IMPRESIONANTE por Lorizar

Portada de A SANGRE Y FUEGO

Hay libros que para poder entenderlos mejor, y por lo tanto hacer una crítica lo más acertada posible, requieren conocer quién era el autor y en que época y contexto escribió el libro. Sucintamente diré que Manuel Chaves Nogales era un escritor y periodista sevillano que como él mismo se identifica, era políticamente liberal, antifascista y antirrevolucionario. Había viajado por Europa y conocía el fascismo italiano y el comunismo ruso. De ambos hablaba mal a partes iguales. Declarado republicano, dirigió el diario Ahora de 1931 a 1937, afín a las teorías de Manuel Azaña a quien profesaba admiración. A finales de 1936 principios de 1937, cuando el gobierno abandona Madrid para trasladarse a Valencia, él decide exiliarse a Francia harto de ver los desmanes que cometen ambos bandos. Es en 1937, en Francia, donde escribe A sangre y fuego. Sus palabras impresas en el prólogo son suficientemente elocuentes “El resultado final de esta lucha no me preocupa demasiado. No me interesa gran cosa saber que el futuro dictador de España va a salir de un lado u otro de las trincheras”.
El libro lo componen 9 relatos a cual más impresionante. Según el escritor, los relatos son reales y únicamente ha modificado el nombre de los lugares y personajes. Sobre la Guerra Civil se han escrito muchos libros. Personalmente he leído unos cuantos, pero éste quizás es el más escalofriante si nos creemos que los hechos son reales.
A lo largo de sus más de 250 páginas encontraremos relatos donde los desalmados son de uno y otro bando. No barre para ningún lado. Por eso mismo la credibilidad del autor parece manifiesta. Este hecho no sucede en la mayoría de los escritores, que en función de su afinidad política hacen mártires y héroes al bando que les interesa. Esa imparcialidad y haberla escrito en 1937, cuando todavía no se conocía el vencedor, le dan categoría de libro imprescindible para poder entender que es lo que pasó en aquella España tan convulsa y desgarrada.

Escrita hace 4 años · 5 puntos con 2 votos · @Lorizar le ha puesto un 9 ·

Comentarios

@arspr hace 4 años

Oye pues me ha picado la curiosidad. Lo apunto en la lista de futuribles.

Esa frase inicial es francamente demoledora.

@arspr hace 3 años

Ufff. Pues al final yo soy bastante más escéptico con el libro.

No sé. Salvando las distancias (o no) me ha parecido bastante similar en impresiones a La Acusación de Bandi de reciente lectura. Un libro correcto con más valor por sus circunstancias especiales (unicidad en ambos casos en un contexto de locos) que por sí mismo.

En este caso todos los personajes e historias me han parecido dogmáticos, arquetípicos antes que la narración de seres de carne y hueso. Demasiado "honor" y "deshonor" cuando la realidad es (afortunadamente) bastante menos heróica pero mucho más humana...

No sé, incluso los ramalazos de humanidad de ciertos personajes, (el miliciano que solo quiere dormir, la pobre sirvienta que llora), me han resultado un pelo forzados.

Pero, bueno, no me arrepiento lo más mínimo de su lectura.

@Lorizar hace 3 años

Pues no se si estoy muy de acuerdo contigo en algunas cosas. Yo soy de los que creen que la realidad supera a la ficción. Supongo que cuando dices "la realidad es menos heroica y mucho más humana", quieres decir que no le das verosimilitud a los hechos "reales" contados por el autor. Ahí yo no puedo decir nada, o se creen o no.

Como ya dije anteriormente este libro tiene un plus sobre los muchos que se han escrito y que se seguirán escribiendo de la guerra civil. En primer lugar su imparcialidad, y en segundo el momento que fue escrito y editado Francia 1937 (en España no se llegó a editar hasta 1993).