Insolación por Shorby

Portada de INSOLACIÓN

Vuelvo a la Señora Emilia con este clasicazo que pillé a ciegas en su día y ahora no paro de ver reseñado por todos lados.

Escrito a finales del s. XIX, dejamos de lado los ambientes rurales tan típicos de su obra para irnos a la capital, en pleno San Isidro, con un toque especialmente reivindicativo para la época, sobre todo teniendo en cuenta a la protagonista del libro.

Con un comienzo muy prometedor, describiendo esa migraña de nuestra protagonista (una viuda treintañera), tenemos una historia naturalista, diferente a lo que había leído hasta ahora de esta mujer, con mucho humor y diálogos que me han parecido una genialidad, la verdad es que me he reído muchísimo con la parte de la gitana pidiendo, es buenísimo.

Se nos va a la pradera de San Isidro, en plena celebración, de la mano de un gaditano comeorejas que dice estar prendado de ella… y entre vinito y vinito se nos pasa la tarde al sol, con todo lleno de gente (como se sigue poniendo la pradera actualmente).

Es una novelita muy corta, bien escrita, y de donde hay mucha chicha por sacar, insisto: teniendo en cuenta la época en que está escrita y por quién, nada menos. De hecho, creo que es el libro perfecto para adentrarse en su obra.

La única pega que le pongo es el final… que no se me ha hecho demasiado creíble, aunque sí es cierto que suele pasarme cuando leo algo de esta mujer.

Se me ha hecho especialmente interesante, más aún porque yo vivo al lado de donde transcurre todo el mogollón que nos narran, me resultó curioso (datos tontos).

Leed a Doña Emilia, es un verdadero gustazo.

Escrita hace 16 días · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios