INOCENTE, NO INFANTIL por Minaith

Portada de SHIN-CHAN

El dibujo es muy simple y las tramas son sencillas. Hay momentos de malicia y de ternura; en general es un manga entrañable con escenas caseras e historias muy cortas (tres o cuatro páginas) que a veces te arrancan carcajadas con pequeñas tonterías. Y ofrece una perspectiva de la sociedad japonesa. Es algo así como "Los Simpson" y EEUU.

Escrita hace 11 años · 0 votos · @Minaith le ha puesto un 8 ·

Comentarios