Frío por Shorby

Portada de FRÍO

Tenía muchas ganas de leer este libro, aunque me daba miedo que por tratar el tema de la anorexia tirara mucho de tópicos… y en absoluto. Me llevé una muy buena sorpresa.

Nuestra protagonista es Lia, que pasa su día a día contando calorías y buscándose medios para que el resto no note su casi constante pérdida de peso; ojo, que se encuentra en una situación en la que ha sido y está siendo tratada, es decir, no es la típica historia en la que vemos cómo la protagonista se adentra en la boca del lobo: ya está ahí.

Su amiga Cassie, con quien pactó ser la más delgada, finalmente ha fallecido… y se le aparece en sueños para repetirle que quiere llevarse a Lia con ella. Todo buen rollo.

Si Lia se mantiene medianamente (y estoy siendo muy benévola) en sus cabales en cuanto al tema del peso, es por su hermana pequeña, a la que adora, pero a veces se nubla y evidentemente, pincha.

La verdad es que, como he dicho al principio, me apetecía un montón leer este libro, pero si no lo he hecho antes ha sido porque pudiera tratarse la enfermedad desde una perspectiva errónea y suavizada. Y nada más lejos.

No vemos la típica escena de la chica que vomita, se pesa siete veces por hora y discute hasta la saciedad para que los que la rodean vean lo equivocados que están, sino que se adentra también en la parte psicológica, en cómo se debate ella entre el “sé que estoy enferma, tengo que salir por mí y por mi familia” y el “tengo que llegar a mi meta de X peso como sea”, pasando incluso por la autolesión. Y resulta muy abrumador.

Tengo que decir que he vivido el tema muy de cerca, en dos ocasiones, y es una historia en general es bastante realista, coincidiendo mucho en acciones y pensamientos, a la par que sensaciones… incluso en el comportamiento de la gente de alrededor.

Es una novela súper interesante y recomendable, aunque evidentemente trata uno de esos temas de los que la gente directamente huye; pero tengo que decir que es una de las más realistas que he leído sobre anorexia/bulimia (no sopoooorrrrto “Las chicas de alambre”, que lo petó cuando estaba en el colegio y de hecho nos lo hicieron leer para debatirlo en clase).

Por mi parte, ahí lo dejo. Dadle un tiento.

Escrita hace 10 meses · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios