Otra vuelta de tuerca por Shorby

Portada de OTRA VUELTA DE TUERCA

Hay algunos libros en los que es difícil adentrarse sin saber nada… y tengo esa capacidad de meterme en una cueva para conseguir no comerme spoilers e ir virgen. Como con este.

No, no sabía nada de esta historia y la verdad es que me lo pasé como una enana leyéndola.

Una historia de fantasmas súper clásica, que leía hoy puede parecer llena de tópicos… pero es que a ver, esta es prácticamente la cuna de dichos tópicos, pues nos vamos a 1898 de cabeza a una novela con una atmósfera que me ha parecido una genialidad.

Tenemos un caserón aislado, unos niños malrolleros a los que su tutor no hace puñetero caso y a la institutriz que le toca comerse el marrón.

El planteamiento es súper interesante (sí es cierto que soy muy fan de la temática de casas embrujadas y del terror gótico), me ha gustado mucho ese comienzo, con el grupo de gente reunido en una casa contando historias de miedo.

Vamos avanzando por la historia, contada de manera súper fluida, que hace que te metas perfectamente en ella; la tensión que se genera está muy bien conseguida, dando al lector qué pensar en cuanto a la institutriz (¿se le ha ido la flapa?), a los críos (dan una grima importante), a las apariciones (geniales), al ama de llaves (me daban ganas de golpearla con el sombrero para que espabilara)… a todo.

Todo muy bien hilado y desembocando en un final que llega como una bofetada, siendo muy efectivo y dejándonos con el culo torcido.

Sí, es una novela sencilla que no trae nada nuevo, pero es súper disfrutable y desde luego merece su fama.

(Y no, no me ha recordado a Los Otros)

Escrita hace 31 días · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios