Othello por Shorby

Portada de OTELO

Tenía muchas ganas de leer este clásico de Shakespeare y puedo decir que voy de cabeza a opiniones impopulares: no me ha gustado nada.

Tenemos una obra que sucede, casi a tiempo real, en dos días y dos noches, sin saltos en la trama ni historias cruzadas, como suele suceder en otras historias del autor.

Por un lado está Othello, el Moro de Venecia, el protagonista que da nombre al libro… pero sin embargo el verdadero protagonista, para mí, ha sido Iago (o Yago), el villano perfecto y realmente carismático que le aporta toda la chicha a este puchero.

También está Desdémona, otro de los personajes de gran importancia, que por supuesto da mucho que hablar. Para bien y para mal.

Siendo consciente de que es una de las tragedias más alabadas del autor, pues está totalmente unificada y es de las que más críticas positivas tiene, a mí me ha dado uno de los personajes más tontos de la literatura: Othello, hola.

Donde se supone que tenemos un hombre poderoso, un personaje potente con carácter afable y personalidad arrolladora, yo me he encontrado a un señor con la personalidad de un lacasito y súper fácil de ningunear, dándonos escenas tan absolutamente absurdas como la del pañuelo, que de verdad me sacó de mis casillas.

Eso sí, se lee perfectamente en una tarde o dos, si no os animáis con él del tirón, y se sigue muy bien. Algo positivo tenía que tener.

Esta vez no lo recomiendo, estaba deseando acabarlo.

Mi primer chasco con Shakespeare, me duele en el corazoncito.

Escrita hace un mes · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 4 ·

Comentarios