RÉQUIEM POR UN CAMPESINO ESPAÑOL por Shorby

Portada de RÉQUIEM POR UN CAMPESINO ESPAÑOL

Sender nos narra por boca de un sacerdote un episodio de la guerra civil que transcurre en un pueblecito aragonés. La historia da comienzo en una misa, más bien a la espera de que se celebre la misma, por un joven fallecido –Paco- de manera injusta y al que Mosén Millán había querido desde recién nacido… y es que nos cuenta toda la vida del muchacho desde que éste vio la luz, pasando por niñez y adolescencia, hasta llegar a donde se encuentran ahora.

El libro es tan sencillo como abrumador, los hechos son claramente realistas e incluso más de uno podemos haber oído experiencias similares por boca de nuestros abuelos.
Tenemos ambos bandos: los que se consideraban revolucionarios, que defendían sus derechos feudales, y los que quieren arrebatárselos a base de violencia y generar miedo a las gentes en contra.
Paco era muy querido en el pueblo, desde pequeño, de carácter afable y noble, cuya vida nos va contando Millán entre parón y parón para esperar a los asistentes de la misa mencionada arriba. Nos deja episodios y escenas con él de pequeño, que lo seguía a sol y a sombra, plagada la narración de ternura, nostalgia y reflexiones… Pero también tenemos remordimiento e hipocresía a raudales, lo que hace al lector removerse en el sillón (al menos en mi caso) e incluso llegar a mosquearse un poco.

Si bien Paco y Mosén Millán son los protagonistas de la obra (de hecho, inicialmente llevaba como título el nombre del segundo), hay otros personajes que se pasean por la historia y que, aunque no nos los describen al dedillo, podemos saber exactamente cómo son y de qué pie cogean; personalmente me gusta mucho la Jerónima.

Aún siendo un dramón, creo que es uno de esos libros que todo el mundo debe leer, ya que son sucesos que –aunque ficticios en este caso- podrían haber sido perfectamente reales, pues nos dejan una dura crítica del papel que jugó sobretodo la Iglesia durante la posguerra… viendo también de qué pie cojeaba el autor.

Lo leí de una sentada y lo disfruté muchísimo, aún con el sabor amargo que deja tras terminarlo, así que por supuesto, queda recomendado.


Además, hay adaptación cinematográfica de 1985, con Antonio Banderas, Antonio Ferrandis, Fernán Gómez y Terele Pávez, que me encanta.

Escrita hace 3 años · 2.5 puntos con 2 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios

@Lorizar hace 3 años

Buena reseña Shorby, estoy de acuerdo con lo que dices. A mi también me gustó pero quizás esperaba más.

@Shorby hace 3 años

Muchas gracias!
Yo fui a ciegas con él, sólo conocía nombre y autor pero no sabía nada del argumento, así que no esperaba nada concreto =)