LA INQUIETANTE GRANDEZA DE LO COTIDIANO por Kementari

Portada de LOS BUSCADORES DE CONCHAS

Muy pocos de nosotros tendremos una vida épica plagada de aventuras que cantarán los bardos; pero todos pasaremos por algunas cosas antes o después y en la forma de vivirlas mostraremos el carácter y el temple. Cómo recoger los añicos de corazón y seguir viviendo sin una queja tras la muerte del amor de tu vida; cómo superar que muera tu madre de repente, joven y sin razón alguna. Dejar todo atrás, cambiar de trabajo y de vida, enfermar, envejecer, morir tú mismo. Criar hijos que son tus bebés y se convierten en adultos desconocidos. Cada personaje de esta novela tiene detrás una historia, común y corriente, pero por ello enorme e irrepetible. Podría ser yo, tú... y también está la forma en que los objetos nos sobreviven: Penélope siempre niña en el cuadro, sus vestidos colgados en el armario.

Escrita hace 11 años · 0 votos · @Kementari le ha puesto un 8 ·

Comentarios