Interpretaciones diversas por arspr

Portada de FACSÍMIL

Me ha encantado este libro.

Facsímil es un libro experimental, distinto y ya solo por ello merece una inmediata recomendación. Además de que tiene la duración justa para no perder la frescura del juego que propone en ningún momento.

Facsímil es en realidad una colección casi de microrrelatos, (cada una de las preguntas y sus distintos formatos de respuesta), y por supuesto las hay mejores y peores. Y por supuesto no coincidiremos en cuáles son cada una. Y por supuesto, (y esto es algo que en definitiva a mí me queda lejos), su notable carga política y social será más apabullante para un chileno que entenderá mejor sus matices y referencias, empezando por la propia estructura del "examen", pero a la postre es entendible en su generalidad para cualquiera. Y por supuesto, y afortunadamente, no solo de política y sociedad vive el hombre, y la introspección en particular a la relación entre padres e hijos es especialmente interesante como en Poeta Chileno.

Ya, y todo eso hace que el libro sea francamente bueno sumado a lo fácil que escribe Alejandro. Y todo eso ya lo hace recomendable sin más que añadir. Pero al menos para mí no es lo que lo hace excelente. Para mí ese aspecto extra se reserva al juego que te propone y al que me ha encantado entrar a saco.

Y este juego no es más que ese disfraz de examen con múltiples alternativas/respuestas que lo que te proponen en general no es ni más ni menos que alterar la interpretación del "microrrelato" de turno. A veces radicalmente y a veces en matices. Y es verdaderamente sorprendente darte cuenta como a poco que rasques se hace evidente que cualquier suceso vital, por tonto, simple y obvio que aparentemente sea, será distinto según los ojos del que lo observé. Y este libro y su ejercicio de meta-lectura incluido en su propio ADN me ha resultado fascinante por ello. De hecho me ha gustado notablemente más cuando alcanza mayores cotas a este respecto de trastocar los matices de lo leído, (que es en la mayoría de las ocasiones), que cuando esas respuestas son un corolario claro y reincidente sobre la crítica social del "microrrelato" de turno, (por ejemplo con todas las respuestas siendo la misma), aunque entiendo que de todo tiene que haber en él.

Y lo bueno del libro es que tiene en sí mismo todas las tramas para ser releído incluso varias veces, recomenzando el juego propuesto e incluso proponiendo "respuestas" alternativas de tu propia cosecha.

De verdad, a poco que seáis amantes de la lectura creo que es un libro que no os podéis saltar, aunque sea por su condición de rara avis y aunque al final no os gustase nada de nada. Y desde luego, si sois chilenos, ignorarlo rozaría la ignominia.

Escrita hace 23 días · 5 puntos con 1 voto · @arspr le ha puesto un 9 ·

Comentarios