos los hombres por naturaleza hambrean saber".

@Sueiro hace 9 años

Sin ánimo de recaer en el abismo de la tri comparación Huxley/Orwell/Bradbury debo admitir que comparto tu admiración por Fahrenheit. Solo añadir que el presumible gran Truffaut le hizo un flaco favor al cine con la adaptación de 1966. Una pena.