Pan de limón con semillas de amapola por Shorby

Portada de PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA

Tenía muchísimas ganas de leer este libro, desde hace un montón.

Lo ponían como una maravillosa historia de mujeres, de la amistad entre las mismas, de relaciones de hermanas que se reencuentran. Todo ok.

Empieza enganchando una barbaridad, nos presentan a las dos hermanas protagonistas de nuestra historia: Marina, médico, trabaja en una ONG en países tercermundistas; Anna, una pija quiero y no puedo que vive en Mallorca, en la casa familiar, con su marido y gran empresario, un gilipollas, y su hija adolescente.

Vamos saltando de una a otra, en sus vidas completamente diferentes, cada una en una punta del mundo, mientras la historia avanza con la calma… de hecho, es hacia la página 100 que terminan de presentarse los personajes.

Las une de nuevo un entierro y una herencia: y es que reciben un obrador, con molino y todo, de una señora que no saben quién es ni por qué les deja su vida a ellas.

Así, mientras Anna y su marido quieren vender a toda costa para cubrir deudas millonarias, a Marina se le cruza un cable y decide probar a ser panadera. Porque por qué no.

La historia en general me ha gustado, creo que está muy bien contada y me ha encantado la manera de narrar de la autora, pero en ocasiones me ha dado la sensación de que le costaba horrores avanzar, por muncho que saltara de una a otra y se hiciera ameno ese cambio, lo dicho. De hecho, hubo un momento en que dejó de engancharme por completo y avanzaba porque tenía activado el modo cotilla y necesitaba saber por qué les habían dejado en herencia el obrador…

… que, por otro lado, cosas muy pilladas con pinzas, como el tema de la panadería artesanal, de sacarse a diario todos los panes que dice esta mujer, entrando a la hora que entran a trabajar, siendo dos personas y con el tipo de horno que tienen. Ni de coña (trabajo en el gremio y aquí se me hinchó la vena del ojo un poquito).

Algo a destacar, los personajes muy bien trabajados, aunque algunos salgan poquito, pero ostras, prácticamente todos me caen mal y me han resultado insoportables desde el minuto uno.

El resultado es un libro predecible, que para mí ha ido perdiendo fuelle a partir de su primer tercio… creo que puede funcionar muchísimo mejor como serie o película (que la hay) que como novela. Al menos es la sensación que me ha dado a mí.

No puedo decir que la novela tenga paja, pero sí que dejó de interesarme pronto.

La adaptación cinematográfica es de 2021 y la dirige Benito Zambrano.

Escrita hace 18 días · 5 puntos con 1 voto · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios