UNA CHICA CUALQUIERA por Shorby

Portada de UNA CHICA CUALQUIERA

Estamos en el Nueva York de los años treinta y cuarenta, pues la novela abarca toda esta época y va pasando de una a otra mediante flashbacks, formados todos con recuerdos inolvidables que marcan irremediablemente la vida y carácter de la voz que nos cuenta todo, hilando bastante bien la historia. Nuestra protagonista es Janice, que desde ya digo que me pareció una gilipollas profunda sólo con leer el principio del libro.
Ella no es especialmente mona de cara, pero sabe que sí resulta atractiva… de hecho se empeña en hacerlo a la perfección e incluso practica. Además está a favor de las causas justas e idolatra irremediablemente a los intelectuales, por lo que decide casarse con Sam por ser un hombre comprometido fielmente con sus ideologías y con la izquierda radical. Sin embargo, aún alistándose en el ejército, ella deja de admirarle y decide separarse, pues no se siente valorada.
Y conoce a Charles Buckman… que es precisamente como empieza el libro.

Así, vamos siendo partícipes de los sentimientos de esta mujer e intentamos comprenderla tal cual nos la pinta Miller, con indudable carácter y no siempre saber estar, pero desde luego, de armas tomar. No es la típica protagonista de la época.

Tenemos de nuevo una historia cotidiana, que perfectamente pudo pasar, pues en general resulta bastante realista. Breve, sencilla y amena, pero a la vez llena de contenido, escrita de manera que no abundan las florituras ni largas explicaciones sobre absolutamente nada, como suelen ser las historias del autor. Clara y directa.

Si no habéis leído nada de Arthur Miller, os animo, por ejemplo con este.

Escrita hace 2 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 5 ·

Comentarios