En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

TAN POCA VIDA

Autor: HANYA YANAGIHARA
ISBN: 9788426403278
Género: Narrativa
Editorial:LUMEN
Edición: 2016
Número de páginas: 1008


Ficha creada por Mayte

SENSACIONES ENCONTRADAS
0 con 0 votos

Bueno un libro un poco montaña rusa en cuanto a mi valoración y apreciación del mismo, que posiblemente tiene un puntito más en la nota porque ha acabado en ascendente. Y es un poco pena porque al principio pensaba que le iba a votar con un quince por lo menos.

Hace tiempo que no me pasaba el leer un libro por el mero placer de leer. Por el embrujo de sus frases meciéndote y sin que haya artificios ni prosa recargada o excesivamente culta sino simplemente la justa, la correcta para atraparte de continuo. Es como me ha pasado con los libros de Javier Marías, que me quedo embobado en sus labios, (lo decía en una reseña), aunque me esté contando su lista de la compra del jueves o el resultado del IRPF. Y con el añadido adicional de que aquí no hay el tufillo de pedantería y egolatría que tiende a haber en dicho autor. Ya digo, comencé la lectura y pensé que era de quince. (Ojo a este respecto que he leído la novela en inglés, y desde luego la traducción del título "A little life" no es ya desde luego demasiado prometedora...).

Además el libro consigue clavar esas pequeñas autodestrucciones, miedos, traiciones, comportamientos sin sentido que todos tenemos y que, a poco se alineen dos o tres juntos, sirven para arruinar o para envenenar nuestras relaciones con nuestros seres queridos de forma totalmente absurda, (para un espectador aséptico externo), pero inevitable (para nosotros que estamos metidos en el lío, que de hecho ni siquiera merece calificarse de lío). Aunque también, en general, todos nos conseguimos sobreponer y superarlos como también se narra en la novela. Quien bien te quiere te hará sufrir dice el dicho... (y por verdaderas imbecilidades además, añade este libro).

Y en su planteamiento inicial, siguiendo la vida de cuatro amigos sin más desde el colegio mayor hasta no se sabe bien cuándo, con sus correspondientes tramos de introducción de uno a otro, pues francamente me ha recordado al grandioso Stoner que no tiene nada especial y lo tiene todo.

Vale, hasta aquí el primer subidón de la montaña rusa. Pero poco a poco empiezan las zonas grises, los desencantos. Y en este caso es que como en realidad se intuye desde el principio, de libro centrado en cuatro amigos bastante poco. Más bien en uno con traumas infantiles, (más que justificados), y tres de relleno. Y es una pena porque se pierde muchísima potencia en ese cambio de enfoque. Personalmente me he quedado huérfano especialmente de JB y Malcolm.

Y luego está la vena melodramática exagerada. A lo mejor me gano algún capón por lo que digo a continuación, pero el libro tiene en primer lugar un sesgo demasiado femenino. No sé, no es tanto que gran parte de los personajes sean homosexuales, (que también, demasiados, de verdad, demasiados), sino que, en el tono general, como hombre, no me veo reflejado en el comportamiento y sentimientos de esos personajes. Y no es que sientan demasiado, sino que me parece que sienten "diferente", que casi casi son mujeres travestidas. Esto en sí mismo no es malo, simplemente dibuja personajes "raros", (casi asexuados en su mezcla por mucho sexo que tengan), pero si los llevas de la mano con la exquisitez con la que lo estás haciendo, pues adelante y perfecto. Pero el problema de verdad comienza cuando ligas dicha sensibilidad "rara" con un planteamiento absolutamente extremo y demencial en el abuso que sufre el personaje central, junto a luego iguales coincidencias igual de extremas pero de buena suerte como contrapunto. Es tanto, tanto, tanto, que es de culebrón. Tanto para lo bueno como para lo malo a Jude le ha tocado la lotería ocho veces. Es el claro ejemplo de que no siempre añadir y añadir y añadir suma, sino que puede llegar a restar. Con mucho menos, más comedido y realista, ya habría sido suficiente para pintar el infierno que pretendías.

Además es que el melodrama permea a la estructura. Con los manidos "cliffhangers" finalizando cada capítulo con un hecho "potente" a resolver en siguientes entregas, (casi casi es que se podía escuchar el ta-ta-ta-chán de la banda sonora a juego). Con el manido "ya verás lo que pasa más adelante que esto que te he contado hasta ahora no es nada" en diversas formas una y otra vez. Con el manido soltar píldora a píldora el "misterio" tras Jude cuando es casi casi regodearse en la miseria y cuando a mí realmente lo que me interesa es lo traumatizado que está y cómo esto le impide vivir normalmente, no el detalle exacto de sus abusos, (es más creo que el libro hubiese quedado mucho más interesante con una mera insinuación de los mismos, no para ocultarlos, sino porque NO son interesantes, lo interesante es el daño que ha quedado en la persona). E igualmente con unas relaciones harto extrañas. Insisto quizá es la "feminización" excesiva de todos los personajes pero soy incapaz de comprender por qué al final Jude es ¿homosexual?, (no tengo palabra para describirle), pero mucho menos para entender a Willem. Es lo que digo, todo es demasiado exagerado, y acaba restando en vez de sumando. E incluso teniendo ciertas incoherencias argumentales como por ejemplo esa minusvalía de Jude, que de repente va en silla de ruedas y no puede andar, (y le causa gravísimos problemas porque de nuevo vuelve el malo-malísimo Caleb, príncipe de las tinieblas tenebrosas), pero luego sí, o cierta manía de Jude que sinceramente no sé cómo es ni medianamente sobrevivible desde un punto de vista estrictamente médico con la frecuencia e intensidad que se nos indica que lo hace...

Y de hecho al final, al menos para mí, el libro funciona mejor cuando es menos extremo y más "normal": en la indicada introducción de los personajes, en los cortos tramos centrados en otros personajes que no son Jude, en el tramo cuando se ha dejado claro pero sin describirlo (todavía) qué le ha pasado a Jude, cuando se narra el duelo (sin estridencias pero durísimo) del propio Jude y como se no-relaciona con sus allegados precisamente por ello, o simplemente en el mucho más simple final centrado en otro personaje que me ha hecho acabar la novela al alza.

Eso sí para bien o para mal, la autora se ha ganado con nota que me lea en corto plazo "La gente de los árboles".

Escrito por arspr hace un mes, Su votacion: 8

Debes estar logueado para escribir un comentario