En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL VERDADERO FINAL DE LA BELLA DURMIENTE

Autor: ANA MARÍA MATUTE
ISBN: 9788426413635
Género: Fantástica
Editorial:LUMEN
Edición: 2003

Etiquetas: juvenil

EL VERDADERO FINAL DE LA BELLA DURMIENTE
4.5 con 2 votos

Debo decir que es lo segundo que leído nada de Ana Mª Matute hasta ahora, era un autora que aunque me habían recomendado muchísimo me daba cierta pereza tras “La torre del vigía”.
Pero el título me hizo ojitos.

Todos conocemos el cuento de la Bella Durmiente –que por cierto, aquí se llama así mismo: Bella Durmiente-, o al menos eso espero. Bien, pongo en situación: tenemos una bruja/hada mala de la muerte, como no la invitan al bautizo de la princesa, la maldice… ojito cuando te hagas mayor niña, que te pincharás con el huso de una rueca (que sale por arte de magia de alguna parte) y morirás… o sólo caerás en un profundo sueño durante años y años hasta que, por supuesto, un príncipe mononeuronal pero monísimo te despierte con un beso. A mí siempre me ha encantado Maléfica, qué queréis que os diga.
En fin, que la historia nos cuenta qué pasa después de ser despertada por el Príncipe Azul, que no es poco, porque se mete en un berenjenal curioso.

El chico se la lleva a su reino tras casarse, por lo que emprenden un viaje larguísimo –de verdad, larguísimo-, acompañados por una barbaridad de criados, soldados, etc… que van desapareciendo a lo largo del mismo. Y es que el Príncipe se lleva a esta pobre chica a donde Cristo perdió la chancla, que no es más que un sitio recóndito, un reino oscuro rodeado por absolutamente nada. Pero al menos estarán en compañía de la Reina, y ojito con la suegra, que es otra joya.

Por supuesto, la Bella Durmiente ya viene con niños y todo del viaje (os dije que era muy largo)… y en pleno apogeo de su felicidad, de irse conociendo el Príncipe y ella –porque claro, se besan, se casan y adiós muy buenas, despídete de tus padres que nos vamos a mi castillo a tierras lejanas-, su felicidad se ve truncada porque él se tiene que ir en busca del Rey, que se fue a declarar la guerra a otro señor y nunca más se supo.
Así que aunque él no tiene ni idea de armas, enfrentamientos, ni de nada de nada, pues se va (lo que decía antes)… y la Bella Durmiente se queda con sus hijos y su suegra en el castillo. Y por supuesto, no sabe lo que le viene encima.

La verdad es que aunque es un cuento que ya había leído –y sigo sin recordar dónde-, me ha gustado, me gustan este tipo de historias de corte clásico, con la princesa pava, la maldición de turno, e incluso ogro y todo. De hecho está narrado muy en ese estilo y es algo que me ha resultado muy ameno a la hora de leer el libro.

Una historia para leer en una tarde, entretenida, que nos deja ese regustillo añejo y nos hace volver a la infancia por un ratito.

Escrito por Shorby hace un mes, Su votacion: 6

Debes estar logueado para escribir un comentario