Pues no le he visto la gracia por arspr

Portada de EL QUIMÉRICO INQUILINO

Con verano ajetreado por en medio, la verdad es que he tardado en leerme este libro y lo he hecho en dos tandas bastante separadas en el tiempo. Evidentemente puede que eso haya influido en mi poco disfrute de él, pero no creo sinceramente que haya influido mucho.

Mi problema principal con el libro es quizás de expectativas. Cuando uno lee un libro de ¿terror? en que a un pobre diablo le empiezan a ocurrir cosas raro-rarísimas con su particular casa y vecindario, la verdad es que yo me espero en cierta forma un libro sobre descenso a la locura y que es ese descenso es lo que se traslada en más o menos parte a la trama aparentemente infernal que está ocurriendo (sin ocurrir en realidad, o totalmente en realidad). Un poco como en mi reciente "La afirmación" sin ir más lejos.

Pero sinceramente aquí eso no ocurre, en ningún momento he tenido la sensación de "vamos a ver qué está pasando realmente aquí". O más bien la he tenido y me he quedado con las ganas. Porque sí, porque no había gato encerrado o si lo había era muy pero que muy escuchimizado. De repente, cuando parece que ya vamos a saber qué pasa exactamente, (tras la enfermedad y comienzo de acoso en serio), resulta que lo que pasaba era simplemente lo narrado en primer plano con muy muy poquita ambigüedad para otras posibles (y más interesantes) interpretaciones.

Y, aunque no soy gran lector del género, tampoco me parece que el libro asuste, inquiete, horrorice, asquee, lo que sea. Con lo cual tampoco lo puedo recomendar para pasar un buen mal rato. (No sé, mi no tan reciente "La dama número trece" de José Carlos Somoza tiene un buen puñado de imágenes y situaciones mucho más "aterradoras" que cualquiera de las que se narren aquí).

Y, sin poder juzgar el original francés, tampoco me parece un libro de prosa deslumbrante.

Luego no acabo de comprender muy mucho la, en general, buena crítica que tiene. Me ha parecido muy pero que muy normalucho.

Escrita hace 4 meses · 0 votos · @arspr le ha puesto un 5 ·

Comentarios