Bah, del montón... por arspr

Portada de LA FAMILIA

Una pequeña decepción. Con bastante diferencia el peor libro que he leído de Sara Mesa. Y no porque sea malo per sé, sino porque me ha resultado absolutamente insulso lo cual es extraño en la siempre fabulosa ambientación, tan corriente pero a la vez tan extraña, de las novelas de esta autora.

El libro narra la familia opresiva de un pobre hombre con ínfulas, -e incluso con verdadero intento de corazón-, de ser moralmente justo y bueno, incluso superior a, reconozcámoslo, la chusma que en general somos todos y cada uno en nuestra sociedad. Pero todos los extremos son malos, y el suyo, y más dadas sus evidentes limitaciones, acaba siendo un desastre como es obvio desde la primera página. O lo que es peor, ni siquiera un desastre, sino un mero desastrillo que consigue hacer infeliz a todo el que le rodea para a la postre no conseguir nada de su grandilocuente Proyecto de vida (como en la propia novela se lo denomina).

La novela está narrada mediante capítulos casi totalmente independientes en que se van pegando brochazos del caos general en que viven los diversos miembros de la esperpéntica familia.

Ya, pero para mí el problema fundamental con la novela es que esta no avanza. En realidad desde el segundo capítulo, (el primero en realidad, puesto que el primero es casi una mera introducción), ya me han contado toda la novela y esta se desarrolla entre cero y nada a partir de aquí. Aquí había material para un buen cuento pero no para una novela salvo que el autor(a) hubiese sido capaz de sacar, no ya conejos, sino diplodocus y unicornios de la chistera. Y desgraciadamente no es el caso.

Me duele decirlo pero creo que es un libro totalmente prescindible. No es malo, pero tampoco es bueno ni destaca por nada. Seguro que tenéis otras doscientas lecturas más interesantes, aunque sea para reíros de los trompazos absurdos y repetitivos de Mortadelo en cualquiera de sus historietas. Y por supuesto cualquier otro de la propia Sara Mesa. Es el riesgo de la literatura "seria y sesuda" cuando se queda en agua de borrajas, que ni siquiera como lectura de evasión o de metro es suficientemente recomendable.

Escrita hace 2 meses · 0 votos · @arspr le ha puesto un 6 ·

Comentarios

@Tharl hace 2 meses

Me gusta mucho mucho la premisa de esta novela. Puede que a Sara Mesa le haya pasado factura mover el punto de vista de las relacione sentimentales de una mujer a las relaciones familiares de un hombre: un desplazamiento de género y de dimensión, pero no imagino a nadie mejor que ella para hablar de esos hombres grises que hacen de su rutina una guerra moral. Los Tolstois mediocres que a la que nos descuidemos podemos ser cualquiera.