UN REENCUENTRO LLENO DE NOSTALGIA por Hamlet

Portada de GORKA, EL VIENTO DE ODEI

Recientemente encontré, por casualidad, en las estanterías de una librería, GORKA, EL VIENTO DE ODEI, y con él reencontré unos recuerdos muy queridos de mi infancia y adolescencia, que despertaron mi nostalgia. Para mí, éste, era un cómic nuevo y desconocido no así dos de sus artífices: los hermanos Sergi y Oriol San Julian. Tampoco era para mí nuevo el personaje de GORKA, aunque había sufrido una profunda transformación (de la que se da cuenta en articulos que acompañan al cómic propiamente dicho). Éste era un GORKA distinto, no tan sólo a nivel gráfico, sino a nivel narrativo. De hecho, siendo amigo de infancia y adolescencia de Oriol San Julian, pude ver los inicios del aguerrido GORKA, sus primeros bocetos y su primera aventura, en folios y con escasos medios, que hizó su hermano Sergi, creador del personaje. También seguí sus andanzas en Patxaran y Camaleón ediciones, hasta que desapareció... Pero parece que Gorka ha regresado, con buen pié y sin duda reforzado por el guión de Carlos Portela y los Story Board de Fernando Iglesias. Aunque hace ya mucho tiempo que perdí el contacto con los hermanos San Julian, cosas que tiene la vida desgraciadamente, me alegró del regreso del personaje, de ese ratón cada vez más antropomórfico, que empezó como un heredero de ese Cerebus que a Sergi tanto le gustaba, pero que por lo que veo se está labrando un camino propio y diferenciado... Dejando aparte todo esto, GORKA, EL VIENTO DE ODEI, sin ser una joya, me ha parecido un buen cómic de espada y brujería hecho con empeño, profesionalidad y solidez. El guión y la historia, aunque no muy originales, están bien tejidos, con unos diálogos que responden bien a sus personjes y un sentido del ritmo y la aventura notables. Por otro lado el dibujo también rinde a la altura del guión, sin llegar a ser, como éste, excelente. A destacar en positivo su sentido del movimiento, su puesta en escena (muy cinematográfica e impactante, lo que se agradece en un cómic de éste género) y en negativo su poco detallismo y esmero con los personajes de fondo (apenas esbozados), y el que se note en exceso los lápices en el entintado final. Otro de los aciertos, a mi parecer, la buena labor de Oriol San Julian en los grises del interior, que dotan de profundidad y atmósfera, a unas ilustraciones que no necesitan del color para funcionar a la perfección. En resumen, un cómic que consigue lo que sus autores se habían marcado: ofrecer un buen y entretenido tebeo de fantasía heroica. Espero que el resto de sus objetivos se cumplan y podamos ver más aventuras de GORKA en breve...¡Larga vida a Gorka!

Escrita hace 11 años · 5 puntos con 2 votos · @Hamlet le ha puesto un 7 ·

Comentarios