Historia para dummies por arspr

Portada de DISPARA, YO YA ESTOY MUERTO

A ver cómo escribo esta reseña sin parecer un pedante, un sabelotodo y un imbécil integral en definitiva...

Este es un librito (bueno librote) sencillo, muy sencillo, de corte best seller que no disimula en ningún momento dicha sencillez. Se trata de pegar un pequeño barniz de historia en la gestación del conflicto árabe-israelí usando el desarrollo coral de dos familias: una judía y otra musulmana convivientes en un terruño en Palestina. Vale, y para ello pues nos cuentan las aventuras, y sobre todo desventuras, de un montón de personajes pero fundamentalmente del eje padre-hijo judío Samuel-Ezequiel y padre-hijo-nieto musulmán Ahmed-Mohamed-Wädi.

Y sí hay que reconocer que las páginas pasan unas detrás de otras con fluidez y quizá, (vamos el "quizá" es beneficio a la duda y cortesía), con un punto de culebrón, de Falcon Crest, sin meterse en muchos berenjenales, mientras asistimos al asentamiento en el entonces imperio otomano de esos judíos rusos (y de otros lugares) apaleados como siempre en la historia.

Por tanto tampoco se le debería pedir más al libro, ¿no?

O sí...

Ese ha sido el problema para mí. El libro es correcto, sí, pero poco más. Sí, se lee rápido pero gran parte de esa rapidez es por su nula distinción en la prosa, hay mil libros iguales. Sí hay mil personajes y, desgraciadamente, todos son indistinguibles: no he conseguido humanizar, empatizar, individualizar a ninguno; salvo porque su nombre es distinto soy incapaz de recordar a Ahmed sobre Samuel o sobre Igor o sobre Konstantin o... Ya decía corte un poco culebrón. Sí, pasan mil cosas, (hasta un Holocausto), y mi nivel de emoción se ha mantenido imperturbable en el ni fu, ni fa, sino todo lo contrario. Etc. etc.

Total que entiendo que es un libro mass media que mucha gente recomendará y disfrutará mucho, pero otros muchos (o quizás menos) lo encontrarán (como yo lo he encontrado) bastante plano. Y eso suponiendo y asumiendo que, para evitar males mayores, cierras los ojos (o el cerebro) en algunos momentos como en los clichés iniciales o en el "sorprendente" giro de tuerca final que sí que sí que sí es de culebrón venezolano (o mejor turco, como ahora están de moda) elevado al cubo... Libro a la postre intrascendente.

Escrita hace 2 meses · 5 puntos con 3 votos · @arspr le ha puesto un 6 ·

Comentarios

@Tharl hace 2 meses

No tienes que disculparse por los más que justos reproches que haces al libro, arspr. Son 912 páginas y te las has leído enteras, ¡qué mas quieren!

Yo me leí hace años 'La sabana blanca' y 'La biblia de barro', que cuando la novela histórica-conspirativa de Dan Brown estaba de moda fueron las que hicieron famosa a Navarro. Y opino como tú. Soy incapaz de distinguirlas entre sí o con otras del estilo. Lo único que recuerdo de ellas es la premisa. ¡Para ello me bastaba leer la contraportada!