La siesta de M Andesmas por Shorby

Portada de LA SIESTA DE M. ANDESMAS

Tenía ganas de volver a leer a la autora, así que aproveché que tenía esta novelita por casa y me lancé sin saber de qué iba.

Es una historia súper sencilla, donde un señor que roza los 70 años le compra una casa situada en un pueblito a su hija. Ha quedado con el contratista, que llega tarde, y mientras espera pasa toda la tarde a medias entre que plancha la oreja y se mantiene despierto. Y NO PASA NADA MÁS.

Es un buen retrato a ese síndrome del nido vacío, esa sensación de pesadumbre y melancolía de los padres cuando los hijos nos hacemos mayores y de la noche a la mañana somos adultos sin que ellos se den cuenta.

Es una novelita corta, o un relato largo, como prefiráis llamarlo, que resulta tranquila, lineal y agradecida de leer, aunque quizá se aun poco confuso en ocasiones –aunque no sé si “confuso” es la palabra correcta, no sé expresarlo mejor-.

Sin embargo, sigo sin poder deshacerme en halagos hacia Duras, pues siento que no acaba de cuajar conmigo… aunque sí es cierto que he leído muy poquito de su obra.

De vez en cuando me gustan las historias básicas, que cuentan sucesos cotidianos y no tiene giros ni más pretensiones que entretener. Esta es una de ellas… aunque me ha dejado un poco fría.

Escrita hace un mes · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 6 ·

Comentarios