Cuatro esquinitas tiene mi cama por Shorby

Portada de CUATRO ESQUINITAS TIENE MI CAMA

Me apetecía leer algo ligero, una historia sencilla, así que fui a por este libro que tenía pendiente desde hace una barbaridad.

Creo que en todas las opiniones que he leído sobre esta historia, hablaban de lo divertida que era… No sé qué me pasa últimamente con mis elecciones, pero no doy una. Me explico.

La idea que nos plantea es la siguiente: nuestra protagonista, una florista de cementerio, recibe la “visita” de un ángel, el mensaje que le trae no es otro que su vida se va a desmoronar en unos días y que debe acompañarle de viaje a sus vidas pasadas si quiere que eso no suceda. La primera de ellas, nada menos, se remonta a cuando esta señora fue Cleopatra…

Vale, a ver, sí tengo que decir que soy bastante peculiar (ya lo he comentado otras veces por aquí) en cuanto al humor y a determinadas historias, por la razón que sea no suelo concordar con la mayoría. Aparte de esto, los que pasen por aquí sabrán que soy muy fan de la fantasía y ciencia-ficción, con todo lo que eso conlleva.

La historia es que, por muy fantasía que sea, necesito creerme la historia, la ambientación y los personajes, independientemente de que sea profunda o sea más sencilla… y es que aquí no me he creído nada, luego, ya de entrada no es para mí.

Sí es cierto que es una novela súper entretenida, que te la bebes porque todo va ocurriendo de manera súper fluida y los personajes están bastante bien definidos, pero en general me ha dejado fría por lo comentado antes, no me ha resultado nada creíble (insisto, que sí, que es fantasía y todo lo que queráis, pero lo dicho) y de hecho me ha recordado mucho a las típicas pelis de sobremesa de esta época. Que no tienen nada de malo (es más, me las veo xD), pero ya sabemos lo que nos vamos a encontrar.

Sí lo recomiendo si buscáis una lectura afable para despejaros o incluso para esos casos de “parón lector” en que no nos podemos concentrar… pero poco más.

Escrita hace 8 meses · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 4 ·

Comentarios