Pues al final la sinopsis tenía razón por arspr

Portada de THE RAVEN TOWER

De verdad que no entiendo a los redactores de sinopsis que en teoría deben resumir y sobre todo promocionar el libro. Porque, leyéndola, ¿le veis algo especial, diferencial, mínimamente innovador, respecto a doscientos mil otros libros de fantasía con mundo/reino/universo en peligro y salvador más o menos inesperado con secreto o revelación igual de inesperado? Vamos que lo único promocional es al final la recurrente frase de "el nuevo éxito del escritor de turno ya conocido por obras anteriores", (sea o no sea merecido), que yo, que di de alta el libro en SdL, ni me molesté en copiar a dicha sinopsis.

Bien, ya os informo yo que lo que me ha llevado a leer el libro no es exactamente que sea lo nuevo de Ann Leckie sino que, si buceáis un poco por cualquier lado, (que no sea la sinopsis), encontraréis que lo trascendente del libro, lo original, su eventual valor añadido sobre la media, es el fascinante concepto central (a priori) de un mundo habitado por dioses que hacen sus cosas de dioses respecto a nosotros los humanos ofreciendo protección, o todo lo contrario: masacrando al enemigo, o lo que sea, y con su poder alimentándose de las ofrendas, del seguimiento de los acólitos, pero con un giro de tuerca importante añadido: los dioses están obligados a decir siempre la verdad. Es más, es que su palabra es LA VERDAD, y si dicen algo que no es exacto deben gastar su poder para modificar el mundo hasta que eso se vuelva verdad. Y como tal si dicen algo que directamente es imposible o supera con mucho su poder morirán en el intento sobrevenido de hacerlo realidad. (Sí aquí los dioses pueden morir tan ricamente). Y claro si el dios que sea declama "Zutanito de los grandes rayos ha muerto" solo hay dos opciones posibles subsiguientes: o muere Zutanito (y la afirmación se cumple) o muere él al agotarse todas sus energías intentando hacer verdad esa frase.

¿Ahora es más interesante el libro, verdad?

Ya, pues va a ser que al final no. Sí, hay ciertas pinceladas por aquí y por allí que desarrollan esa interesante premisa o incluso derivadas adicionales al respecto, (por ejemplo, los dioses son seres previos a la humanidad y el lenguaje nos lo deben a nosotros, entonces ¿por qué esa vinculación en ellos y no en nosotros?, o los propios dioses teniendo mucho mucho cuidado con lo que dicen con constantes muletillas del tipo "he oído que", "pues creo que" que agüen en todo caso la pólvora innata de su voz), pero al final hay muy pero que muy poca chica de verdad al respecto. Me quedo con la impresión de que a la autora se le quedó grande la idea primigenia y el libro acaba siendo uno cualquiera más.

Por lo que sí, aunque sea por razones totalmente equivocadas, resulta que al final la sinopsis era perfecta en no llamar demasiado la atención. Le he votado con un 6 incluso forzándome un pelo al alza. Empiezo a estar mayor para este tipo de literatura…

Escrita hace 2 meses · 0 votos · @arspr le ha puesto un 6 ·

Comentarios